Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 6 ABC Núm. 107 LA FERIA DE SEVILLA w I A CASETA QUE OBTUVO EL PR 1 WER PREMIO EN EL CONCURSO DE CAbhTAS ADORNADAS. PERTENECÍA AL CENTRO MERCANTIL DE AQUELLA C UDAD CARRFTAS QUE FIGURARON i EL DEST. 1 E NUNC 1 ANDO L S F U S T ts Romero 1 A DEL CENTRO ES DF PLATA Y CONDUJO EL ESTANDARTE DE LA HERMANDAD DEL ROCÍO matar de un balazo en las barricadas, o se moría de hambre en tiempo de paz El pueblo eia man c o, mejor diré, dócil y sumiso, como un catalanista con huesoedes. Asi, da gusto andar por medio de estas revoluciones caseras que despierLejano ya el Carnaval... Pasan unas fiestas, y tan hasta en los burgueses la curiosidad infantil propn de hasta que llegan otras, la uniformidad de los días eso está la única razón de su contento. ¡Qué idilios tan profundos los de la vida um- toda mudanza Las revoluciones se han concluido en Madrid cansa. Compuesto de aguas monótonas que siguen desde que existen los carros de Federico Delrieu, como el siempre el mismo cauce, el tiempo abruma. Solo brosa, que se alegra en las fiestas y sigue después principal atractivo de la cosa esta en ver mudar trastos v chitrabajando calladamente, laboriosamente, como rimbolos, y este espectáculo ha llegado a hacerse habitual, cuando la corriente levanta burbujas alegres, el ¿para que las barricadas caminar de las aguas se hace ameno. Al ver pasar hormigas en el fondo del nido diminuto! Obra determinante de la Revolución de Julio v de sus si ¡Qué idilios tan profundos y tan llenos de enuna fiesta con su tristeza de salón abandonado desmilares la encontramos en el afán señanza de vida! La alegría de los pobres ¿no será todos los rincones y oler en todos de golfear d imeterse en pués del festín, he visto que las almas quedan tamlos guisos u d a d o que bién como salones marchitos. Únicamente quedan una valentía del alma? Vemos á algunos tan resig- el marques de Beramendi esta a gusto en su casa de millonasin esa tristeza de abandono las almas sanas. Y he nados, que sin gozar de las fiestas, con pensar en rio pues, sin embargo, la sangre le bulle y le arroja a la caellas, se contentan. Esas pobres muchachitas que lle a ver lo que pasa jOh, que gran 1 tipo del b jt gues que ha pensado entonces en la alegría de los pobres... tenido el honor de ser nuestro padre En esto ha habido tamPara estos combatidos de todas las luchas, las no han podido ir á divertirse, que han pasado la bién achicamiento asi como las revoluciones se han convertitarde trabajando- -por necesidad, -solas y resig- do en simples mudanzas, también a los Beramendi, educados fiestas surgen con resplandores intensos: diñase de algún miserable que lleva el sol dormido en el nadas, junto á sus ventanas abiertas, por donde en Roma en la corte de Pío IX y de Antonelli, han sustituido los coburguitos o aspirantes a serlo, criados en las jesuiteris alma, y en cualquier momento propicio brota, se miran sonriendo de vez en cuando, pensando en de ahora, incapaces ni de asomarlas narices a una barricada la alegría de los demás... exterioriza en triunfal aparición. La alegría délas Al maestro lo que mas le gusta de su obra es el episodio J. ORT 1 Z DE PINEDO amoroso y campestre. Esta hecho con sumo cuidado y en el fiestas mundanas es anémica, de artific o más que hay dos o tres paginas que emocionan de veras Es otra re de espontaneidad. En los humildes, sin duda oor volucion moral, mas importante que la vicalvarada, es un cano estar manoseado caprichosamente, el contento cho de novela contemporánea de hombres y mujeres con paes viril, jugoso, fruta sana y no flor artificial de siones eternas, que se intercala entre las circunstanciales paDE JULIO TOMO IV DE LA fantasía. La alegría de los pobres se tiñe de sol; 1 A REVOLUCIÓN DE EPISODIOS NACIONALES, sioncillas de los revolucionarios Siemj) e un enamorado vile CUARTA SERIE mas que un politizo, aunque el enamondo sea n b irrendero es soplo dulce del aire del campo. Hay que ir á POR B PÉREZ GALDOS MADRID EST TIPO- y el político Bismarck Como diría D Hermogenes, no hay esas aldeas distan- tes y bañarse, como en agua pura, GRÁFICO DE LA V. E H. DE M. TELLO. UN macrocosmos ni microcosmos, no hay mundos grandes ni pe VOL EN 8 DE 3i5 PAGINAS. DOS PESETAS en la alegría luminosa y sencilla de sus fiestas y queños, y una cosa tan chiquitita como el co on de una mujer es cien vece mas interesante que todo el sistema p! meA Dios gracias, después cíe muchos meses tropezamos beber en la sinceridad de su ambiente, para poder sentir como deben sentirse, ingenua y entrañable- con un buen libro de apacible entretenimiento escrito en cas- tano. porque debe F. N L. mente, esos lógicos y nobles refrigerios del traba- tellano cervantesco a ranchos, lenguaje, lo quenotarse que el maestro cada vez cuida mas el impropiamenjo. Aquí mismo, en la Corte, aunque sin la sim- te se llama estilo Los años y la practica, el incesinte trabajo plicidad aldeana, los pobres son los que más íntima- unas veces en el bancal otras en el terraguero, bruñen y acimente gozan de las fiestas. En Carnaval, en San calan la reja del arado hasta hacerla parecer de plata purísiLuego, las heroicidades de Zaragoza y de Isidro, en las verbenas y en la Nochebuena, la ma. misma grandeza, cabla contarlas al desgaire Gerona, por Yilanco y Negro ha abierto un concurso muy interesansu la revolución expansión popular colorea á Madrid y le quita de Julio, revoluciónenla de callejuela, en pequeño y en frío te y simpático. Ha invitado a los niños pudientes a algo de su cotidiano empaque de ciudad; pero es es menester narrarla con la grave y suprema elegancia con ahorrar todos los meses un real, con elfinde que en el lo exterior, lo zafio, el vestido que llevan los hu- que Lazarillo y Guzman de Alfarache y el buscón D Pablos mes de Junio tengan aliorrada una peseta para enviársela nos ponen al tanto de sus miserias al colega con una carta o tarjeta en que cada donante de mildes y la intemperancia de sus ademanes; denEn la picaresca y en la mística están los dos grandes filode otro a quien proponga para tomar tro de todo eso, debajo de eso, alienta íntimo, nes de nuestra literatura nacional, narrada o d e r r i t a de la el nombre el sorteo niño cartillas de la Caja de Ahorros parte en de sincero, el contento de la expansión, la pobre ale- que no es acción representable. Los dos tipos d jiarradores que se verificara en Blanco y Negro con los productos de gría sin galas que, como el amor, hace alguna vez y expositores van reproduciéndose constantemente, y lo mis- todos los donativos recibidos hasta el 20 de Junio. mo que habíamos visto entre los maestros consagrados, Galpobres de los reyes y reyes de los pobres. La excitación esta dando excelentes resultados, según dos, formado en los picarescos, y Valeia, en los místicos, es Los barrios aislados, las afueras de la ciudad, tamos viendo repetirse entre los Ineratos jóvenes y discuti- nuestras noticias, y son muchos los niños dolantes que las Ventas, los Viveros, están llenos de la cons- dos todavía, sirvan de ejemplo Baroja, pintando el finibuste- se proponen concurrir a esta benéfica obra. la picaresca en Madrid, y Martínez Ruiz, ahito de lectante jovialidad madrileña: alguna vez ríe en esos rre defilosóficas y ascéticas, introinspeccionandose en todas turas sitios la alegría de los pobres, pero casi siempre sus paginas, dando su alma propia a los objetos como el está escondida- -por brotar de la entraña- -aquí maestro León, amando a los bichitos como el maestro Gra- r l doctor Bourneville, del hospital de Bicetre, hi esrudi ido y allá, lejos y cerca de esos lugares, en los vivi- nada, conquistando, como el suave fray Juan de los Angeles, el alcoholismo, y de sus datos resulta que de 2 987 niños el espiritual y secreto reino de la propia conciencia deros que preside la Miseria. Ahondar en uno de La Revolución de Julio es una pagina brillante y caracterís- idiotas o epilépticos, 1 069 lo eran de padre alcohólico 9 1 de esos mundos no es, afortunadamente, muchas ve- tica de la inacabable novela picaresca de nuestra política, que madre alcohólica, 47 de padre y madre alcohólicos y 3 9 de alcohólicos no habituales. ces, descubrir la desesperanza. aun no parece pronta a salir del periodo emocional, y en Es decir, que un 40,4 por 100 c e los idiotas o ep) Iepticos eran hijos de gentes entregadas al abuso de la bebida Un himno y no una elegía puede hacerse de donde la guapeza y el matonismo imperan y se imponen jue de puñaladas, sin llegar mamuchas de esas vidas ocultas que salen al sol para go de compadres que se dande hoy y de ayer p ídiera aapli- i p l 21 del pasado Marzo ha cumplido su primer centenario tarse A casos recientisimos el de Napoleón gozar de él, con un amor que no sienten los de- carse la clara noción de psicología política que de La Revolu- Con Código civilla Sociedad de Ebtudios legislativos, 11 Sotal motivo, más. La alegría de los pobres es un germen sa- ción de Julio se desprende El prestigio se gana con valentía, ciedad de Legislación eompaiada, las Sociedades sibns y ios grado. Gracias á él, tienen la fortaleza y la pacien- con ríñones, no con paciencia y finura En política seguimos Cuerpos jurídicos preparan en Francia una fiesta de carácter siendo frascuelistas, y el que se mete entre las astas del toro científico, que se celebrara en Octubre cia de sufrir y sufrir... sin mirar a la salida, el que sigue el brutal y sabio consejo ü n t r e las Sociedades obreras de Midrid mas antigua se Nuestros pintores han hecho cuadritos y nues- de Montes Parar los pies, muchachos, y dejarle coger cuenta una de plateros fundada en i5 y 5, y otra de impretros poetas rimas breves- -el asunto no se presta es el triunfador, y si era antipático y odioso, llega a hacerse sores en 1597 a grandes dimensiones morales- -de esa alegría, popular y simpático El saber, el estudio del país, el amor ü n París hay veinte Universidades populares fundadas y y reflexivo el conocimiento sostenidas por obreros y auxiljadis por gentes que ginin luz y lagrimas, flores y quejas, que bajo el sol de consciente el proposito al f ueblo, sus males todode sus necesidades y de aliviar eso se tira su vida con tnbajos de la inteligencia las mañanas, a la puerta de las casas, en las calles por la ventana en un día de gritos, de vivas y mueras, de tiros T valor deí oro, aunque otra cosa podamos decir en Espahumildes, son noble y esplendido ditirambo á la y tumulto Los personajes políticos que aparecen en La Revo ña es cidi vez menor. En el año 85o vilia 9 en i3 y 5, 3, en i5oo, 6, en 1600, vida. Alguien busca su horade placer en un libro, lucwn de Julio no valían un pito, dígase con entera franqueza lo que valen los de ahora poco más o menos El mas majo, 2,5o en 1750, 3 y hori i en un sueño, en tinas monedas aplicadas a un ca- el mis compadion, como dicen en Buenos Aires, se hacn el i os países don Je n m t i 11 ic cson l i im or ¡111 te del Pt- ru, pricho caro, en c! amor fácil... Asi todos, intelec- amo Al pueblo bobalicón eterno, le bastaba con que le ofreel desierto de S i h i r i Cgipto, cisi to Ai i S 1, piiíe de. tuales y vividores, buscan su hora, a hora que ciesen un morrión de miliciano, y poi el morrión, se deja! a Persia y un buen trozo de Alongoha todos mientras los la casas, como en los pueblos, toman el sol C RÓNICA. LA ALEGRÍA DE LOS PO- de susbuscamos; amorosamente, pobres, esátodo, puerta BRES ingenuamente, y eso y en BIBLIOGRAFÍA CURIOSIDADES