Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. i 24 j v i -a ABC is Míi Pág. 3 Y no ío consiguen, porque las corridas en San Sebastián son lo que en todas partes: una desilusión para los aficionados al espectáculo. No hay toros, no hay toreros, no hay empresas, no hay siquiera consuelo, porque Arana, el popular empresario, cayó destronado á pretexto de que traía malos toros, de que cobraba muy caras las localidades, de que no devolvía el dinero si la corrida no podía celebrarse el día señalado, de que fomentaba la reventa; y, efectivamente, con la nueva Plaza, los toros son malos, los precios son los mismos ó más altos, no se devuelve su importe si la corrida no se celebra el día fijado, y la reventa abusa como nunca. ¿Será verdad que las masas, como dijo Lamartine, consiguen en sus revueltas lo que piden, pero no lo que necesitan? Ello es que este año las corridas han tenido menos público y qué muchos aficionados, de los de verdad, han preferido sin duda montar en el pintoresco tranvía de Hernani y buscar en Loyola, Astigarraga y Ergobiá los grandes toneles de sidra, única cosa que no decae, que es cada vez más brava y ofrece mayores atractivos de lidia. tro de los atractivos del veraneo donostiarra: visitarla Diputación Provincial. Hace la visita mucha gente, pero no todala que debía, porque todo el que entra en aquel Palacio se lleva algo. Jllgo que no es materia, y que por lo mismo vale más; algo que, llevado á otras provincias, haría de España una nación más próspera y mejor administrada. Porque la casa de la Diputación de Guipúzcoa no es sólo rica por su ornamentación suntuosa; lo es, principalmente, por su administración, por su honradez, por su seriedad, por su régimen interior, por sus instituciones populares y benéficas, debidas á sus fecundos esfuerzos, á sus valiosas iniciativas. Hay que examinar cismo ha montado y cómo hace funcionar su Caja de Ahorros, su Giro mutuo provincial, su caja de retiros para obreros, su granja modelo; cómo ha logrado despertar y fomentar la idea del ahorro en toda la provincia, abriendo una libreta dé una peseta á toda criatura que nace en Guipúzcoa sea pobre ó rica, con la cual cartilla las familias humildes del más apartado rincón adquieren noción exacta de lo que es ahorro economíaiyi, en piezan á practicarlo aunque no sea más qué en bíen ei früfo de bendición que acaban de recibirj cómo actualmente se preocupa en crear pensiones para que las obreras que van á ser madres tengan un período de convalecencia y de reposo para que crienjhijos fuertes y útiles, sin que las falte ni un soio día el importe de su jornal... Obras tan humanas, tan sabiamente organizadas, sólo se ven en Guipúzcoa, en su Diputación; verdadera madre Cariñosa de su provincia. Ya comprenderán los veraneantes que hay algo más que una ciudad preciosa que ver y admirar en San Sebastián. l e las muchas y variadas fiestas que el Gran Casino o ví e, pocas tan bonitas y simpáti- Ü I i J 4 l v sfc íw ¡V- vSTM í s v Jt i f is i iiil i h J TM 1 íjfii. -Vv ¿Léte igfca ASPECTO DEL BULEVAR DE SAN SEBASTIAN DURANTE EL PASEO DEL MEDIODÍA t UN RINCÓN DE SAN SEBASTIÁN. EL TRANVÍA ELÉCTRICO Á HERNÁN EL PASEO DEL BULEVAR VISTO DDSD H CALLli DE CARIBAY P ot. Resines J- I- AiA DE TOROS DK SAN S C O A S H A N EN DÍA DÉ CORRIDA escucha atenta cercando el kiosco y dando muestras de cultura artística. os horas más tarde de terminar la música ¡os domingos, todas las clases son iguales. Altos y bajos, ricos y pobres, van en febril avalancha á los toros. Diríase que G. randmontagnc los ha comu- nicado su entusiasmo por los toreros, no por ser toreros, sino por ser valientes, por ser quizá los únicos españoles que quedan con corazón para sentir desprecio de la vida; pero, no; van á fuer de buenas gentes españolas tras de un ideal, esperando ver a! go nuevo, algo bueno. cas como las infantiles. Llámase á San Sebastián la ciudad de los niños y ciertamente que lo es. Las alamedas de sus paseos y sus calles están pobladas siempre de ejércitos angelicales. Los niños pobres tienen escuelas monumentales que el celoso Ayuntamiento construye con preferencia filau-