Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. 117 A Be Pág. y PRUEBAS DE EXTRACCIÓN DEL VALPARAÍSO EN LA BAHÍA DE VIGO LOS ELEVADORES, INVENCIÓN DEL ITALIANO PINTO, t o t s Bello LOS ELEVADORES FUNCIONANDO DELANTE DEL SAN CLEMENTE LOS GALEONES QUE, CARGADOS DE PLATA, SE ENCUENTRAN SUMERGIDOS DESDE HACE SIGLOS EN LA ENSENADA DB RONDA; HACIENDO PRUEBAS SOBRE EL VALPARAÍSO VAPOR INGLES DE LA COMPAÑÍA DEL PACÍFICO QUE SE FUE Á PIQUE EN LA BAHÍA DE VIGO SI LAS PRUEBAS DAN RESULTADO, SE PROCEDERÁ Á EXTRAER COPLAS DE CIEGO Los veladores de hierro que los cafés ahora ponen en las aceras, se pasan la noche al fresco los pobres. ¿Que no descansan? No importa. ¿Que pasan toda la noche de servicio? Pues que velen; para eso son veladores. LA EXPOSICIÓN DE TARRASA i1 i Terminaron los concursos del Conservatorio ya, con el mismo resultado que han tenido años atrás; es decir, de cada doce que han concurrido á tocar, han sacado premio trece, como no hayan sido más. Q S II Los poceros que en huelga se hallan juntos ventilando estos días sus asuntos, van logrando vencer, lo cua) ¡oh Fabio! te prueba que es difícil que haya un sabio que trate los asuntos financieros con más profundidad que los poceros. EI a m Un catarrillo Navarro debe al Jardín del Retiro, y hoy dice el doctor Ramiro que es pulmonar el catarro, fundando dictamen tal en que la leve afección la ha cogido en eJ pulmón de esta culta capital. B He visto los billetes kilométricos que aoaba de comprar don Carlos Alvarez, y está en ellos marcado hasta el kilómetro donde ha de suceder cada catástrofe. DEL EDtFlClO EN BL QUE SE CELEBRA LA EXPOSICIÓN LOCAL DE TARRASA, DE AQUELLA TRABAJADORA Fot. Ballcster CIUDAD mmu ¿Con que en bien de la moral la autoridad ha ordenado que cambien de personal los aguaduchos del Prado? Me alegro: de esa manera veré si coloco en uno al suegro de mi portera, que está de chula muy tuno. EXHIBIÉNDOSE EN ELLA LOS MÚLTIPLES PRODUCTOS INDUSTRIALES Pues bien; esta horrible hecatombe reconoce por causa principalísima la diarrea, porque el número d niños que la padecen es inmenso, sucumbiendo á ella la mayoría, y los que por fortuna logran resistirla, quedan en un estado tal de debilidad, que les priva de la fuerza de resistencia para luchar y vencer luego á las otras enfermedades que les atacan. En solo un año, 1900, sucumbieron por diarrea en JUAN PÉREZ ZUÑJGA España 45.334 niños menores de cinco años, y en Madrid, en cuatro años (1900 a 1903) fallecieron de esta misma enfermedad ¡3.81 1 de o á cuatro años! Y la diarrea no es como vosotras pensáis- -y con vosA s; ¡puede, con toda prepiedad, llamarse una de las más rerribles enfermedades que padecen los niños otras no pocas personas ilustradas- -una dolencia sin importancia y que á veces conviene la tenga él niño, sodurante el verano: la diarrea. Vosotras, madres cariñosísimas, para quienes todos bre todo cuando está echando los dientes. No, no. y los placeres, todas las alegrías, todas las felicidades las mil veces no, queridísimas y amantes madres. No creáis tenéis reconcentradas en vuestro hijo, sois casi siempre tal vulgaridad, pues semejante creencia lleva en sí apareculpables de esa gravísima dolencia que, alterando su jada un mar de copioso llanto. La diarrea es vuestro masalud, concluye muchas veces por arrebatároslo para yor enemigo: es el verdadero Jieródes de los niños. siempre, dejándoos sumidas en un mar de lágrimas y Ese Herodes es urv opulento agricultor que también trocando toda la dicha de vuestro feliz hogar en perpe- hace su abundantísima siega en los meses de verano. En tua pena y desventura. efecto, ¿sabéis cuántos niños perdió España en 1900, Vosotras ignoráis, seguramente, la devastación que durante sólo los meses de Julio, Agosto y Septiembre? la terrible Parca produce durante el verano en el her ¡70.088! moso campo infantil. Para que os forméis siquiera lige ¡Leedlo bien! ra ¡dea de ella, os diré, y procurad no olvidarlo nunca: ¡Temblad! ¡España pierde cada año más de 120.000 niños me ¡Horrorizaos! El verdadero Heredes Y procurad después poner remedio. Por fortuna, tenemos un doctor especialista, mejor dicho, una doctora que cuenta con poderosos elementos para luchar contra ese Herodes maldito. Es una doctora muy simpática, muy agradable, sumamente econórtiica, que os evita el gasto de medicamentos y os economiza muchas lágrimas. Ya me figuro que ansiáis conocer su nombre y ¿ojalá que así como tenéis vehementes deseos de saberlo, tuvieseis empeños grandes en retenerlo siempre en vuesíra memoria! Su bendito nombre es HIGIENE. nores de un año, y. cerca años! de a 3o.ooo menores de cinco (1) Movimiento anual de la población de España. Tomo 11. Publicado por la Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico. Madrid ha perdido desde 1896 a 1902 nada menos que ¡44.83i niños de o á cuatro años! Ella no cura la diarrea de vuestro hijo, sino que hará cosa mucho mejor: la evitará. La Higiene, en general, podrá ser cara y de difícil aplicación, como, en efecto, lo es algunas veces; pero la Higiene del niño zi sumamente sencilla y económica. En vuestras manos está, pues, el evitar que vuestros hijos padezcan diarrea. i ¿Cómo? 1. Procurando amamantarlo vosotras mismas, porque, además de ser éste un deber sagrado, nada prueba mejor al niño como la leche de su propia madre. 2 Procurando regularizar las mamadas; no le deis el pecho más que de dos en dos horas en los tres primeros meses; después, de tres en tres horas durante el día, y una ó dos (á lo sumo) de noche. Si vosotras os penetrarais bien de la bondad que encierra este consejo, lo practicaríais con escrupulosa exactitud, y haciéndolo así, veríais cuan diferente sería vuestra salud y la del niño.