Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Núm. dtra crónica; -otra parte; lá más aristocrática; acude á Municipal da ün concierto, y para que el Gran Casino y los Juncales, donde se cultivan los sports más ¿n áúgé, Ids teatros ofrezcan sus característicos espectáculo éa efecto del caldr, que aprieta en tóelas partes cónio tennis, foot Dalí, polo, tifo de pichón, én éi que con freDe íes teatros, el Principal es, y de justicia es que le pocas veces; sea consecuencia lógica de la expendi- cuencia torna parte el R ¿y; dtra se reürie eñ lá terraza sea, éi preferido, pdr ser él niás céntrico, el niás cómoda éfón de los billetes kilométricos, ello es que este año ve- del Gran Casind para dir el concierto de lá orquesta y el qué á fuerza de gastar dinero sli generosa Empresa, ranea mucha nías gente, por lo nienós én San Sebastián. que dirige el maestro Arbós; y otra, én fin, sé despárrá- disiniüla sit vejez con la cafa y iás galas dé ttria aparenté y Hágase el milagro y hágalo ei diablo dice ia gente do- nia por el paseó de ia y pdr ei de la Zurrióla, lúcida juventud: El de Belias Artes, rriás sala de cóneief nostiarra sin entrar én más averiguaciones. Y el milagro 1 é niás hermoso, el más fresco y, tal vez pdr Id rriisirid, id que teatro, cónio que sé creó para éso, y su escena, Se hace, porque Sari Sebastián está como nunca de cori- el menos frecuentado, porque la rutina haéé estragos éñ que hoy pisaii los golfds y chulos del género chico qué eurridó y animado. La inmensa playa de la Concha es íddas partes: éültivan íds Chicotes, fue pisada por glorías artísticas Éasí pequeña, espeéialmente por las mañanas, para la genGuando enipieza la noche, San Sebastián ofrece ün como Saint Saerís, Giigoúf, Hgrrriánrt, Árbós, Leo cU te que concurre á ella á refrescarse y á ver á los que cuadró realmente seductor, éual no se ve éri poblaSiíka y dfrds; Bellas Arfes se defiende Con las funcio- ezambullen én ¡as ólás practicando e! principio de ción alguna; Lucen sus calles espléndido alumbrado; las riés de moda, á las que acude la gente, coma en Madrid, la igualdad social, porque, en efecto; sólo para el mar terrazas de sus muchos cafés, iluminación igualmente á aplaudir á Lofeto Pfadd, ésa perla admirable, tari, dé rió hay clases sociales, y sólo ante él se presentan éstas derrochadora de luz; del mdnte lilla; coronado de ideal plorablzm ente engarzada. Y el Circo da funciones del mezcladas confundidas y poco más ó niends igualmente diadenia de liicecitas que semejan deslumbradores bri- género de su nombre con exhibición de fieras, á ¡as qué, desnudas. A rnedíodía, él bulevar es el éenírd de feunióri llantes, descienden ios tranvías iluminados, deslizándose pdr cierto, la g: nte lia cogidd cierto asco desde él inéide gran parte de la colonia veraniegas Las alamedas del como gusanos de luz entré los pliegues de ¡a montaña, dente del tigre y el toro, de triste m; mdria y de éasi sehermoso paseo brindan deliciosa sombra, y las aceras dé y por las Calles principales desfilan, procedentes de ¡as gitra absolución, porque resulta, e errtd siempre eii Eslos cafés, frescos aperitivos ¡puramente químicos No- excursiones, más tranvías, todos tüos compuestos de paña, que fue. M co el respOnsabls de todd El veraneo en San Sebastián V g- EL ESTABLECIMIENTO DE MODA ÍIN 0 VE 1. TV AL MEDIODÍA Fots. Tícsines LA TERRAZA DEL GRAN GASINO Á LA HORA DEL CONCIERTO, POR LA TARDÉ velty es el bar de moda donde se dan cita las clases aris- cuatro ó cinco jardineras que derraman luz, Como un tocráticas. Y en verdad que esa moda está legitimada, y rosario cuyas cuentas fuesen de fuego, y conducen muque esta vez por lo menos es fruto de la justicia. Madrid, jeres hermosas vestidas con telas vaporosas de vistosos con ser Corte, no tiene un establecimiento montado con colores, que dan al cuadro un tono de brillantez indestanto lujo, con tan refinado gusto, con un barman de criptible. primer orden (de chez Maxim de París) con camareros No faltan en el curso del día fiestas y actos conio el que son la corrección personificada y con servicios por de la inauguración de la Exposición de Muñecas, verifitodo extremo excelentes. Las señoras más elegantes in- cado el miércoles 10, y al cual di. ó realce la presencia de vaden Novelty al mediodía y á la caída de la tarde, y S. M la Reina, que no deja de prestar su concursd á la acera de tan magnífico establecimiento ofrece con tal tdda dbra caritativa, y lo es en alto grado esta Exposiconcurrencia una nota de color muy brillante. ción, drganizada por Ddña Concepción Brunet, viuda de Por la tarde, la colonia se divide: una gran parte Gaytán de Ayala, dama linajuda tan hermosa como discreemprende excursiones al monte Ulía, á Hernani, á Ren- ta, á la que el pueblo donostiarra debe muchos favores. tería, á Pasajes, en los diferentes tranvías que tiene la Y llega la noche para que, durante dos ó tres horas, ciudad- -excursiones de las cuales hemos de hablar en sea el bulevar un. hervidero humano mientras ía banda Pero la animación, la vida nocturna de la colonia veraniega se Concentra en el Gran Casino, donde este añe se han realizado grandes reformas, ensanchándose su terraza y creando nuevos salones que son un dechado de riqueza y de buen gusto. El Gran Casino es hoy por hoy el alma del veraneo de San Sebastián. Tiene fiestas de las que disfruta el pueblo y la colonia que no pueden penetrar en su interirr. Las tiene también espléndidas y brillantes para las clases que frecuentan sus hermosas salas. De los conciertos al aire libre y de sus fuegos artificiales disfruta todd el mundd. De sus cdnciertds clásicos, á los que Arbós ha dado este año gran relieve, y de sus bailes y festivales, disfruta la colonia y la población, que tienen en el Gran Casino el principal atractive del verano. e ACítSM Mit i M. KL RBY Y EL MARQUES DE VILLAMAYOR EN EL TIRO DE PICHÓN DE LOS JUNCALES Fbts. Zozaya LA C 0 NDES 1 TA DE REQUENA JUGANDO AL TENNIS EN LOS JUNCALES