Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SIANO TR S NUMERO 14 Í CRÓNICA UN JVERSAL ÍLus: fRADA. El Parque estará iluminado con luz eléctrica. La inauguración será para fines de este mes. a Correspondencia Militar propone, en un vibrante artículo, que el Ejército haga una manifestación de entusiasmo y bienvenida á S. M el Rey, á su regreso del viaje. Que cada regimiento nombre una comisión de jefes y oficiales que venga á Madrid á saludar y vitorear at Rey. Opina que vengan también los capitanes generales, con su correspondiente Estado Mayor, para contribuir á la grandaza del acto. Y cree que, como complemento á un acto que resultaría muy hermoso, como inolvidable recuerdo, se debía abrir una suscripción de una peseta entre generales, jefes y oficiales, y con el producto comprar una hermosa cruz de San Fernando, para que e! Ejército hiciera ese regalo á D. Alfonso Xlll, como premio á su esforzado proceder en París. Nos adherimos de todo corazón á la simpática idea del batallador periódico. íf onforme se aprox ma ia apertura de Cortes se empiezan á conocer los propósitos que abrigan algunos elementos para ponerlos en práctica en cuanto funcione el Parlamento. Parece que de los presupuestos, el más discutido será el de Marina, por entender parte de ía mayoría del Coigreso que no concuerda, á izgar por los datos que se conocen, con el proyecto- de organización de los servicios de la Armada presentado por el general Ferrándiz. También se procurará por los amigos del Sr. Maura q- ie continú- la discusión del proyecto de ley de Administración local, y el referente á los suplicatorios para el procesamiento de los diputados y senadores. En el Senado existe, entre otros importantes, el proyecto estableciendo el servicio militar obl. gatorio, proyecto que tropieza con bastarjtes dificultades fiara que se convierta en ley. 1 oy, según los partes oficiales, saldrá el Rey de París con dirección á Inglaterra. p 1 Te- Deum organizado por ei Gobierno en é acción de gracias por haber resultado ileso D. Alfonso se celebrará, probablemente, el próximo miércoles en San Francisco, 4 DE JUNIO DE I 9 o 5 NÚMERO SUEL, 5 CENTS. viaje regio, al empezar por las dos capitales europeas más ricas, más libres y con mayor relación é influjo sobre nuestros destinos nacionales. La impresión será honda y bienhechora sobre el ánimo del Rey constitucional de España. De desear es que también lo sea sobre el de los españoles. Tocante á la política internacional, en nuestro país la cuestión está, no en teorizarla, en sentirla. Y mejor aún en hacerla sentir á la masa. Porque, hacer combinaciones diplomáticas de fantasía, como quien escribe novelas, es tarea cómoda y hasta agradable aunque poco fecunda, y que conduce á los autores á raptos de indignación como el de Taviel y Andrade, el cual, viendo que el Congreso no prestaba atención á una de esas combinador nes que ante él artísticamente desarrollaba, furioso se sentó sobre el vaso de a gua qne le habían puesto en el escaño. La vida de una política de relaciones exteriores, conducente á grandes finalis dades de patria ó de raza, exige una preparación de! ánimo colectivo, que atribuya al asunto las propias y naturales proporcionss. Pero, consulte el lector su pensamiento y diga cuántos senadores ó diputados calcula que son bastante dueños de sí mismos para no ver un asunto internacional, cosno un montón de guijarros que está al alcance de su mano, y con los cuales, lanzados sobre el banco azul, puede descalabrar á un Ministerio. ¿Cuántos se abstendrán de verificarlo así por no introducir perturbación en orden tan delicado? ¿Cuántos periódicos dejarían de publicar una noticia sensacional por no levantar obsiáculo grave á una negociación diplomática? ¿Cuántos ciudadanas rehusarían mostrarse indignados porque cualquier Gobierno llevara en el misterio esa negociación? Sin embargo, todo esto es el A B C de la política, internacional. En la ocasión presente hay la ventaja de que los motivos de aquélla que se abre para nosotros, son tan reales, tan objetivos, que se imponen á la mente de la multitud por su sola virtualidad. Es Se celebra en Palacio un solemne TeDeum, en acción de gracias por haber salido S. M el Rey ileso del atentado de París. S. M. el Rey asiste alas maniobras militares del Ejército francés organizadas en su honor en Vincennes. Se celebra en Madrid la manifestación popular de simpatía y gratitud hacia Francia, acudiendo numerosos grupos á la embajada francesa. De Tokio telegrafían que el Mikado ha ordenado la libertad del almirante Nebogatoff. Se Rucia la idea de hacer una gran inania festación militar al Rey y de regalarle la gran cruz de San Fernando, como prueba de cariño por el atentado de que ha salido ileso en París. L ver, a z ¿de la mañana, se celebró en la yilia del Real Palacio un solemne Teaji en acción de gracias por haber salido ileso 3. M e Rey en el atentado de París. Ofició el obispo de Sión y en la Misa subsiga ente un capellán de altar. La Misa de Cíueíbenzu, el Te- Jieum de Andrevi y la Salve, de Zubiaurre, fueron interpretadas muy bien por la orquesta y coros del teatro Peal. La concurrencia era extraordinaria; el Gobierna oepaba el íugar de la presidencia; las clases de etiqueta, los jefes y oficiales del cuerpo de Alabarderos y de la Escolta Real, estaban en la parte posterior de ia capilla. S. M la Reina y demás augustas personas, acompañadas del jefe superior de Pa acio, general Pacheco, de la camarera superior, duquesa de San Carlos, de la condesa de Toreno y de la marquesa de Ai coherraoso, se situaron en la tribuna baja de la izquierda. Las damas de S. M se colocaron en ía tribuna inmediata. Cerca de las doce terminó la ceremonia religiosa, después de la cua! dirigiéronse los concurrentes á la cámara de la Rcna para firmar en los álbums allí colocados con tal objeto. La augusta dama quiso recibirlos en sus habitaciones y hes dio personalmente las. gracias por haber asistido. A S. JVt. acompañaban entonces las Infantas Mar a Teresa, doña Isabel y doña Eulalia. Después desfiíó por frente á Palacio media brigada de Cazadores, de ¡a guarnición deJVladrid, que venía del Campamento. S. M se asomó a! balcón central y la tropa formó en columna de honor. A yer estuvieron en el Parque de Madrid el TM- alcalde interino Sr. De Blas, el marqués de Tcvar y el Sr. Morayta, en unión del i n geniero Sr. Rodrigáñez, para fijar el sitio que se ha de limitar para que sirva de recreo nocturno del público en este verano. Los jardines de que dispondrán los madrileños, mediante el pago de 5 o céntimos, será el trozo comprendido entre las puertas de la Independencia y de Hernani. J- AC 1 A LO EXTERIOR. Parece como que se ha abierto un inmenso balcón en los Pirineos y por él entra á raudales el ambiente de Europa. preciso ser los más fuertes, ó los amigos de Se ha dicho siempre que un hecho al- los más fuertes, dke Maquiavelo ert El canza más fuerza que cien discursos. Príncipe. La gente española lo compren ¡Los que de éstos se han pronunciado de así. Por tierra nada tiene que temer, para demostrar que España debía tener si no es de Francia. Por mar ha de estar una política internacional... El viaje de tranquila con ¡a amistad de Inglaterra. D. Alfonso Xlll da muestras de ser el: Ni nuestros talentos organizadores, ni principio de la efectividad de esa políti- nuestros recursos económicos nos perca. El misino atentado anarquista, al pro- miten penbar en ser los más fuertes en vocar las más vivas y ruidosas efusiones una cuestión exterior; por ejemplo, la del pueblo francés, ha acentuado el mo- de Marruecos, que ya no puede esperar vimiento de aproximación y simpatía de hasta que rehagamos nuestras energías na- v los dos pueblos. La tarea de los Gobier- cionales. nos viene después. Para forjar el hierro, Nuestra mera situación geográfica noshay que caldearlo antes. hace más fuertes en esa cuestión que en Es oportuna y razonable y justa ia ob- cualquiera oíi a; pero no lo bastante para servación de ¡as ventajas que ofrece el resolverla por nosotros mismos. Si