Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. ABC LAS FIESTAS DE SABADELL LA CAMPANA DE LAS HORAS BFNDECIDA CON TODA SOLEMNIDAD DURANTE LAS ULTIMAS FIESTAS CELEBRADAS EN AQUELLA INDUSTRIAL CIUDAD i: La Alcazaba de Almería 1 a Alhambra se derrumba la Catedral de Toledo se hunde, esas dos joyas de arte árabe y de arte r u s tuno, de las que cualquier nación se enorgullecería, amenazan desaparecer en breve plazo por un culpable abandono. Esto no es raro entre nosotros, nuestras costas están salpicadas de torreones y castillos abandonados, ruinas, gloriosas muchas de ella; que encierran recuerdos historíeos desconocidos del vulgo, al que sirven de asiento para fábulas y consejas. En la provincia de Almena he tenido ocasión de ver muchas de estas fortalezas en mi ultimo viaje por el mar. Desde el pequeño pueblo de San Pedro hasta las salinas de Roquetas, se alzan varias torres y castillos Descuellan entre ellos los de Rodalquilar, situado uno sobre roquizas montañas, dominando una costa bravia salvaje, semejante a la que describe Víctor Hugo en Los trabajadores del mar, y otro en el llano, en el apacible verdor de aquel valle rodeado de las ultimas estribaciones de la cordillera de Sierra Nevada, y coronando el paisaje, sobre el cetro de los lobos, una pequeña torre que mira frente a frente la vecina costa de África LA BATALLA D E FLORES, CARROZA QUE HA OBTENIDO EL PRIMER PREMIO Fots Balita EXPLOSIÓN EN UNA FABRICA DE ALCAÑJZ W Doblado el cabo de Gata, la ciudad aparece a la vista del viajero, causando una impresión profunda de casitas bajas, blancas, tendidas sobre un fondo de verdura, arrulladas dulcemente por las aguas del mar, envueltas en un ambiente de quietud enervante y coronadas por la sombría mole de piedra de su Alcazaba El aspecto que la Alcazaba asi mirada ofrece, es mucho mas grandioso y bello que el que presenta la Casa J eal de la Alhambra. Alzándose sobre la ciudad humillada a sus pies, sobre un monte cuyas faldas cubren los nopales, los torreones de la Alcazaba, de un color de ocre ennegrecido por los siglos, st extienden como una ciudadela con sus mura Has sus castillos y sus almenas. No parece una ruina destrozada y al poner el pie en el muelle, se cree uno en plena morería el ambiente, los tipos, todo ayuda a la fantasía. Se espera oír la voz de un muezín llamando a la oración cuando rasga el aire el ESTADO EN QUE HA QUEDADO LA FÁBRICA DE BISULFURO DE CARBONO DE LOS SRES. ROSELLÓ Y COMPAÑÍA, sonido anacrónico de la campana DESPUÉS DE LA FXPLOSION OCURRIDA EL DÍA 9 I Ot Gnrcía T entro de la Alcazaba se siente la angustia, la opresión. Todas aquellas piedras carcomidas no guardan nada brazo que nos señala los campos estériles sin cultivo, aquel sitio. Es una mujer morena, de cuarenta años, de su pasada grandeza Dentro del vasto recinto crecen abandonados... con el pelo negro y lustroso pegado sobre las sienes enyerbas sequenzas, abrojos, jaramagos y ortigas, los senvuelta en sucios percales, obesa y grasienta, que os siY al volver á mirar la fortaleza desde la calle de A 1 deros pedregosas se entrecruzan, y ninguna deducción gue arrastrando sus chanclas y mirando con ojos de inmanzor Alta, se cree que las sombrías murallas nos hacen basta a rehacer el plano de aquellas rumas. teresado egoísmo. Su compañía es precisa, en medio de una lúgubre mueca en la que se revela el porvenir, obliAquí se alza un paredón agrietado, allí un arco de melos senderos, al ras del suelo, hay dos pozos, dos nogándonos a bajar la cabeza con la pesadumbre de una dio punto se sostiene solo, separado de la pared a que nas, sumideros de la población, donde se arrojan los injusticia irreparable estuvo unido, ultimo resto de ella, mostrando el único animales muertos Una de ellas es tan honda, que no se CARMEN DE BURGOS SEGUÍ alicatado que se encuentra en la obra mas alia son los oye el ruido de ningún cuerpo que se arroja La otra, subterráneos, especie de catacumbas que forman un dela nona del viento, devuelve los objetos poco pesados hadalo impenetrable, en otro lado escaleras derruidas, descia arriba de donde se domina la ciudad acostada a los pies del ciY mientras os abismáis contemplando la grandeza de TAesdeel año 1891 hasta 1902, los Sindicatos socialistas obreclope, con su mar de acero, su vega de esmeralda, sus aquellas construcciones colosales que han resistido el emros de Alemania han gastado las siguientes cantidades cerros pizarrosos y sus canteras blancas cortadas a pico. bale de los siglos, y cuya concepción desaparece hoy Gastos judiciales Pesetas 5 y 5. zoi Las habitaciones del Zagal es lo que mas ha resistido a con nuestra arquitectura utilitaria, de uno de aquellos Socorros a inválidos 398.181 la acción del tiempo, allí están, estrechas y altas de te i.3o5 769 paredones se escapa el eco de otra campana, La campana Socorro a los militantes p r e s o s cho, con sus ventanas ojivales y sus escalerillas en los Socorro en necesidades apremiande la vela, que anuncia la entrada de los buques en el tes o defunción 1.412.012 ángulos De los baños se encuentran escasos rastros, los puerto y repite sus toques en el solemne silencio de la Socorros de viaje 5.602.967 fosos y puente levadizo están completamente destrozanoche cada vez que da el reloj, desde las diez a las tres Socorro a enfermos y ¡6.774,662 dos y la capilla destruida guarda el sello de la cruz que de la madrugada Prensa 6.863.785 se imprimió sobre la media luna. El sueño se desvanece y queda la sombría realidad Socorro a los parados 6.868 5 y ¡El visitante va descubriéndolo todo por si solo, la los recuerdos melancólicos de una raza oprimida que En huelgas i6.3o6 444 guarda conserje no conoce nada de lo que se refiere a deja sus monumentos como un descarnado y potente TOTAL 46.607.584 Sindicatos socialistas alemanes