Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. 118 A BC EL NUEVO TRANVÍA DE GRANADA Pág 7 fermas que van á bañarse por prescripción det med ¡co; la nota amor de los novios que junto al mar saborean su idilio; y más visible que ninguna, la nota alegría de todas esas pinas de amigos y amigas que trasladan á la playa la tertulia de la Corte, con su urdimbre de bromas, murmuraciones y coqueteos. Un mundo temible de figuritas revoltosas, lánguidas y serenas, vestidas de colores claros y de blanco. Gozan todos los días de unas cuantas horas, doradas por el sol, refrescadas por la brisa del mar y, rociadas por el amor ó por la risa. Levántanse allí, én proyectos de fiesta para el invierno y. en ensueños de amor, castillos de naipes más grandes que el mar que los- mira y más bellos que el mar también, y como eljmar, f 0 íqué en los ensueños de los enamorados; hay siempre yelitas blancas de ilusión, pequeñas barcas de esperanza que salen del puerto con rumbo á las alegrías del porvenir- realizado, y esa nave tardía del día nupcial, queI -desde h playa se la ve allá lejos como. un puntó de nieve que se agranda y va acercándose después poco á poco hacia el puerto con su dulce carga. Y mientras así suben y suben y se enlazan y se combinan las nubecillas de vapor rosado. con que forjamos la ilusión, el mar, el idílico mar de las tardes serenas, enlaza y combina sus olas con curvas de mujer y levan ta con ellas azahares de espuma, florescencia de blancuras virginales, y canta su rumor con palabras incógnitas que son alma. J. ORT 1 Z DE PINEDO COPLAS DE CIEGO TRANVÍA QUE ACABA DE INAUGURARSE EN GRANADA CON DESGRACIADA SUERTE, PUES MATÓ Á UN JOVEN DE QUINCE AÑOS Y PRODUJO HERIDAS GRAVES Á UN CONDUCTOR Fot. L. Medina MONUMENTO ARTÍSTICO con que sueñan los marineros desde la tristeza de la tierra. Cuando yo vi por primera vez el jnar, recuerdo que asistí á su espectáculo con emoción, en la que mi silencio era todo alma. Füé en Tarragona un día borrascoso en que las aguas rodaban lúgubres bajo la noche, un mar loco de belleza incopiable, y tuve la suerte de ver completa la nuestra entonces escuadra española, que aquella tarde había llegado de regreso de Francia. Era el 16 de Julio del 96. Hago esta cita, porque la fecha del día en que por primera vez se ve el mar debe ser consignada en una vida. Víctor Hugo, preguntado qué pensaba hacer durante unos días, con testó con su sencillez solemne: Voy á pasear junto al Océano. Del conflicto del pan se preocupa... la autoridad local, siempre celosa. Esta noticia dio la Prensa el martes, y después, casualmente, dio esta otra: Ayer, en un teatro, á un caballero le dio de bofetadas su señora. Lo cual confirma lo que dice el vulgo, y es que á falta de pan, buenas son tortas. S II El calor ha progresado. ¡Si será de rechupete, que hace dos noches he entrado en un café y me he quemado los labios con un sorbete! Aunque hay. de apaches en Madrid un ciento, no sé por qué se me figura á mí que ahora que está cerrado el Parlameíito se ven menos apaches por ahí. É (S. H; Ayer Bernabé Merino entró en la tasca del Mago, pidió un cuartillo de vino y se lo bebió de un trago. Hizo un gesto Bernabé y exclamó fuera de sí: ¡Luego dirá el A B C que hay falta de agua en Madrí! H g) Tras de aquél de la calle del Barquillo y de varias reprises de igual caso, otra matre infelice hará tres noches libró en el houlevard del Noviciado. Ahora que está de moda al aire libre tomar refrescos y. salir del paso, con tanto alumbramiento por ¡as calles no sé cómo en Madrid no se ve claro. Quien ha visto el mar Se ha cerrado el Parlamento y es sensible ante la Nay se estrenan, Las chismosas. turaleza, lo r e c u e r d a ¡Pues señor, es mucho cuento cuando está lejos de él que no han de cambiar las cosas! con esa pena enamorada con que se recuerda á: JUAN PÉREZ ZUÑÍGA los ausentes queridos; y se sueña con la larga delicia que estremece el ERIODISMO FEMENIL EN INGLAcuerpo al sumergirse en TERRA el agua, y con las barEn Londres se ha fundado una sociedad de mujeres cas que se han visto ale- periodistas. Claro es que se titula Sociedad femenil de pejarse y perderse en la riodistas. La presidenta es una hija del duque de Marllejanía del agua, y con boroug, -casada con el capitán Gordon Chesney- Wiison. los cantares típicos que Estuvo en el Transvaal con su marido y fue corresponse han oído temblar en sal de un gran. diario londinense. la boca de los pescadoEn la batalla de Mafekin fue hecha prisionera por los res; con todo lo que boers, que la tuvieron. en rehenes durante un año. recuerda el mar, que es Esbelta y elegante, lady Wilson es el tipo más perfecidilio en el amanecer to de la gran dama inglesa. Durante la guerra sólo vescuando cae la primera tía un traje azul de gran sencillez estética, y ccimo único claridad del día sobre adorno una flor roja, pareciendo evocar el recuerdo de EL INSIGNE ESCULTOR DON AGUSTÍN QUEROL DANDO EL ÚLTIMO TOQUE AL GRUPO ESCULTÓRICO la soledad de las playas, la bandera tan grata á los ingleses. QUE HA DE CORONAR EL MONUMENTO Á LOS MÁRTIRES DH LA PATRIA, EN ZARAGOZA himno en la mañana Fot. Asenjo Hacz pocos días, la Sociedad celebró una velada en bajo el sol rojo y fogoso, madrigal en el atardecer cuan- honor de su Y el rasgo iON MOTIVO DEL VERANEO: CO- do se está al lado de una mujer bonita á quien se puede- esa fiesta era presidenta. de solidaridad más interesante de el espíritu que liga con íntidecir algo sin que se enfade, y elegía dulce en la noche, SAS DEL MAR mos vínculos á todos los individuos, formando esa heral amor de la luna romántica y triste... V mandad de que habló en un tiempo lady Colin Campbell; Allá se van, los que pueden, á bañarse en el mar y á esa fraternidadipor la que, en un momento dado, todas Recuerdo haber leído un cuento que habla de 1 un macontemplarlo móvil y soberano, con la soberanía de lo inmortal, bajo el cielo alegre de los días estivos; allá se rinero viejo é inválido que quiere una ventanita frente las mujeres que quieran iniciarse en la carrera encuenvan los elegantes, los ricos, la espuma que florece sobre al mar para, contemplándolo, encantar la tristeza de tren un poderoso apoyo en la asociación. En un país donde la población femenina excede de el nivel de la multitud, á saborear, si son poetas, el es- sus días postreros. Este amor al mar le permite morir pectáculo del mar, diorama de múltiples visiones, colo- tranquilo como un hombre que ha satisfecho su ideal. y un millón á la masculina, donde todo el mundo, viejos y ristas paisajes de agua. Las mañanas del mar, las tardes no ve en la muerte más que lo triste de un encanta que jóvenes, tienen por distracción casi única, á causa del clima, la lectura, el ser periodista ofrece grandes ventadel mar, las noches del mar y los amaneceres y los cre- se rompe. púsculos regalan á los contemplativos con ese don de Entre la turbamulta que acude á los balnearios de las jas. Actualmente, la mayor parte de los diarios constan color y de gracia, de olor salado y de frescura de brisa playas, destácase la nota melancólica de las muchachas en- de diez á dieciséis páginas, y en ellos se habla, de todo, P