Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SA. B 4 D 0 10 DE JUNIO DE i9o5. PAG. 6 el caballo es de una pauta muy distinta. Quedamos, pues, en que el caballo tiene alma, y alma imperecedera, por la que se celebran sufragios religiosos. Y quedamos en que... japones es tnmot tal. (Sea persona o animal. me divorcio de tí. No cuentes en aaeiante más conmigo; pero te agradecería me enviases un pariente tuyo, en condiciones, para casarme con é CARLOS LUIS DF C U E N C A EL PRINCIPE LEOPOLDO DE HOHENZOLLbRIN S 1 GMAR 1 NGEN, FALLECIDO EL 8 DEL ACTUAL lencio, erguidos y majestuosos; dentro de ellos van la exquisita, la bella la sin par marquesa de Arguelles, la duquesa de Najera, la princesa Pío de Saboya. Ya muy Jejos suena, apagado por la distancia, el ruido acompasado y monótono de los coches a! rodar. N p s t o s japoneses! Yo no sé todavía cómo se dirá en japones record; pero dígase como se diga, el caso es que lo baten. Y como dice mi amigo Chirigótez, lo baten cuando se baten y cuando no se baten. Porque no les bastan á los nipones sus triunfos militares en lo que antes llamábamos el Extremo Oriente, y que hoy pudiéramos llamar la Extrema pateadura, sino que cada día nos descubren un nuevo progreso. Concejal hay que piensa proponer que la plaza del Progreso se llame plaza del Sol naciente, ó del Sol que más calienta, en último caso. Ahora nos salen los nipones con una revolución en la metafísica y hasta en la liturgia. Acaban de celebrar sufragios por los caballos muertos en la guerra. Hace diez años se gastaron 40.000 duros oro en un monumento á ios corceles muertos en la guerra de China; pero ahora resulta la cosa más monumental todavía, pues ha habido en Migayi unos funerales con ofrendas de trigo y avena ante el altar, y sermón, predicado por un general... de caballería, naturalmente. Nosotros los atrasados europeos, puestos á pensar en la inmortalidad de los animales, no habíamos pensado nunca en la inmortalidad del cangrejo. La del caballo acusa un progreso indiscutible. Porque mientras el cangrejo, según el couplet famoso, será siempre la pauta del partido reacciona! 10. Siempre p atrás, tú lo verás, etc. I a separación de Suecia y Noruega es inminente, con gran sentimiento mío. Primero, porque ya tema el oído acostumbrado á este doble nombre, y me contraria la innovación; y segundo, porque todo lo que regocijan las bodas, me entristecen las separaciones. La única que me haría una chispa de gracia sería la de los Estados Unidos. Sobre que á mi, como á todo el mundo, me suenan muy bien estas agrupaciones de nombres: ¡La compañía Guerrero- Mendoza! ¡La pareja Loreto- Chicote! ¡Perrín y Palacios! ¡Juana y Manuela... ¡Pero que le vamos á hacer! El Parlamento de Noruega está empeñado en acordar tener cónsules, y el rey de Suecia obstinado en no hacer caso del acuerdo; y ajnque me parece lógico y patriótico inclusive que el rey de Suecia se haga el sueco, no dejo de comprender que á Noruega, la patr a del alquitrán y de Ibsen, le pida el cuerpo su miajita de independencia. En lo sucesivo, nuestro modismo sufrirá una modificación, y se dirá: No se haga usted el sueco, porque me haré yo el noruego. Lo que sí tiene salero es que los que declaran cesante al Rey, ¡e supliquen de paso que les busque otra persona de su familia para que los mande. Esto me hace el efecto de una mujer escribiendo á su mando: Querido Fulamn: Estoy decidida, y OR ESAS CORTES. LA DE SUECIA Y NORUfcGA Los sucesos que se desarrolian en las dos naciones del Oriente que vivían confederadas desde principios del siglo pasado, dan interés de actualidad á esta corte. El fundador de la dinastía reinante fue Juan Bautista Bernadotte, natural de Pau, donde nació el 26 de Enero de 1763. Era hijo de un posadero, y sentó plaza de voluntario en el ejercito francés, llegando, a las ordenes de Napoleón I, á mariscal de Francia y duque y príncipe de Pontesoi- no. Fue elegido príncipe heredero de Saecia y adoptado por el rey Carlos X I I I de la dinastía de los Holstein- Gotthor, en 21 de Agosto de 1810. Comenzó á reinar en Suecia y Noruega unidas, de 1814 á 1818, adoptando el nombre de Carlos XIV. El rey actual, Osear I I es hijo de Osear 1 y de una princesa de Leuchentherg. Sucedió á su hermano el rey Carlos XV, que murió en 1876; tiene setenta y cinco años y está casado desde 1857 con Sofía, princesa de Nassun. Tiene cuatro hijos: el mayor, el Príncipe heredero, tiene cuarenta y cinco años; está casado con la princesa Victoria de Badén, y es padre de cuatro varones, de los que el mayor tiene veintitrés años; es el prometido esposo de una de las hijas del duque de Connaughf. El segundo lleva el titulo de principe de Bernadotte, y el cuarto, Eugenio, du- BERLÍN. OVACIÓN DEL PUEBLO Á LOS OFICIALES JAPONESES Fot. Karl Delnis, Berilo imMlMiliIII mil i n n i r