Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
u 8. CRONICA SEMANAL ILUSTRADA. LA GUERRA 1 ¿MADRID, 21 DE JULIO DE 1904. NUMERO SUELTO, 10 CÉNTS RUSO- JAPONESA LAS AVANZADAS DE COSACOS OEL GENERAL REMENKAMPF DESALOJANDO DE SUS POSICIONES Á LOS JAPONESES EN EL DESFILADERO DE LÍAO- YANG Dibajo de Estevan, de un apunte del natural enviado por nuestro corresponsal M. Hayachi aquella parte del pueblo que contribuye con más de veinticinco francos de contribución directa á aliviar las cargas del Estado. Son puestos que. inspiran enconaa inesperada preponderancia militar del pueblo japodas codicias, porque disfrutan de ttá haber de 5.000 nés ha despertado en Europa sorpresa y curiosidad. francos. El elemento campesino suele dar sus votos á Nadie imaginaba que un pueblo que vivía hasta hace cinlos zamarais ó descendientes de los hombres de armas cuenta años bajo un régimen de feudalismo y de atraso, que dependían de la nobleza feudal, y á los propietarios pudiese levantar en las naciones occidentales medrosos rurales. En la ciudad suelen triunfar tas candidaturas recelos de rivalidad. El orgullo europeo ha mirado hasde los abogados, médicos, periodistas, aristócratas pota ahora con despectiva indiferencia todo lo que procebres, etc. y aventureros con algún prestigio popular. diese de China y del Japón, por entender que el progreLa vida política viene á ser un amasijo de tradiciones so no había de pedirles nunca hospitalidad. Aun los homfeudales y de hábitos parlamentarios. bres más cultos de entre nosotros, los más rebeldes á la influencia corrosiva de las preocupaciones tradicionales, Ahora bien, he dicho que el Mikado continúa tan en nos hemos resistido á creer que el Japón pudiese no ya posesión del fuero absolutista como hace cincuenta años, sobrepujarnos, ni siquiera competir- con nuestro modery voy á demostrarlo. no sentido de la vida, de las armas y del arte. Por adEl Parlamento es en el Japón un organismo político mirarnos ciegamente contrajeron los japoneses la avidez puramente decorativo. Carece de atribuciones para criimitativa que ahora les echan en cara ciertos espíritus ticar los actos del Gobierno y no seje consiente ni una frivolos que ignoran que la imitación es el germen del sombra de ataque á las instituciones. En cuanto se resisinstinto y de la costumbre. Prendáronse de nuestro ten á votar un impuesto ó una minoría se atreve á censumodo de ser político, y su emperador Mutsu- Hito, el rar la gestión de un ministro, la Cámara es disuelta por más deslumhrado con nuestro progreso, despojóse en el Gobierno. Una vez se dio el caso de que un diputado apariencia de sus prerrogativas autocráticas en 1896, y se permitió comentar tímidamente el discurso de mensaje encargó á letrados alemanes y franceses que redactasen de la Corona, y la legislatura fue disuelta á los quince una Constitución para su pueblo. He dicho que aquel minutos de constituida. Los cambios ministeriales no se código de libertad le fue otorgado al Imperio japonés más verifican allí por el fracaso de los hombres ni por desen apariencia que en realidad, y voy á demostrarlo. El acuerdos entre el Poder y el pueblo de esos que resueMikado gobierna desde entonces asistido de dos Cámaras: nan en las calles, sino por intrigas palaciegas y por reuna, á semejanza de los Lores, en la cual tienen asiento catadas conspiraciones de la aristocracia. Y esa miseria los miembros de la familia imperial, los individuos de! a vergonzosa del parlamentarismo y esa pequenez pusiláalta nobleza agraciados por el Emperador, personajes nime de la nobleza constituyen toda la armazón de la pode nuevo cuño aristocratizados en pago de servicios al lítica japonesa. trono y al país, y algunas personalidades elegidas entre Turnan en el poder dos partidos: uno liberal, que los mayores contribuyentes. La otra Cámara, equivaacaudilla el marqués de Ito, y otro conservador, ahora en lente á nuestro Congreso de Diputados, está constiauge, que dirige. el mariscal Yamagata. El conde Kattuida por miembros que elige anualmente por sufragio saura, actual presidente del Gobierno, es vastago militar Los políticos japoneses L y político de Yamagata, á cuyas órdenes sirvió en la guerra contra China. Es hombre inteligente, enérgico y se ha educado en Alemania. Su carácter quedará definido con decir que ha disuelto durante su mando dos Parlamentos que contrariaban sus puntos de vista. Es ministro de Marina el almirante Yamámoto, que mandaba la escuadra japonesa contra China en 189 y á cuyas órdenes servía Togo como capitán de buque. El actual almirante de la escuadra es hechura de Yamagata. El barón Kamoura, ministro de Relaciones Exteriores, es un diplomático que se educó en los Estados, Unidos, siendo más tarde consejero de Yamagata, en la campaña contra China. El ministro de la Guerra ha residido muchos años en Francia, y el barón Jone, de Hacienda, ha sido embajador en Berlín. La primera escuadra y el primer ejército regular, serio, disciplinado y temible que tuvo el Japón, los debió á Inglaterra, Francia y Alemania- Hoy los alumnos valen tanto como los maestros, pues casi todo el profesorado militar y civil es japonés. El sueño político de este Imperio puede resumirse en pocas palabras: Nos instalaremos en Corea, educaremos á la China militar y económicamente, y unidos con ella; libraremos á Asia del yugo de los europeos. Expulsaremos á los franceses de la Indo- China, á Inglaterra de la India y á los yanquis de Filipinas, y conseguido ésto, Asia recibirá el exceso de población nuestra y nuestros productos manufacturados... ¿Se cumplirá este sueño? ¡Quién sabe! ¿Por qué no? MANUEL BUENO lia Administración de A B C ruega al público y á s u s c o r r e s p o n s a l e s h a g a n s u s p a g o s en lib r a n z a s d e l a P r e n s a e n lugar de sellos d e Correos o billetes de Banco. E s t a s libranzas se venden en todos l o s e s t a n cos d e E s p a ñ a d e s d e 1. d é J u l i o