Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. 133 ABC Pág. 3 VIDA EN BROMA. PELLEJJN LATA Y CUASI ACADÉMICO POEPuede decirse que Pellejín cuenta ya con el cariño entrañable de Maura. Nuestro joven diputado es uno de los que más se distinguen como jaleador del Presidente del Consejo. En cuanto éste se levanta para pronunciar una de sus grandilocuentes oraciones, Pellejín se dispone á intercalar bravos en el texto, exclamando á toda voz para que le oiga el jefe: ¡Qué hombre! ¡Qué inteligencia! ¡Qué figura! Aparte estas manifestaciones de entusiasmo mal reprimido, Pellejín hace alarde ostensible de sus creencias religiosas, y se ha afeitado el bigote para que le confundan con un presbítero. Noches pasadas fue, como de costumbre, á visitar A su jefe, y el efecto que causó entre todos los allí reunidos, no ha podido ser más grato. ¿Cómo? ¿Se ha quitado usted el bigote? -dijo un senador poniéndose los anteojos. ¡Y ojalá pudiese usal alzacuello! -exclamó el aludido. -Yo he debido dedicalme á la Iglesia, pelo ahol a no me es posible. ¿Por qué? ¡Polque estoy casado! Maura premió con una dulce sonrisa aquella a actitud y dijo: ¡Oh! Si la mitad de los españoles se dedicasen á la Iglesia, nuestra Santa Madre, otra sería la suerte de esta nación. ¡Olemus! -murmuró Pellejín. ¿Les parece á ustedes que recemos alguna cosí 11 a? -preguntó otro de los allí presentes. -Venga de ahí, -agregó el joven diputado poniéndose de hinojos. Terminada la oración, introdujo la mano en el bolsillo y extrajo de él un soneto dedicado A la feliz y acertada irrupción de las órdenes monásticas francesas en la culta España. -Voy á leel, con la venia del señol Plesidente, un soneto muy coito, -dijo desdoblando el papel, y comenzó así: Fue pkciso que Manta el poltentoso viniese á gobelnal la noble España, pala que, leligiosos y sin saña, entláseis todos en llopel helmoso. El país os saluda ¡ay! amotoso, dispuesto á secundal vuestla campaña y, flancamenie, á muchos les extlaña que haya quien vea en vos nada dañoso. Llegad, venid, entlad; los colazones laten con flenesi acelelados; el buen Gobieino os blinda con sus dones. Y Maula, leligioso acleditado, en vuesth honol levanta mil pendones, como así ya lo tiene acleditado. EL KNJAR SUVAKOFF ACORAZADO DE 3 6 o O TONELADAS, BOTADO EN 1 pO I BUQUE INSIGNIA EL ALEJANDRO ACORAZADO DE l 3 6 o O TONELADAS, BOTADO EN 1 9 0 1 Fots. Gil ¡Bien, muy bien! -dijo el senador estrechando la mano de Pellejín. ¡Y que rabie Canalejas! -añadió otro. -Sáqueme usted una copia, -agregó Maura. -No es necesalio. Mañana publícala el soneto La Época. Yo pienso adquilil valios ejemplales pala lepaltilos en el Salón de Confelencias. -Sí, sí, propaganda; mucha propaganda, -gritó un contertulio. -Y ahola que ha salido la convelsación, ¿puedo contal con el voto de usted, señol Plesidente? ¿Mi voto? ¿Para qué? -Pala la Academia Española. Quisiela plesental mi candidatula enflente de la de Canalejas. El Presidente guardó silencio; después, pretextando que se tenía que acostar porque le dolía una muela, saludó á sus subditos y fuese, mientras decía Pellejín con acento de profunda convicción: -No cleo que sea un desatino lo que plelendo. ¡Cuántos hay en la Academia que no tienen mis títulos! Además, habla pocas pelsonas tan leligiosas como yo en aquel establecimiento. Baste decil á ustedes que me he ido á viv. il con un saceidote pala tenel el gusto de estal mano á mano con la Iglesia. La candidatura de Pellejín para la Española cuenta, hoy por hoy, con gran número de probabilidades. Luis T A B O A D A CURIOSIDADES O hemos de creer aun eminente químico ruso, el radium está en vísperas de obtener un precio relativamente módico, en vez del elevadísimo que hoy alcanza. Este sabio ha tenido ocasión de analizar el petróleo de los pozos del Cáucaso y ha encontrado una gran cantidad del nuevo y precioso metal. La extracción, por V demás, h de ser muy fácil. HERIDOS DE UNA COLUMNA RUSA EN PENOSA RETIRADA DE YANTA Photo- Nouvelles