Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 3 D 5 JUNIO DE i9o5. PAG. En este Centro se sabía únicamente que el Rey había asistido anoche á la representación de la Comedía Francesa. REPUBL 1 CA ARGENTINA Londres, 2, á las i5 horas. 1 5 EVOLUCIÓN. Tel- grafían de Buenos Aires que, según Ha Nación, ha estallado un movimiento revolucionario en la provincia de Santiago del Estero. El gobernador ha sido preso por los insurrectos. -C. larga distancia enseña la localidad adquirida, y e! que sale de! teatro no puede represar. I A ALIANZA ANGLO- JAPONESA. París, 3, á las 4 horas. El ministro de Negocios, M r Lansdowe, hablando en una reunión sobre la ruptura de la alianza anglojaponesa, dijo que el Gobierno inglés, en el momento de examinar su conveniencia ó inconveniencia, buscaría sólo el medio de reforzar la alianza con el japón de acuerdo con Francia, pues no tienen objeto egoísta ni agresivo ni deseo de privar á otros pueblos de lo que les pertenece; añadió que lejos de conspirar contra otras potencias, sólo se proponen asegurar ¡a paz y evitar los terribles males que surgen siempre que las naciones apelan á las armas. p L A T E N T A D O Parts, 3, á las 10 horas. El Presidente de la República ha recibido durante todo el día de ayer multitud de telegramas de diferentes jefes de Estado felicitan- dolé, así como al Rey D Alfonso X I I por haberse salvado del atentado anarquista. M r Loubet pidió ayer noticias del estado de los heridos á consecuencia de la explosión de la bomba. El agente Biel, que es el más grave de todos, mejora rápidamente. J P E LA G U E R R A París, 3, á las JO ho ras. Un telegrama de San Petersburgo que publi CÍ Le Petit Journal de su corresponsal, dice que la ofensiva japonesa estaba prevista por movimientos parciales ejecutados desde hace días. -La municipalidad de Tokio ha organizado fiestas para la celebración de la victoria de T o g o La ciudad se ha decorado con banderas. El alcalde de Tokio preside los juegos, á los que asiste el Estado mayor de la Marina. Las corporaciones son saludadas con entusiasmo por el pueblo. -Mora. IMPRENTA DE A B Cl- POR TELÉGRAFO, TELÉFONO Y CORREO ITALI: T (oma, á las 2 3 horas. A LOCUCIÓN DEL PAPA. En la alocución dirigida por el Papa á los peregrinos que han estado en Roma con motivo del Congreso Eucar stico, les ha recomendado como único medio de salvar á Francia la oración ferviente. -O. 7 oma, i, á las 17 horas. DEFORMA ECLESIÁSTICA, U nana pu- blica ¡as reformas que el Papa piensa introducir en la disciplina de! persona! episcopal italiano. -0. Roma, 1, á las 11 horas. I NTEríTO DE SUICIDIO. Se dice que el cé lebre pintor Folchi que, como es sabido, huyó con una hija de D. Carlos, el pretendiente del trono de España, ha intentado suicidarse en Florencia y conseguido herirse gravemente. La princesa Alicia cuídale con cariñoso esmero. MARRUECOS París, 2, á las 22 horas. elegrjfnn de Fez que el Sultán ha comunicado oficialmente al embaj idor francés sus propósitos de aplazar la contestación que ha de dar á la propuesta que le dirigieron los embajadores de las potencias. El representante del Sultán en Tánger se dirigirá en su nombre á Jos ministros europeos para celebrar una conferencia de carácter internacional. El corresponsal del Times asegura que el Sultán negociará con el ministro británico las cuestiones que interesan exclusivamente á Inglaterra. -M. C O N D E C O R A C I O N E S Varis, 3, alas 2 horas. M r Loubet ha hecho los nombramientos siguientes: Comandante Sr. Tejada, gran cruz Etaile Jinjouan; capitanes de navio Sres. Manserola y Alvarez y Bouyon y Rubio, oficiales de la Legión de Honor. Capitán de fragata, Pérez, gran oficial de la Etoile de Anjouan; teniente de navio íeñor Novella, escribano y el agregado Sr. Boado, caballeros de la Legión de Honor; los agregados Cortejo, Antón, Yerres, Morgado y muchos oficiales, de ¡a Etoile noire benin. H T E M B L O R D E TIERRA. Varis, 3, á las 2 horas. Telegrafían de Cettigne (Montenegro) que, á consecuencia de un temblor de tierra, ha quedado destruido el barrio musulmán. Hasta ahora van registrados 102 muertos y 25o heridos. K L RETEN PARÍS. París, 3, alas 2 horas. La nota característica de la tarde de hoy son las exageradas precauciones tomadas por las autoridades de París en los sitios que el Rey ha visitado. La misma nota se observa esta noche en los alrededores del Teatro Francés y calles adyacentes. Al coliseo sólo puede llegar quien desde 1O BJBLIOTECA DE A B C CORAZONES HERIDOS I á Ceucia, Ricardo estaba dispuesto á abrir su corazón á M r Termeile. El cariño casi paternal que este amigo ¡e había demostrado siempre, la indulgencia y la familiaridad con que vivía con él, casi lo mismo que con sus hijos, le habían ganado desde hacía mucho tiempo la confianza del joven. Al lado de su padre, Pablo se sentía cohibido, al lado de M r Terraelle estaba á sus anchas. M r Termelle y M r Bremont, el padre de Ricardo, eran amigos desde la infancia. Nacidos casi al mismo tiempo en dos fincas de recreo vecinas, pertenecientes á dos familias aliadas, habíanse criado juntos. Compañeros primeramente en sus jue gos y después en la Escuela de Derecho, hasta os veinticinco años habían vivido una misma vida, queriéndose con un afecto casi fraternal á pesar de la diversidad de sus caracteres. Los que son contrarios se atraen, según se dice, porque traían de completarse; en esto, sin duda, estribaba el secreto de aquella intimidad. Sin embargo, al terminar su carrera, en aquella hora decisiva en la que cada cual busca en el horizonte la ruta que ha de proseguir en la vida, los dos amigos, apreciando ésta de modo muy distinto, tuvieron que separarse. Termelle, modesto en sus gustos y en sus aspiraciones, soñaba con una felicidad sosegada: tomar de la vida lo que tenía de bueno, saber gozar y contentarse con lo que buenamente daba de sí, sin mirar ni demasiado alto ni demasiado lejos; en esto consistía para él la verdadera sabiduría. Fiel á su programa, cuando llegó el momento que consideró oportuno, se casó con una joven á quien amaba, y se retiró á una extensa propiedad que había pertenecido á la familia. Bremont, frío, escéptico, a ¡ormeníado ya por la ambición, no podía encontrar su felicidad en la medianía. Dotado de una energía prodigiosa y de una gran inteligencia, con mucha audacia y sin grandes escrúpulos, había sabido, adulando á unos y sirviendo á otros, hacerse de amigos poderosos y encontrar protectores. Casado con la hija de un opulento capitalista, su suegro le había lanzado á la política. Bien pronto logró entrar en la Cámara, montar su casa por todo lo alto y vivir en la opu. lencía. Desde entonces ocupó un r tr. go distinguido, y s u s de- seos hubiesen estado colmados por completo, si hubiese la posibilidad de que los de un ambicioso logren estarlo alguna vez, Las relaciones, no obstante la diferencia de medio y de existencia, habían permanecido perfectas entre los dos amigos, estrechadas aún más por la amistad que unía á sus esposas y á sus hijos. M r Termelle, viudo desde muy pronto, había recurrido á la mujer de su amigo para que le ayudase en la educación de sus hijos; y cuando ¡a edad de éstos le obligó á separarse de ellos, los confió á Mad. Bremont. Rogelio entró en Sarita Bárbara con Ricardo, y Susana en el Sagrado Corazón, en donde no tardó María en reunirse con ella. Los días de visita Madanie Bremont ¡ba á buscar á sus cuatro hijos, como ella los llamaba, y en las salidas compartían los mismos juegos y Jos mismos cuidados. Por su parte, hacía todo lo posible para reemplazar, en Rogelio y en Susana, la madre que habían perdido. Cuando Susana se marchó de París para volver al lado de su padre, se estableció una correspondencia muy activa entre las dos amigas. En cuanto á Rogelio, que permanecía todavía en la capital, las puertas del hotel Bremont estaban siempre abiertas para él, y Ricardo pasaba en Ceucia una parte de sus vacaciones todos los años. Mad. Bremont no dejaba de presentir que el día menos pensado un amor puro podía unir á Ricardo y á Susana, acaso también á Rogelio y María; pero esto no le producía la más mínima alarma, diciéndose, por el contrario: -Está bien; si se aman, los casaremos, En efecto; todo se presentaba sonriente. Las conveniencias socales no podían estar mejor cumplidas, y por eso la confiada y excelente mujer, dejaba seguir las cosas esperando la edad y los acontecimientos. Abstraído por sus ambiciones y por sus placeres, M r Bremont, extraño por completo, como muchos hombres del tiempo actual, al sentimiento del deber, gustaba muy poco de las alegrías que proporciona la familia; por esta causa su mujer había tenido que buscar en su amor maternal una compensación y un refugio á las tristezas que le ofrecía su hogar. Lo que más le había preocupado, era Ja educación de su hijo. ¡si n ii Bn inniinnrrnnntMHIT TIIPIHÍF i