Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 3 DE JUNIO DE 190 S. PAG. 5 tan cíncrat tógrafo como paleto que tiene delante la bwrba. ¡Válgame la Virgen de las materias y qué diversidad de Angustias! En fin, rae bastó Jeer la segunda cabeza para perder la plana. En ella se ve, firmado por un tal artículo Rojo, un Canuto naval muy largo, hac endo japoneses peregrinos acerca de la derrota de los rusos por los comentarios; y aunque el serio es Más catafalco que un artículo, ello es que (como decirmente sacie vulgarse) se ríe uno las ocurrencias analizando las tripas del autor. A continuación publica el periódico un matadero de frases vacunas acerca del sinnúmero de reses ingeniosas que tenemos en Madrid. Su autor pone coronada á la municipalidad de la villa verde y exclama: ¡Poco se preocupa el Gobierno, queridos bueyes míos, de nuestro matadero de lectores! ¡Como ¿1 ya tiene en las próximas Cortes su matadero propio! Una columna de toros, muy revista, ocupa toda la característica segunda. De ella se deduce que ya no hay más que diestros de cuatro hierbas y toros sin pizca de arte. jCuántes deberían cortarse la Correspondencia, como dice la coleta de España! Después nos da el revistero una breve cornada de la noticia que el Chatin recibió en la ingle al ir á prendar los clarines cuando habían sonado ya las banderillas, por indicación del toro, para matar al presidente. Luego in erra el diario un monarca telegráfico relativa stl viaje de su República por el centro di su vecina diciendo que ha sido muy recibimiento su caluroso, lo cual con lo que aprieta la razón estos día; está muy puesto en calor. ¡Córao estarán de largas á estas calles las horas de París! ¡Cuántos momentos habrá en los españoles presentes d. sfrutando de la negra de Francia, mientras por aquí pasamos la pena capital! Partes curiosas en todas las geníes, las fondas brindando amores y Jas cocots atestadas de forasteros. Después en la señorita tercera, leo el efectuado enlace de una elegante columna con cierto pundonoroso señor arcipreste, cuya unión, en lazo de caballería, bendijo un capitán indisoluble, saliendo los novios para los baños de la luna, en donde pasarán la Porqueriza de miel Respect á teatros leo que algunos coliseos convierten los suyos en empresarios de verano solamente con poner acomodadores de rejilla, dar á la: butacas gorras tropicales, colocar puertas en los carteles y refrescar las plantas con obras de dn como La bola fresca, Al agua la frescachona, Pa mi Pepa, Noticia que nieva. Mar sin patos y otras orillas de nieve por el estilo. Y no falta, por último, en la quinta de las emociones una sección de lectores espeluznantes, para los sucesos aficionados á las columnas fuertes. Allí se consigna el suicidio de un pajar, el incendio de un cesante, el rapto de un albañii, el robo en casa de un carro fúnebre, el choque de una joven con un andamio de buena fami. ia, ia riña de Tres Peces en la calle de los dos golfos y la caída de un cangrejo desde lo alto de un marqués. Ahora digan los ojos de estas líneas si no están expuestos á perder el periódico después de pasar un seso por los kctores. JUAN PÉREZ ZÚÑJGA no pocos se aprovechan de esta tranquilidad forzosa. Algunos se hallan unidos con vínculos de amistad y parentesco con D Alfonso XI 11 y la familia Real de España, y como no pueden tomar parte en los festejos oficiales, visitan particularmente á nuestro joven Soberano. Entre éstos se cuenta e! conde de Eu, Gastón de Orleans, nieto del Rey Luis Felipe, cerno hijo del duque de N e mours. Evtá casado con la princesa imperial Isabel de Braganza, que rué heredera de la corona del Brasil. El conde de Eu, que hoy tiene más de sesenta años, siguió de joven la carrera militar en el colegio de Artillería de Segovia, y durante la guerra de África formó parte del ejército español agregado al ciarte general de O Donell. Pedro Antonio de Alarcón hace mención en el Diario de un testigo del comportamiento valeroso de este príncipe en varias acciones de guerra. Tiene el Toisón de Oro, y ha Lio á ofrecer sus respetos al jefe de la Orden, visitándole personalmente en el palacio del ministerio de Relaciones exteriores. Lo mismo hará el duque de Alencon, su hijo el de Vendóme y otros de la familia de Orleans que residen en París. Entre los franceses que tienen la gran Cruz de Carlos 111 figuran el conde de Eu, el príncipe de Beaumemont, ti conde de Bsarn, el duque de Chartres, hermano del difunto conde de París, Gustavo de Rostchild (la tenía también el barón Alfonso, que acaba de morir) Estos visitaron particularmente al Rey: Theoro Roastier, Dslcasé, Jules Cambon, Dupuy y el general Florentin, que son también grandes cruces de Carlos 111. Los que tienen la de Isabel la Católica son más numerosos, y hay también varias dalias francesas que se hallan en posesión de la banda de María Luisa. UN CHAMBELÁN de una contusión en la cabeza y de la fractura completa de la pierna izquierda. Está giave. El fogonero, Enrique Birajas, tiene contusiones y erosiones; su estado es grave también, así como el de) maquinista Adolfo Ferrero, que resultó con contusiones en la cara y en el tórax. Al lugar de la ocurrencia marcharon en seouida d saber la noticia el director de la Coráis pañía, M r A. Bachy, y el jefe del movimiento, Sr. Saavedra, tos cuales dispusieron a conducción de los heridos á Madrid en coches de primera. La vía quedó interceptada por completo. En el primer t. cn que marchó á Las Matas, fue la esposa del conductor herido, pero no pudo verle por prescripción facultativa. Mariano Sanz fue Ikvaio al Hospital provincial, así como el fogonero, en donde les practicaron otra cura. Los demás heridos fueron trasladados á sus respectivas casas. A la mujer del fogonero le produjo tal impresión ver á su esposo herido, que cayó al suelo accidentada. Una brigada de obreros retiró ayer los restos de los coches rotos y dejó la vía expedita. El Juzgado de guardia ha tomado ayer declaración en el Hospital provincial á los heridos el conductor Sanz y el fogonero Barajas. Ambos han podido facilitar muy pocos detalles de las causas del siniestro, porque iban en el tren que sufrió el choque. Sólo manifestaron que les era imposible evitar el siniestro, pues la velocidad con que avanzaban los vagones por la pendiente abajo era mayor que la del expreso. En el asunto entiende el Juzgado del Escorial, partido á que corresponde Las Matas, en cuyo término ocurrió el choque. El interventor del Estado dirigió a) señot gobernador civil de Madrid el siguiente telegrama: De la estación de Villalba se han escapado en la madrugada de hoy trece vagones del tren 1.001, chocando con tren 1 oo3 en el kilómetro 22, entrada del disco por lado de Madrid y estación de Las Rozas, descarrilando unos veinte vagones é interceptando las dos vías. Hay cuatro heridos graves, entre ellos el conductor, maquinista, fogonero y un roozc del tren i.oo3. Salió tren de socorro en las primeras horas. Salgo para el lugar d ¿l accidente; daré detalles. CHOQUE DE TRENES E 7 n el kilómetro 22 de la línea de! Norte, cerca de ia estación de Las Matas, chocó anteanoche parte del tren de mercancías, número 1.001, con el de la misma clase, número 1 oo3. Ambos trenes habían salido de Madrid, primero el 1.001, el cual, al llegar á ViÜalba, maniobró, y en una d ¿las arrancadas del tren quedó cortado, desprendiéndose unos veinte vagones, que se deslizaron por la pendiente hacia Madrid con velocidad enorme. El tren 1 oo3 fue alcanzado en ei lugar antedicho, y por efecto del tremendo encuentro ¡os vagones de uno y otro convoy quedaron destrozados. Di entre éstos fueron sacados por empleados ferroviarios de Las Matas el maquinista, el fogonero, el guardafreno y el conductor del tren 1 oo3. El m; dico de la primera división de la línea practicó ia primera cura á las víctimas del accidente. El conductor, Mariano Sanz Manzano, de cincuenta años, tenía una contusión en la cavidad toráxica y fractura del esternón. Su estado era gravísimo. El infeüz llevaba veintisiete años al servicio de Ja Compañía. Manuel Alvarez, mozo de tren, fue curado ADR 1 LEÑERJAS. EL PRINCIPIO DE AUTORIDAD Puede que resulte una perogrullada, pero á muchas verdades de á folio se las llama de igual modo; cuando el principio de una cosa se halla muy bajo, el fin suele estar muy alto. En la gobernación de los pueblos es frecuente ver practicada esta verdad. Cuando el fin de una ley es muy elevado, el pnncipio de autoridad anda por los suelos. Ejemplo: la ley de protección de la infancia. Ahí está reciente, vivirá y coleando. ¿Puede dudarse de que sus fines son altamente beneficiosos y humanitarios? Pues aquí tienen ustedes á Madrid más que nunca lleno de mendigantes vagabundos y ofreciendo cuadros lastimosos e criaturas q u piden limosna y de gentes que explotan la lástima pública presentando á la vista del transeúnte criaturas acostadas en un rincón de la calle ó mal cubjertas con harapos y en brazos de mujeres aptas para el trabajo. Puede afirmarse que desde que existen PRINCIPES EN PARÍS p xceptuando los pretendientes á la corona, como ei duque de Orleansque se considera el representante de Ja monarquía legítima, y el príncipe Napoleón que aspira á restablecer el imperio, los príncipes de Ja sangre pueden vivir tranquilamente en ia capital de Ja republicana Fraacia sin que nadie íes moleste, y