Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 6 ABC Núm. i 11 EL BANQUETE DE LOS DEMÓCRATAS EN CÓRDOBA fc V: 1- i -r- PRESIDENCIA DEL BANQUETE OFRECIDO POR LOS DEMÓCRATAS DE CÓRDOBA A LOS PROHOMBRES DE SU PARTIDO. EX MINISTRO D MiGUFL VJLLANUEVÍ. 2, D JOSÉ CANALEJAS. 3 MARQUES DE LA VEGA DE ARMIJO. 4, EX MINISTRO MARQUES DE TEVERGA Fot Palomares MELQUÍADES ÁLVAKEZ EN UN MITIN cortado por zanjas, está invadido por tranvías, coches y automóviles. Caminar por la acera, imposible. Tirar por en medio de la calle, es suicidio consumado. Más valor que para aproximarse á la boca del Puerto Arturo sembrada de minas, se necesita para cruzar por la Puerta del Soi al anochecer, cuajada de vehículos. En cuanto á penetrar en la Carrera de San Jerónimo, es ganas de meterse en el Este con acompañamiento de gomosos. Nada, nada; todos los ciudadanos nos debemos, en buena ley social, los unos á los otros, y el mayor favor, antes te lo dije, que puede hacer actualmente un madrileño á otro madrileño, es ausentarse de Madrid. Prepara, pues, el equipaje y ahuequemos. -No sé si obedecerá á ese sentimiento altruista ó al excesivo rigor de la temperatura, pero yo he oído á muchísima gente que este año anticipará, su expedición veraniega. Aún no se han abierto los Jardines, y ya habla todo el mundo de marcharse. Otros años nadie pensaba en tal cosa hasta la tercera paliza ocurrida en tan ameno sitio. Ya que lo deseas tú, ahuecaremos; pero esto de abandonar la Corte sin presenciar siquiera ios primeros palos de los Jardines, no es muy madrileño que digamos. ¡Qué quieres! Las costumbres varían según se suceden los tiempos. Hace unos quinquenios mauristas, Madrid por esta época estaba delicioso; yo creo que era su mejor época. Por las calles circulaba alegremente la gente sin ahogos ni apreturas; el paseó de coches del Retiro era una bendición, y las últimas vueltas en la Castellana el EL ELOCUENTE ORADOR Y DIPUTADO A CORTES D MELQUÍADES ALVAREZ HABÍ ANDO EN UN MITIN AL AIRE LIBRE mejor aperitivo para la comida próxima. Había EN SANTIPON CE (sEVJLL ot J. Pórcz animación sin asfixia, gentío sin congestión. Entre los cuerpos de los madrileños circulaba el aire. Ü N T R E SEMANA. ¿Qué dices? ¿De qué sacrificio hablas? DIÁLOGOS CONYUGALES- -Del mayor que hoy pueden hacer unos ma- Hoy, yo no sé si ha crecido de pronto el censo Creo llegado el instante de que nos sacrifi- drileños por otros. Madrid se pone muy estrecho ó si se han estrechado repentinamente las calles quemos en pro de nuestros conciudadanos, dejan- apenas comienza el verano. La gente no puede y los paseos, pero lo cierto es que nos ahogamos. A la galantería antigua ha sucedido el codazo, á doles á su disposición el espacio y el tiempo, ó circular por las angostas vías centrales, y se atosiga sean las calles y el termómetro. v enmaraña en ellas. El arroyo, cuando no está la flor callejera al pisotón inevitable. Si vas á pie.