Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 2 DE JUNIO DE i 9 o5. PAG. io sienses le demuestran, y esto produjo un entusiasmo que las noticias que ele París recibimos califican de delirante. t ipir i- r; Sí M EM 1 LE LOUBET, PRESIDENTE DE LA EEPÚDL 1 CA FRANCESA C O B R E EL A T E N T A D O El tema de todas las conversaciones fue ayer el atentado criminal cometido en París contra Su Majestad el Rey D. Alfonso. Los informes que acerca del atentado ha recibido el Gobierno, coinciden con los llegados á la Prensa. El ministro de la Gobernación manifestó esta mañana que, á las dos y media de la madrugada anterior, tuvo conocimiento, por un telegrama del Sr. Villaurrutia, de haberse cometido el atentado. A las nueve de esta mañana eJ Sr. González Besada se dirigió al domicilio del presidente del Consejo, y poco después ambos fueron á Palacio con objeto de informar á la Reina del suceso ocurrido. A aquella hora S. M ya tenía informes del atentado de que había sido objeto el Rey. Añadió el ministro de la Gobernación que el anarquista es un joven de dieciocho años. En el momento de producirse la explosión, eí Rey gritó: ¡Viva Francia! La noticia se supo en Madrid de ocho á nueve de la mañana. Al mediodía la anunció A B C e ñ un transparente colocado en el balcón de la Sucursal que tenemos estabecida en las Cuatro Calles. También publicaron suplementos algunos periódicos, entre ellos la Gacela Oficial. La indignación en Madrid, al conocerse el atentado, fuá unánime, como será también unánime la protesta en España y en el mundo entero. El ministro de la Gobernación amplió ayer tarde los detalles del atentado contra el Rey, facilitando los siguientes datos, debidos á noticias que el embajador de Francia en Madrid dio al Sr. González Besada: La bomba fue lanzada en dirección á don Alfonso; pero, debido al fuerte impulso que aquélla llevaba, pasó por encima del carruaje, haciendo explosión cerca de M r Loubet. La portezuela de la izquierda resultó casi destrozada, y el oficial que marchaba al lado de ella sufrió una herida. Entre la agitación producida en aquellos momentos fue detenido el joven Arnaul, á quien se supuso autor de la agresión, pero sin que esta sospecha pudiera luego ser confirmada. Cree el Gobierno que el atentado obedece á un complot fraguado hace algún tiempo y del cua! tenían noticias los Gobiernos español y francés. Hace unos diez días fueron detenidos en París varios anarquistas españoles, entre ellos el estudiante Vallina, á quien se suponía complicado en tales propósitos. Los ministros de la Gobernación, Estado y Guerra, telegrafiaron ayer mañana, respectivamente, á los gobernadores civiles, capitanes generales y representantes españoles en el extranjero, dándoles cuenta del atentado. 1 p N PALACIO. La primera noticia que Ja Reina tuvo del atentado de que D. Alfonso ha sido objeto, llegó á Palacio poco después de las ocho y media de la mañana. Inmediatamente conferenció la Reina con el jefe del Gobierno, que al recibir los primeros telegramas refiriendo el atentado, se trasladó al regio Alcázar. Poco después llegaron los Sres. Martitegui y Cobián, y más tarde acu- dieron oíros personaos en que confimaran las que desde las prijíiera ras circulaban por Madrid. V TM I v I I 3 S M EL REY D ALFONSO XIII ÚLTIMO RETRATO La Reina, que como es natural, se hallab en un estado de íncertidumbre y ansiedad di fícil de describir, se calmó un tanto al sabei por su augusto hijo que no había sufrido e menor daño. Casi al mismo tiempo y confirmando lo dicho por elRey, llegó un parte del presidente d la República. En este telegrama dice M r Lew bet que S. M el Rey se halla üeso, por fortuna, y da seguridades ala Reina del interés cor que Francia vela por la vida del Monarca e pañol. A este telegrama contestó la Reina con oír. agradeciendo al Presidente las pruebas de c? riñoso interés que al Rey estaba dando si ¡lición francesa, añadiendo que confiaba tranqui i en que sabrían velar por la vida de su hijo. En las listas que desde los primeros momentos se pusieron en la mayordomía y en la cámara del Rey, firmaron muchos personaje que, tan pronto como se confirmó la noticia del atentado, acudieron á Palacio. También se cubrió rápidamente de firmas la EL GOBERNADOR MILITAR DE PARÍS PASANDO REVISTA Á LAS TROPAS FORMADAS EN LOS CAMPOS ELÍSEOS Á LA LLEGADA DEL REY Fot. Duchonn