Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N ú m 121 dos pasos de La Coruña, Betanzos, sin hablar de las de Compostela al Apóstol... ¿No las h a d e tener la capital? Una colectividad entusiasta, la LIGA D E A M J G O S decidió lanzarse, compuso, un programa realmente extraordinario. Del 6 al 14 de Agosto, La Coruña fija su gran semana. Se atrepellarán en ese plazo corridas de toros, iouradas á la portuguesa, regatas, serenatas y fuegos artificiales en la bahía, cucañas, farolillos y luminarias de todo género, concursos de iluminaciones y de escaparates, batalla de flores, festival grotesco, certámenes de músicas y murgas, de rondallas, de bandas, éste último internacional, amén de los festejos de Beneficencia, que no figuran en programa: un gran baile de sociedad, una kermesse, un festival infantil. ¡Atención! Para estos concursos y certámenes se ofrecen premios en metálico que representan algunos miles de duros. Si tan franco y generoso esfuerzo recayese sobre una preparación, sobre una base constante de animada vida veraniega, reportaría á La Co uña ventaja á pioporción del gasto, que no es flojo. Las fiestas no crean los veraneantes; les aseguran y engolosinan cuando existen y les convierten en propagandistas para el año siguiente. No cabría entonces deplorar, como deploran hoy los espíritus prácticos, que las cinco mil pesetas del premio de bandas puedan irse á Francia, y las quince o veinte mil de la corrida de toros se las papen ganaderos y matadores, quedándose La Coruña a! otro día de terminadas las fiestas más desierta y encalmada que nunca: sin bañistas forasteros en la gentil playa de Riazor y hasta sin coruñeses, pues habrán vuelto á esparcirse por las aldeas, lo mismo que si el rechichero apretase y les manase una gota de sudor cada pelo. La Naturaleza les llama- -una naturaleza muy complicada por la sociedad, -porque el veraneo de La Coruña no es estar pensativo bajo un árbol ó cabe una fuentecilla, ni fumar en mecedora, ni es el austero estiaje castellano entre gañanes y paletas con la conversación del boticario y del señor cura por recurso, sino un pugilato de luncheones, almuerzos, comidas, chocolates, tes, que reúnen al círculo de las personas acomodadas, dueñas de quintas, villas y Pazos, y acaban por tennis, danza ó concierto. Todo sin forasteros, en familia; los de siempre. Antes la crema del Veraneo se encontraba en las romerías; ahora las romerías, gracias á la difusión de los adelantos en forma de revólveres y navajas, ofrecen contingencias desprovistas de amenidad, y los veraneantes se encastillan en sus parques y jardines para so- lazarse y armar verbenas con mantones de Manila, dejando á los labriegos que zapateen el agarradiño y corran la pólvora. EMILIA P A R D O BAZÁN Pág. 3 COPLAS DE CIEGO f. i v 1 b H i a m Por si entre los fabricantes de pan renace el jaleo, San Luis extrema estos días sus medidas de gobiermo; y sé que en los bailes clásicos permitirá, desde luego, que bailen las sevillanas, pero no los panaderos. i Una conferencia pública superior, sobre el Petrarca, en Lisboa, el martes último, dio el gran Teófilo Braga. Únicamente al estúpido de don Serapio Ribalta le pareció mal Teófilo. jClaro, al que no está hecho a B? agas... Ül El HI Tratando en diversos tonos los papeles lo del pan, hoy como noticia dan lo que dicen los patronos. Mas como á muchas personas da la subida que hacer, mejor seria saber lo que dirán las patronas II I S D Tiene muy buenas enaguas mi alegre vecina Pepa, y en Aguas Buenas hoy día gasta el dinero Sílvela. Y aunque distintas parecen ambas cosas, se asemejan en que Pepa y don Francisco gastan hoy en aguas buenas. IGLESIA Db MONSERRAT, PRÓXIMA A DESAPARECER, Fot Uid Peie Ü na m ees taponados de corcho después de haber servido en las barricadas. RAFAEL URBANO Busco achicharrado el jueves el Santo del día Andrés, y absorto vio que era Nuestra Señora de las Nieves. JUAN PÉREZ ZUÑ 1 GA LAS CÉDULAS PERSONALES EN MADRID 1 La plaza de Antón Martín I a piqueta derrumba el último monumento histórico de la plaza de Antón Martín: la iglesia de Monserrat. Es el único que quedaba en esta plaza, donde todas las revoluciones del siglo pasado levantaron sus barricadas, y donde todos los revolucionarios españoles se parapetaron tras ellas para defender los ideales democráticos. El Hospital de San Juan de Dios fue derribado. L célebre fuente de La Fama, con sus leones de piedra y su ángel anunciador, sustituida con un pabellón de higiene, después... con la torre telefónica, que distrae las miradas y las aparta del necesario kiosco No quedaba más que la iglesia de Monserrat, que ya desaparece. La casa de contratación al aire libre de los colchoneros sin trabajo ha venido á menos, y apenas si concurren á la esquina de la iglesia uno ó dos oficiales que acaban con la costumbre. Los aires revolucionarios han pasado, y una paz tristemente animada se enseñorea de la plaza. Ha de ser más pacífica aún. El derribo lo quiere. La piqueta que derriba al templo, derribará también la casa del tesorero de la República. La droguería de Chávarri. Si es que los muertos vuelven y repasan de nuevo por los lugares donde cruzaron con vida, entre las infinitas sombras de los que fueron vagarán alguna vez las de todos los grandes hombres del 48 al 86. Todos los rebeldes y extraviados políticos, los entusiastas y los iluminados demócratas, Orense, Rubio, cien mil... La más dolorida de las sombras y ía más vieja de todas, buscara acaso entre el escombro aquel lecho de caridad que le concedió el fundador de la casa. (1) Las otras buscaran los bancos d: la iglesia, tantas veGuillen de Castro, el celebrado autor le Zas Mocedades del Cid, murió en el Hospital de la iglesia de Monserrat. COLA QUE FORMAN ESTOS DÍAS LOS REZAGADOS PARA RECOGER SUS CÉDULAS EN UNO DE LOS DISTRITOS Fot MOTÍN EN EL FIELATO DEL PACIFICO EL CARRETERO FERMÍN GAL 1 NDO DE VALENC A, EN EL PAC 1 F CO Fots AlOÜSO LOS GUARDAS DE CONSUMOS OUE AGREDIERON AL CARRETERO FERMÍN GAL 1 ND 0 LOS GUARDIAS QUE LES DETUVIERON HERIDO POR LOS GUARDAS DE CONSUMOS EN EL FIELATO