Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 1 ABC Num. i i8 VERANEO EN LA E L SADO Y PRESENTE GRANJA PA- f I1 v i JAPONESES EMPLAZANDO SU ARTILLERÍA fN LOS ALREDEDORES DE FENG- HOANG CKENG El veraneo en el Real Sitio de San Ildefonso se ha modificado de un modo notable desde que no hace allí jornadas la Corte y a la antigua y ceremoniosa etiqueta ha sucedido la grata cordialidad que esparce en torno suyo la bondadosa y amabilísima Infanta doña Isabel que, Princesa de la casa de Borbon hasta la medula de los huesos continua fiel a la fundación de su augusto abuelo el Rey D Felipe V y gasta en veranear en la Granja mucho mas de lo que le podía costar la residencia en el punto mas caro del Extranjero Las jornadas de este Real Sitio, que evoca tantos y tan interesantes recuerdos de los tiempo de Isabel de Far nesio y de la regencia de Doña Mana Cristina de Borbon recobraron su caractei ceremonioso después de la Restauración durante el remado de D Alfonso XII Al joven y malogrado Monarca le gustaba la residencia estival en aquel suntuoso palacio se complacía paseando por los hermosos jardines y aprovechaba bien la caza de Riofrio Asi es que en cuanto apretaba el ca lor en Madrid se iba con gusto a San Ildefonso y allí se instalaban la corte y la representación del Gobierno La casa de Canónigos albergaba a los altos peisonajes la de Oficios a los que teman cargo palatinos se ocu paban los cuarteles con la bien escogida guarnición y el Real Sitio se animaba extraordinai lamente En la calle de Balsain de los jardines se formaban los corros tradicionales el grande o sea el que honraban con su presencia los Reyes y que era una especie de Monasterio de las Huelgas donde no se penetraba sino con cuarteles de nobleza El de la ministra de jornada, que reunía a las señoras de los altos funcionarios que hablan ido con el jefe y el de los de la servidumbre de palacio y el de los particulares Estos corros no se reunían ni confundían nunca y apenas se saludaban los que los formaban En el grande se veía siempre a la bondadosa duquesa de Ahumada y a todos los Grandesy damas de la Reina que había en la Granja ENTRADA DEL EJERCITO JAPONES QUE MANDA EL GENERA PRECEDIDO DE LOS ESTANDART KUROXI EN FENG- HOANG- CHENG LA FUENTE DE LAS TRES CRAC 1 AS i- N LOS JARD NcS Df 1 A GRANJA Otro corro muy caricteustico era el de Mad Bauer aquella dama portento de talento y de elegancia esposa del banquero D Ignacio lepresentante de los Rotscluld en Madrid Había comptado este gran señor em nentemente artista 1 J antigua ca a de Paje que bajo la di reccion del ilustre arquitecto Arturo Mel da se convirtió en una cómoda y ciega itis i a residencia veraniega Allí iban a pasar parte del veiano con los dueños de la casa sus íntimos D Juan Valera D Alejandi o Llotente D Gaspar Muro D José Luis Albareda y el donosísimo e ingenioso Ramón Correa Estos señores y algunos individuos del Cuerpo Diplomático extranjero entre los que figuraba el conde de Solms formaDan el corro de M d Saaer en los jar diñes al que iba la notable dama con su prima mada ma Weill o con su intima amiga Elena Prendeigast viuda de Roberts una de las señoras de mas distinción y de mas insenio de la sociedad de Madrid o mz -K n- W éSfv EN b l k -M LOS AGRbGADOS MILITARES EXTRANJEROS Photo o u c lis EL MAYOR JAPONES 1 UKADO EXPLICANDO L TÁCTICA DE LA BATALLA DEL YALU CAVPAVtbNTÜ DE F NG HOANG CHENG En Palacio se daban bailes porque entonces estaban solteras las Infantas Dona Paz y Doña Eulalia y había también bailes en la casa de Canónigos en las habitacio nes del ministro de jornada La marquesa de Vega de Arrrujo dio algunos notabilísimos siendo su ilustre esposo ministro de Estado En uno de ellos hizo su presentación en el munao la hermosa Clarita Lengo recién salida de un colegio de Gibialtar, en todos brillaba hermosa y elegante la mar-