Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pag. i ABC VIEJO M ANTIGUALLAS. ADRID Núm. 126 ¡MIRA QUÉ BONITA ERAL. QUE DESAPARECEN. vr Un forastero de los que vienen por la línea del Mediodía llega á Madrid, emerge penosamente del barranco donde está situada aquella estación, tropieza con la monstruosa mole del Hospital y divisa la abominable fachada de! Ministerio de Instrucción Pública; y por fin, cuando va á entrar en este proyecto de gran ciudad, topa con una cuesta temible, por donde los tranvías suben con una inclinación no mucho menor que la del célebre ferrocarril funicular del Vesubio. En el mismo arranque de la cuesta, á mano derecha, topan los ojos del viajero con una casita, casucha ó caserón, cuya vista le transporta con la fantasía á los tiempos de Sr. D Carlos II. ó por lo menos, á los del motín de Esquiladle. CASA VIEJA Á LA SNThADA DE LA CALLE DE ATOCHA Fot. Alonso Aquello tiene todo el aspecto de una de las antiguas posadas de caballeros, que se parecían al entraren todas las ciudades castellanas; y si las demás casas circunstantes fueran como esa, muy bien podía creer el viajero que entraba en Sigüenza, Alba de Tormes ó Medina del Campo. Por desgracia para los arqueólogos baratos, á quienes el polvo yla herrumbre entusiasman aquel, armatoste va á desaparecer en breve, y allí se alzarán casas mí dernas y limpias, como conviene á la entrada de una capital decen 7 te: y el arte nada habrá perdido. Otro tanto ocurrirá cüahur. sean demolidas las famosas covaÍVÍ adíe ignora la popular sima soled: chuelas del Carmen, á las que ¡Mira qué bonita era! también les ha llegado su hora. Se parecía á la Virgen La iglesia del Carmen, que tiene de Consolación de Utrera... tan poco interés artístico como la En cambio, fuera de Sevilla y su provincia, no es muy po- mayor parte de los templos de pular la bella efigie de la Santísima Virgen de la Consolación, cuyas fiestas se han celebrado con gran solemnidad y Aladrid, ha visto durante siglos entusiasmo hace pocos días. Por eso creemos satisfacer una legítima curiosidad de nuestros lectores publicando una fotografía de la sagrada imagen. Fot. J. Barrera o EL BUEN J UEZ profanada y escarnecida su fachada por los tenduchos ó sotanillos, LAS donde parecía refugiarse el espíritu de los antiguos cicateruelos y regatones, larvas del comercio y arañas de la industria. Nada más feo y prosaico que las tales covachuelas. Bien empleada está en ellas la piqueta municipal, que por otros muchos lugares de Madrid debiera seguir su obra COVACHUELAS EN LA IGLESIA DEL CARMEN Fot Asenjo NUEVA ESTATUA DE GOYA Un veterano sacerdote por el ilustre magistrado francés presidente Magnaud, ono cido en toda Francia por el buen juez, comienza á popularizarse en España la bella é interesante figura moral de este grande hombre, en cuyas sabias decisiones domina sobre la interpretación estricta de. la letra del Código el más alto y noble espíritu de humanidad. Oilenciosa y modestamente, sin bombos en la Prensa ni invitaciones oficiales, ha sido colocada en el primer descansillo de la escaler? que da acceso al Museo del Prado la estatua del inmortal pintor aragonés, modelada por el laureado artista José Lianeces y fundida á expensas de este generoso donante. Los visitantes del Museo, desde ahora, al entrar por la MONSEÑOR LANUSSE, CAPELLÁM DEL COLEGIO MILITAR puerta del Botánico tendrán que saludará Murillo, y si pe- DE SAINT CYR, CON C U A R E N T A AÑOS DE SERVicJOS Y CUYO JUBILEO VA Á CELEBRARSE EN BREVE Fot. Chusseuu Flaviem netran por el Prado, á VeJázquez; pero como 1 a mayoría sube por la escalerilla, para el gran D Francisco serán los más numerosos saludos. Fot. Alonso