Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
H l i t L V A ASPECTO D L M E L E ULE MOMENTOS ANTES DE DESEMBARCAR S. M EL REY ALFONSO PRESENCIANDO LA CARdA UE MINERAL DE UN BARCO DESDE EL MUELLE DE RIOT 1 NTO Fot s Asenjo EL PALCO REGIO EN LA PLAZA DE TOROS DE HUELVA DURANTE LA CORRIDA CELEBRADA EN HONOR DE S. M COPLAS DE CIEGO Dos japoneses de barro que adornan mi gabinete ayer cayeron al suelo y allí hubieron de romperse Y al intentar hoy pegarlos, ¡oh asombro! los japoneses me han dicho: ¡Quiá! ¡No te canses! jHoy no hay un Dios que nos peguel Ferrándiz no dimite, porque opina (sacando un estrambótico registro) que en España es ministro sín marina preferible á marina sin ministro. Allá en. Sevilla Iás cigarreras con el Rey fueron tan zalameras y. le obsequiaron de un modo tal, que hoy suspítillos fuma la gente, y al que los fuma seguramente le suena dentro la Marcha real. La autoridad ha ordenado, persiguiendo á los golfillos, que toquen los organillos los ciegos y los lisiados. ¡Será curioso detalle ver golfos eñ las. tabernas y- hombres sin brazos ni piernas dando al manubrio en la calle! S. M. EL REY DIRIGIÉNDOSE EN UN BCTE DESDE EL G I R A L D A AL A 1 UELLE DE LA RÁBIDA l Ot. Culis DONDE LE LSPERAIMN LAS AUTORIDADES Y DONDE VISITO EL FAMOSO MONASTERIO 3 uAN P É R E Z ZUÑÍ GA SEVILLA. ASPECTO DE LA CARREJA AL ENTRAR EL REY EN LA CALLE DE SAN FERNANDO S. M PRESENCIANDO EL DESHLE DELANTE DE LA CASA LONJA Po) s. Asciijll II J I t. V 1 I U L i t Vi Jl Lil i JO I. 14 por las Ventas de Alccuxón, Y los rusos que venían están los historiadores y la claque, que no me dejarán menrir. Con esta batalla del Yalú, y el embotellamiento de PortArthur, y el desembarco de Pi- tse- no, y la ocupación de len- van- tshen, ó como se llame, hemos reaccionado los rusofilos y somos nipófilos decididos. Ya no. hay nada en el mundo, que valga lo que el japón, y hasta el mismísimo rostro de sus habitantes nos parecemenos palatiforme y más gracioso. Un éxito más, y encontraremos encantadora su caída de ojos. I general Kuropatkine atribuye el desastre á una geniali dad de uno de los generales. Es la; mayor desgracia que puede suceder á un país: que sus generales no sean gerjos, pero tengan genialidades! os partes de procedencia rusa nos siguen hablando del perfecto estado moral de sus huestes. Pero según la observación de mi sobrino, que estudia tercero de Medicina, no se puede decir lo mismo del estado físico, porque hoy nos dicen que han evacuado ésta plaza, mañana que han evacuado aquélla, pasado que van á evacuar la de más allá; y es lo que dice el chico: ¡Son demasiadas evacuaciones para un ejército sano D o r a c á á falta de pan de una guerra, con emociones, tenemos las tortas délas vefprmas. de los Tribunales, A nu, de todas las novedades del proyecto, la que me parece más importante al par que pintoresca, es la crue al traje de los juecesy magistrados se refiere. Según la- ley, uno podrán vestir de otro modo que como vistan las personas más respetables de: la localidad. Por lo pronto, ¡a cosa resulta cómoda para los funcionarios de Justicia: Anda uno devanándose los sesos para saber de qué color se hará un terno ó de. qué hechura se llevarán, los chalecos, y de esta suerte el. problema se simplifica. No hay sino decir al sastre: Hágame usted un traje de persona respetable de este pueblo. Alguna que otr. a vez puede darse el caso de que el modelo que lá ley impone sea cursi en su grado máximo; ¡pero qué le hemos de hacer! En cambio, en ciertas capitales podrán los magistrados y jueces vestirse de arzobispo netrópolitano. Porque de no hacerlo, resultaría que no era el prelado la persona más respetable de la localidad. CARLOS LUIS BE CUENCA ILIC- OL Y U V l V C l l I r t j y L v l JIHO -l L I di JLC l I V j UIÍV IUJ lltf luillltu u as abuelas de los coreanos del porvenir podrán cantar en su d ¡oma otra copla análoga: T 1 Ericen que vienen los rusos. r po la Manchuria vecina... i iub Luauá y los rusos que han venido son... ¡naranjas de la China! La Historia y los tangos del género chico se repiten, y ah