Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pásr. 8 A VIDA EN BROMA. SOCIEDADES DE RESISTENCIA Ea, ya están agrupadas las modistas. Loado sea Dios! Poco á poco irán desapareciendo los viles explotadores de la humanidad. Daba grima ver con qué crueldad eran datadas esas preciosas criaturas que viven del dobladillo. ¡ixisUn maestras infames que las imponen un trabajo supeiior á sus tuerzas, y comerciantes viles que las pagan á cinco céntimos los calzoncillos, con ó sin jareta. Pa a demorar el pago había quien, al recibir la obra, comenzaba á ponerla defectos, diciendo: -Estos frunces no me gustan. ¿Que tienen estos frunces? -exclamaba la infeliz obveia. -Hstán torcidos. -Usted s! que está torcido. ¡Rafaela: esas palabras no las puedo consentir ni como comerciante ni como particular; y, por lo tanto, la descuento á usted un real en cada c? misa. A cualquier cosa se agarraban los picaros para no pagar por completo el importe de la costura; pero todo esto va á desaparecer. Las sastras hace ya tiempo que lograron sacudir el yugo, y hoy cobran lo que deben cobrar, sin tener que doblegarse ante las imposiciones del patrono. -Ramona- -dice uno de éstos, -esta solapa no es de mi absoluto agrado. La encuentro algo encogida. -Tengo perfecta conciencia de haber cumplido mis deberes, y por consiguiente, rechazo la inculpación: ó me paga usted la hechura en el acto, ó formulo una denuncia, y no habrá sastra en Madrid que coja la aguja en servicio de este establecimiento. ¡Ramona, por Dios! ¡No se ponga usted así! -Lo dicho, Sr. Pérez. -Pero venga usted acá, mujer; yo no he querido ofenderla en lo más mínimo. Sea usted razonable. ¿Me llama usted irracional? Pues bien, Sr. Pérez; acaba usted de faltar á una miembra de la sociedad de sastras, y esto no puede quedar así. ¡Abur! ¿Adonde va usted? -A buscar el amparo de mis compañeras. Desde hoy tendrá usted que coserse á sí mismo. Ramona se va, y e! patrono cae en una especie de letargo, del que va á sac- trle su esposa. ¿Qué tienes, Pérez? -le pregunta. ¡Estamos perdidos, Robustiana! -dice él con acento melancólico. ¡Acabo de incurrir en el enojo de la sociedad de Sastras! ¡Desoí aciado! ¿Qué has hecho? Justo es que las modistas, merced á una estrecha solidaridad, lleguen á constituir un cuerpo fuerte sobre el que no puedan pesar las imposiciones de los tiranos. Primero sacudirán este yugo aborrecible y después el otro: el yugo de los piratas callejeros. Sabido es que hay en Madrid una colección de calaveras empedernidos dedicados á perseguir modistas y á inflamarlas con el fuego de sus ojos. Ellas ¡infelices! suelen caer en las mallas que aquellos les tienden, y lo que empezó en idilio acaba, por lo general, en tragedia. De la noche á la mañana desaparece él, y ésta entonces se tira desde un balcón de un piso cuarto ó derrama en el caldo del cocido unas cuantas gotas de ácido fénico y se lo bebe. Contra estos infames seductores de oficio habrá que formar otra liga de modistas y se reglamentarán las relaciones amorosas, estableciendo diplomas de honor y mérito para las que consigan abatir el orgullo de los hombres llevándoles al altar de cabeza. Se acabaron, pues, los Arturitos de bigote negro como la endrina que se apostaban á la puerta de los obradores en tiempo de vela é iban vertiendo frases venenosas en el oído o e las jóvenes modistas. Contra aquellos se desencadenarán los artículos del reglamento, hasta hacer infructuosas todas las artes de la seducción empleadas hasta el día. Contra estas conquistas debidas al mérito físico no hay sociedad de resistencia posible. Luis TABOADA ABC Núm. i1 Lo que cuenta Thuillier ás joven y más alegre, según observó Dicenta; más delgado y casi estoy por decir que hasta con más pelo, ha regresado el popular actor de su excursión americana después de oir, tanto en Cuba como en Méjico, grandes ovaciones y de girar desde una y otra República respetables cantidades. Los aplausos y el dinero, no sé si por partes iguales ó si con mayor poder éste que aquéllos, han desembarazado á Emilio Thuillier de h fatiga de unos pocos años que, aun siendo pocos, desde los treinta comienzan ya á pesar, y han dispuesto su espíritu para emprender confiadamente nuevas empresas escénicas, en las cuales ¡qué va! podrán peligrar los capitales, pero el arte dramático saldrá seguramente triunfador. Y dice Thuillier, narrando las impresiones de su excursión, que la Habana es una delicia, la población más encantadora del mundo para todos, pero principalmente para los españoles... desde que tuvimos el honor de que nos arrojaran de ella. La terca animosidad de los cubanos contra su antigua metrópoli se ha convertido en fraternal afecto hacia nosotros, y el nombre de España es hoy enaltecido en la riquísima ¡sla casi con el mismo fervor que antes se ponía en denostarlo. Cuba tiene el corazón español, y sus actuales protectores los yanquis, á pesar de los innegables beneficios que sobre todo con el desarrollo de las obras públicas han proporcionado á la r i q u e z a insular, no logran ganarse el afecto de los naturales. Es e! eterno caso de la mujer divorciada que empieza á comprender que quería muchísimo á su primer marido... cuando ya se ha casado con el otro. El público de la Habana es, I decir de Thuillier, un público muy inteligente y de depurado gusto artístico, q u e s a b e apreciar y sentir la LOS ESPECTADORES DE LA CORRIDA CELEBRADA EN MADRID EL DÍA DEL CORPUS SALTANDO AL RUEDO verdadera belleza, coDURANTE LA LIDIA DEL PRIMER TORO sa no extraña, puesto que ante él desfilan continuamente las primeras repu- Marqués de Núñez, Ducazcal, Navacerrada, B. Sancitaciones europeas. frián, Aurelio Várela, Asensio Más, R. Calleja, V. Lleó, El género teatral que más le apasiona es la alta coPiera, Jurado de la Parra, Santiago Muguiro, Luis media, ó comedia dramática; pero esta predilección no Barceló, A. Bonnat, H. Crespo, F Verdugo, Luis excluye su entusiasmo por lo castizo y tradicional en París, López Marín, Félix Méndez, P. G. Muñoz, tierra española. Baste un dato elocuentísimo. En dos Antonio Palomero, Dr. Forns, M Compañy, C. L. de representaciones, tarde y noche, de Don Juan Teno- Cuenca, Antonio Heredia, R. Manso, Jiménez Madrid, rio, entraron en la taquilla siete mil y pico de duros. J. Diez Vicario, V. Diez Vicario, S. M Granes, Aquel gallardo calavera sevillano continúa producien- L. Pinillos, L. del Arco, J. M. A Ballester, J. Dicenta, do abundante y sano dinero, cuando ya su madre pa- Mariano Benlliure, S. Rusiñol, M Benedíto, J. Martítria, no menos calavera que él, paga las liviandades nez Abades, R. Pulido, Amalio Fernández, José Monde su conducta viérdose con poca moneda, y esa poca tero, R. del Valle Jnclán, J. Laserna, S. Regidor, muy malita. Ahí tiene el señor Ministro de Hacienda M Peña, R. Gómez Gil, Castaños, J. M a Amaré, otra fuente de ingresos como la del alcohol: los TeE. Amaré, S. Torres Cartas, J. G. de Salazar, Consnorios españoles pueden y deben ser un gran elemento tantino Gutiérrez, J. M 1 Villar, E. Sánchez Sola, contributivo. E. Pedrero, Ricardo Redondo, Nicolás de Estrada, S. Viniegra, M Santa María, E. Seseña, F Pérez En la Prensa cubana, al decir del notable actor, y por Asencio, Ricardo Marín, Eduardo Fernández, L. Roel testimonio de cuantos se preocupan de estas manifesmea, Navarro Ledesma, A. M Castell, Xaudaró, Gastaciones, obsérvase un verdadero renacimiento. Además cón, Campo Moreno, C. A. Ossorio, S. Lario, E. Cade los periodistas y escritores ya muy conocidos y aprerrasco, Gabaldón, M Asenjo y R. Palacio. ciados en España, destacan vigorosamente su personalidad varios literatos jóvenes como Mario Muñoz BustaAntonio Palomero leyó varias cartas de adhesiones de mante, temperamento brioso y original; Jesús CastellaSorolla, Blay, Méndez Bringa, Lhardy, Garrido, Balnos, profundo pensador y estilista sobrio, y Emilio Vi- sa de la Vega, Manuel Bueno, Borrell, Alberti, conde llaverde, talento flexible que auna las gallardías de aquél de Casa Planell, Camarero, C. de Rivagorza, R. Bellcon las delicadezas de éste. Diario de la Marina, bajo ver, Eugenio Oliva, Rojas. Limendoux. E. Rivas, y una la inteligentísima dirección del Sr. Rivero, continúa sien- de Mariano de Cavia que decía así: do el periódico más grato para los españoles, y uno de Téngame usted por presente en ese festín y por el los más populares representantes de la Prensa cubana. que más sinceramente se asocie á su legítima satisfacción. Y para colmo y remate de todas las satisfactorias noti Yo, que me daría por muy contento con que España cias que Thuillier nos trae de nuestra antigua colonia, fuese una nación decentemente amueblada, no tengo palahan de saber los lectores que en esa tierra de promisión bras con que alabar al admirable artista que tanto hace circulan profusamente aquellos simpáticos centenes y por decorarla soberanamente. aquellas hermosísimas onzas que ya en España no se ven Le felicita y abraza, Mariano de Cavia. mis que por subasta solemnemente anunciada en la Gaceta. Nuestro director, que se encuentra en Sevilla, telegra ¿No han de estar alegres y no han de sentirse más jóve- fió lo siguiente: De todo corazón me asocio al homenanes los españoles que regresan de Cuba, habiendo tratado te tributado al insigne Arija, y ruego al compañero que familiarmente al oro, á ese oro que aquí no es ya más se encuentre á su lado le abrace en mi nombre en prueba que un palo de la baraja y otro sobre nuestras costillas de admiración y de cariño, tuca de Tena. apenas salimos de casa y aunque nos encerremos en Pronunciaron muy expresivos brindis los Sres París, ella? ¡Dichosa Cuba, si no fuera por... las malas vecin- Julia, Rusiñol y Dicenta en elogio á Arija y en pro del dades! arte como lazo de unión de todos los hombres de buena De Méjico habla también Thuillier con sincero elogio, voluntad, y el festejado dio las gracias en breves y sinceras frases que denotaban profunda emoción. pero no tan apasionado y efusivo como el que dedica á la República cubana. Porque es lo que él dice: Mi amiEl acto no pudo ser más hermoso ni más halagador go: en México nos tratan bien á los españoles, pero no para Arija, de cuya satisfacción nos hacemos partícipes. nos quieren tanto como en Cuba. ¡Qué va! Y sin embargo, debieran profesarnos, cuando menos, ese cariño que se establece entre enfermos de la misma dolencia. Su peso está tan desahuciado como nuestro duro. No vale más que catorce reales. 1 a colonia burgalesa en Bilbao, que además de ser numerosa es muy distinguida y ha fundado un importante Anotemos como suceso grato para todos la alegría de Thuillier, de ese español que vuelve rejuvenecido y ani- centro, ha publicado el primer número de una revista ilustramoso á esta tierra de tristes. ¡Dios le conserve y aumen- da, Burgos, á la cual han dado su colaboración los escritores te el oro que trae y su propósito de enaltecer el arte más notables nacidos en la capital de Castilla y su provincia. La cabeza de esta publicación es muy artística, y entre su patrio! ¡Que no le quiebren la alegría; que no le arran- texto publica fotograbados de los monumentos más valiosos quen los generosos ánimos! ¡Que no le subasten el oro! de aquella histórica ciudad. La revista Burgos honra á la Junta directiva de la colonia burgalesa en Vizcaya. JOSÉ DE ROURE uestro colega de San Sebastián E ¿Pueblo Vasco acaba de abrir en obsequio á sus lectores un concurso de novelas vascongadas y otro de carteles artísticos anunciadores. Entre las condiciones esenciales del de novelas, figuran las de que éstas habrán de estar escritas en castellano y deberán fundarse necesariamente en la descripción de costumbres, tiEfl viernes de la pasada semana se verificó en Fornos pos y paisajes del país euskaro y estar amoldadas al criterio el banquete en honor de nuestro querido amigo y moral de sus gentes. El plazo de admisión de novelas se cerrará el 15 de Septiembre. Se ha creado un premio de ooo compañero D. José Arija y para festejar su triunfo en la Exposición de Bellas Artes, en la que, como es sabi- pesetas á la novela que llene mejor las condiciones del concurso á juicio de un Jurado que formarán D. Ramiro de Maezdo, ha alcanzado primera medalla. tu, D. Arturo Campión y D. Juan Arzadun. Los comensales fueron muchos, t dos los que caben La admisión de carteles se cerrará el 31 de Julio próximo. en el salón del citado restaurant. Asistieron los señores Se crea un premio de Sos pesetas al mejor cartel, y si á M de la Torre, A. Feijóo, Cortadellas, Julia, Las He- juicio del Jurado, que compondrán D. Ramiro de Maeztu, ras, L. Zozaya, Dueñas, P Ravello, D. Peláez, J. Zo- D. Ignacio ligarte y D. Adolfo Guiard, hubiera algún otro fío, A. Zofío, J. Milano, Mazas, P Silvén, R. Monti- digno de recompensa, se le otorgará un accésit de z 5o pélla, L. Barbadillo, Echevarría, J Rugama, J. Escriba, selas. ESCÁNDALO EN LA PLAZA DE TOROS Sueltos diversos Banquete á Arija