Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Páa, 6 Núm. 121 EL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE MINISTROS EN SANTANDER w j; r, EL PATIO EXTFRIOR DE LA ESTACIÓN DEL NORTE DE SANJAMDER A LA LLEGADA A AQUELLA C 1 U 1 AD DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE MINISTROS, D. ANTONIO MAURA, Fot I. m Itero QUE FUE OBJETO DE LAS OVACIONES DE SUS AMIGOS POLÍTICOS Y DE LAS PROTESTAS RUIDOSAS DE SUS ADVERSARIOS de niña, y que formaban una preciosa é interesantísima colección. n Sebastián, que tanto cuida de los atractivos Cuando Blanco y JSegro celebró en Madrid su que ofrece á los veraneantes, sustituye este concurso de muñecas, se vieron primores, y lo año la rifa que suele celebrar á beneficio de los mismo va á suceder ahora en San Sebastián. pobres con una exposición y subasta de muñecas. La idea de la Rema Natalia de Servia, que ha La idea ha sido excelente, y ya se pueden pre- enviado una muñeca vestida con el traje nacional decir sus buenos resultados. La mujer po olvida del país en que fue soberana, no puede ser más nunca la parte importantísima que la muñeca tuvo delicada. La infortunada señora no olvida nunca en su vida de niña, y la conserva singular afecto la patria de su desventurado hijo, que acabó tan durante toda su existencia. trágicamente. La duquesa de Mandas, esposa del Vestir y desnudar muñecas, mecerlas en su embajador de España en Londres, envía una Isaseno, acariciarlas y reñirlas, aprender con ellas el bel de Inglaterra que de seguro habrá sido vestida oficio sublime de madres, ha sido y será siempre por ella y por su hermana la señorita de Brunetti, la distracción predilecta de las que comienzan á que son consumadas artistas. dar sus primeros pasos en la vida. Y figurará también en la Exposición una MaY ni las más pobres y abandonadas se ven pri- ría Stuardo, y abundarán los tipos populares del vadas de estos goces, porque lo mismo es muñeca país vasco recordando heroínas de cuentos de la de fina y delicada carita de biscuit con rizada Antonio Trueba. cabellera de seda que hace las delicias de la niña La infanta María Teresa ha cosido ella misma rica, que el tosco envoltorio de trapos que acari- las prendas del traje de la muñeca que regala, cia la niña pobre. porque parece que esta bella é interesante prinVíctor Hugo, que tan profundamente conocía cesa es de aquellas que saben manejar la aguja y el corazón de las niñas, nos presenta á ¡a pobre que se adorna con frecuencia con el dedal de oro Cosette, divertidísima en medio de su miseria, con para confeccionar ropitas para los niños pobres, la muñeca que ha hecho de un troncho de berza. como las aristocráticas obreras de los talleres de Todo lo mundano lo abandona á la puerta del Santa Rita. claustro la que va a consagrar su existencia al SeLa muñeca será siempre para la niña lo que el ñor; pero la quedará siempre la afición de enga- sable de hoja de lata y el caballo de cartón para lanar con vestiditos de raso primorosamente borda- el muchacho, el mayor goce de su infancia. Y dos con lentejuelas é hilo de oro al JNiño Jesú. como todo lo relativo á esa edad dichosa constique sonríe en su celda, ó que coloca para que sea tuye un recuerdo dulcísimo, se evoca siempre con venerado en los altares. placer, y no hay mujer que no responda cuando Hay muchas señoritas que conservan las muñe- se la pide una muñeca. cas que las distrajeron de niñas, y no pocas que, De aquí el éxito de esa Exposición de San Secuando no las ve nadie, juegan con ellas para ol- bastian, que va á ser uno de los éxitos de la capividar las rabietas que las hace pasar el novio. tal de Guipúzcoa este verano. El vestido para la muñeca es, por regla general, KASABAL la primera labor en que da puntadas la aprenT R A V É S D E LA F R O N T E R A diza de mujer, y uno de los goces más dulces de C A M B I O INTERNACIONAL D E las madres es cortar los vestidos para las muñecas HOMBRES de sus hijas. Un niño en España pasa del Colegio al InstiLa Reina Victoria de Inglaterra conservó durante toda su ida las muñecas que había tenido tuto y del Instituto á la Universidad. En el cole- LAS MUÑECAS gio aprende el francés, el inglés y, hasta si se tercia, el alemán. Si es de familia acomodada, puede que vaya a un colegio de Francia o a un colegio dirigido por franceses, para perfeccionarse en los idiomas extranjeros. Si sigue una carrera científica, es posible que también le lleven al Extranjero unos cuantos meses. Si el niño es niña, no hay para qué decir que todo lo más que logra en su ducación es ir á un colegio francés para aprender idiomas y labores. Tony Mathieu ha tenido una feliz iniciativa, que secunda con gran entusiasmo Pieire Baudin. Claro es que siendo franceses hablan de Francia y de la juventud francesa. Pero la idea no tiene nacionalidad. O mejor dicho, su aplicación no reconoce fronteras. Dijo Mathieu: una familia francesa envía un hijo á una familia inglesa ó alemana, y esta familia á su vez envía un hijo suyo á la francesa. La familia que reciba en su seno al hijo enviado por otra extranjera, le cuidará, naturalmente, y sin excitaciones de nadie, con la mayor solicitud, á cambio de iguales atenciones para su enviado. Cuanto haga en beneficio del huésped refluirá en beneficio del hijo ausente. Esto es lógico. Que la idea es excelente, lo prueba el hecho de que se ha creado ya una Sociedad para el cambio internacional de niños y jóvenes. ¿Que qué resultados puede dar en la práctica este cambio temporal de hijos? ¡Excelentes, estupendos! Pierre Baudin los razona. Mucho puede aprenderse en las clase pero la pedagogía adelanta sin salirse de lo clásico y teórico. La vida moderna es eminentemente práctica, y lleva traza de serlo más aún en lo porvenir. Las lenguas se aprenden en los colegios; hasta puede llegarse á hablarlas correctamente; pero el idioma no es el alma, el espíritu, la vida y las costumbres de los pueblos. El niño que sepa otro idioma que el nativo, lo hablará ocasionalmente. En el seno de su familia, en su casa, en su país, hablará el suyo propio, y decir que hablará su lengua es decir que practicará sus hábitos, sus tradiciones, sus costumbres de