Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. recientemente exprofeso para esta ocasión, y tirado por seis soberbios caballos. Detrás del carruaje del Monarca iban cuatro coches más, tirados por cuatro caballos cada uno. Los ocupaban la comitiva española y los personajes de la corte británica designados para acompañarle. Los generales fcwart y Clarke iban á caballo. Llegó el cortejo á la plaza de Oxford cuando apenas baria cinco minutos que se había terminado la ornamentación de este sitio. Inmensa muchedumbre esperaba allí el paso de D. Alfonso, que fue saludado con entusiásticos ¡vivas! y hurrahs. JUEVES 8 DE JUNIO DE i 9 o5. PAG. JO por la City Council. bebiendo por la prosperidad de la nación británica. ñor conde de TatíenVbach, no es posible que obtenga nuevas concesiones. -C. p EGRESO A BUCK 1 NGHAM. 1 MPRE- SJONES. Terminado el almuerzo, el Rey con su comitiva se retiró á BuckinghamPalace. Eran entonces las tres y veinte. En todo el tránsito se agrupaba la multitud que le ovacionó sin cesar. La jornada de hoy ha sido importantísima y contribuirá eficazmente á estrechar los lazos que unan á los pueblos británico é hispano. FRANCIA París, 7, 11 n. I A DIMISIÓN DS DELCASSÉ. El Diario Oficial publica hoy un decreto encargando interinamente á Rouvier del ministerio de Negocios Extranjeros. La dimisión de Delcassé ha producido gran impresión en Londres. Los periódicos la eomentan como una victoria de la política alemana, y en los cafés, en los círculos, en la Bolsa y en el Parlamento no se habla de otra cosa. El corresponsal en Berlín del Echo de París transmite algunas impresiones que le comunicó una importante personalidad, en el sentido de que en Alemania no ha producido semejante alegría la dimisión del ministro, pues lo que importa al país no es la personalidad, sino la política de Francia en Marruecos y siempre que ésta no sea contraria á la alemana, todo podrá arreglarse en perfecta armonía. Continúa la prensa europea consagrando preferente atención á este asunto. La mayor parte de los periódicos consideran que la caída del ministro es consecuencia de su política en Marruecos. Estímase también por este hecho que Francia ansia la paz y rechaza toda política que tienda á comprometerla en nuevos peligros y aventuras. NCEND 1O DEL AUTOMÓVIL. El LLEGADA A GUILD- HALL. PRESENTACIONES. DISCURSOS. En Guild- Hall aguardaban al Rey de España el lord Mayor (alcalde presidente) su señora, el personal de la embajada, los ministros del actual y del anterior Gobierno y el duque de Wellington. El lord Mayor presentó al Rey á las corporaciones municipales, y terminado este acto subió S. M llevando del brazo á la esposa del lord Mayor, á la biblioteca donde estaba esperándole el principe de Battemberg, el conde de Spencer, el arzobispo de Canterbury, el obispo de Londres, lord Balfour y los duques de Connaught con las princesas Margarita y Patricia Victoria. Entonces, el lord Mayor dirigió la palabra á Alfonso. XIII, expresando en su elocuente discurso la admiración que siempre han sentido ios londinenses por las glorias de la literatura y del arte de España. Terminó con un brillante párrafo en que puso de manifiesto la extraordinaria importancia de las relaciones sociales y comerciales existentes entre las naciones inglesa y española. El Rey no contestó, reservándose hasta momento más oportuno. Se espera que pronuncie al final del banquete un discurso de gran interés, Llevando del brazo, como á la entrada, á la esposa del alcalde presidente, el Rey se dirigió a! vasto Hall, donde se servía el almuerzo. E L DISCURSO D E L REY. La opinión, unánime, atribuye extraordinaria importancia á los discursos pronunciados al íina! del almuerzo de Guild- Hal) A continuación transmito los del lord mayor y D. Alfonso. El primer magistrado de Londres levantóse para brindar por la salud de! Rey y de la Reina de España, manifestando la satisfacción grandísima que había tenido la ciudad londinense en saludar á nuestro Monarca, después de haber saludado en otros memorables visitas á los soberanos de otras naciones. Hizo patente el entusiasmo de la gente del puebio con motivo de la actual recepción; entusiasmo, dijo, que recuerda el que pudo observarse con ocasión de las alianzas matrimoniales celebradas entre España é Inglaterra en los pasados siglos. E. sta alusión arrancó grandes aplausos. D. Alfonso dio gracias en su nombre, en el de su augusta madre y en el del pueblo español por el cordial recibimiento que le tributaba esta ilustrada ciudad de libertad. Recordó las épocas en que ambos pueblos combatieron juntos, y se regocijó de que vivan actualmente en paz y teniendo la esperanza de que en lo porvenir se estrechen sus relaciones políticas y comerciales para reanudar las antiguas tradiciones de amistad. Terminó diciendo: Participando de la respetuosa confianza que hizo adoptar á vuestros üustres antepasados el lema por el que expresa u confianza en Dios, también puedo yo asociarme en ¡a invocación: Domine protege nos. Lleno de estos sentimientos y esperanza y penetrado de profunda gratitud hacia la ciudad de Londres, levanto mi copa por el lord mayor, por iady mayoress y R ¿y, terminada la fiesta del Ayuntamiento, se dirigió á Palacio, cambió de traje y salió á pasear en un automóvil de los suyos, traído de Madrid. Un escape de gasolina hizo que el vehículo se incendiase rápidamente. El Rey y sus acompañantes saltaron del coche sin sufrir el menor daño, y aunque el público que presenció el accidente ayudó para extinguir el fuego, el automóvil quedó destruido. Montó S. M en otro automóvil que espontáneamente le ofrecieron y continuó su paseo. O A N Q U E T E Y BAILE. Al anochecer, D. Alfonso, ha ido á comer á casa de lord Lansdowne, donde se han reunido sesenta convidados. El Rey se ha sentado entre lords Lansdowne y Balfour. Entre los comensales se hallaban el arzobispo de Canterbury, ¡os duques de Wellington y Porland, ios embajadores de Francia, Italia, Austria, Turquía, Estados Unidos y España, los miembros españoles que acompañan á S. M los de la casa Real inglesa y otros muchos. Terminado el banquete, los invitados se dirigieron á Londonderry- House, donde ia marquesa daba un baile en honor de D Alfonso XIII. El palacio de Iady Londonderry estaba adornado con exquisito gusto, abundando las flores rojas y amarillas, combinadas con banderas españolas. ü) número de invitados ascendía á cuatrocientos ó quinientos. El Rey Eduardo llegó á las once, estando también presentes los demás individuos de la Real fami. ia. A media noche se verificó una cena, en la que tomaron parte, además de la familia Real, unas cincuenta personas. térra ha nombrado á D. Alfonso coronel jefe del ¡6. regimiento de lanceros de la Reina. -Mañana se verificará una revista militar en Aldershot. i E REGRESO. Está resuelto que e! Rey salga para Dower el sábado próximo á las diez y quince de la mañana. Z 1 S 1 T A S El Rey visitó esta tarde al du que de Wellington en Ersley- Housse. La emperatriz Eugenia y la gran duquesa de Meklenburgo Schweiin han visitado á Eduardo V i l á ia reina Alejandra y á D. Alfonso en el palacio de Buckingham. -Calzado. p L ATENTADO CONTRA EL REY. Las noticias publicadas en los periódicos de Ñapóles, acerca de la detención d i Farras en un tren procedente de Pompeya, ha circulado hoy por París. Estuve en la prefectura para averiguar s ¡carecía ó no de fundamento dicha noticia, y dijeron que no se había confirmado, opinando que se trata de una equivocación de la p. oücía italiana. La instrucción del proceso por el atentado contra el Rey está en el período de mayor actividad. El juez interrogó hoy á los anarquistas españoles procesados, y al inglés Ibervey. Con motivo de la grave enfermedad del padre de Malato, el abogado defensor de éste ha pediJo en forma al juez que permitiese á su defendido visitar 95 enfermo. Se presume que el procurador de la República negará la petición. A última hora de fa tarde de hoy el procurador general de la República ha accedido á lo solicitado por el defensor de Malato. El juez ha recibido instrucciones para que Malato sea conducido al domicilio de su padre, enfermo, en vista del certificado en que la gravedad es declarada por el médico. Este acto de humanidad del procurador es comentado de diversas maneras. -Mora. Kj OMBRAM 1 FNTO. El rey de íngta- RUSIA San Petersburgo, 7, 4 f. AESCUDRIM 1 ENTO DE BOMBAS. En una fundición de Riga ha descubierto la policía una fábrica de bombas clandestina, apoderándose de 5o explosivos. La policía capturó también á varios individuos que armados de revólvers y de puñales, opusieron alguna resistencia. El mismo día fue descubierta también una imprenta clandestina. San Petersburgo, 7, 9 u. POR TELÉGRAFO, TELÉFONO Y CORREO INGLATERRA Londres, 7, 11 I A CUESTIÓN DE MARRUECOS. Un telegrama de Tánger anuncia al Gobierno de Inglaterra, que ha recibido el sultán, oficialmente, al general Lowther, con el ceremonia! acostumbrado. El general pasó luego á visitar a) visir. Espérase con mucha expectación el resultado de la primera audiencia del sultán con Lowther. Se asegura en Fez que después de la decisión del sultán de que se celebre uña conferencia internacional, el ministro de Alemania, se- I A SITUACIÓN. Contra lo dispuesto por Trepoff reunióse el Consejo municipal en Pelersburgo para discutir la propuesta de noventa consejeros de que, sin pérdida de tiempo, sean convocados los representantes del pueblo El Consejo acordó presentar al Gobierno una proposición solicitando que la Asamblea se ocupe, en primer término, de que cesen las hostilidades entre el Japón y Rusia. -A. El servicio telefónico entre Petersburgo y Moscou, está interrumpido minimn m u r a 11 irnrnranin- nniin iiimn rail iranniMIllHI lili HiJIll