Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 6 ABC Núm. 102 PERDONAR! a figura más sombría de la gran tragedia del Calvario es, sin duda alguna, la de Judas Iscariote. Jesús cubierto de sangre, flagelado, escupido, se levanta sobre un limbo luminoso; á su lado, la Madre que encarna el dolor más sublime de la tierra; Juan, su discípulo, siempre fiel y siempre dulce, y Magdalena, la redimida por amor. Más lejos un pueblo que ruje y los discípulos y amigos que dudan. Ese es el cuadro que vemos en el Gólgota. Pero ni los que sienten vacilar su fe, Pedro en su negación, Pilato con su debilidad, los sacerdotes con su bajeza y el pueblo en su fiera ignorancia, ninguno aparece más culpable y menos digno de perdón que Judas. Porque en esta tragedia, Judas representa las pasiones más odiosas de la humanidad: la traición y la ingratitud. Por eso la posteridad no perdona al traidor, y todos los años, cuando la Iglesia nos presenta al Mártir déla Cruz, un sentimiento de odio involuntario agita nuestra alma pensando en el apóstata. Sin quererlo, evocamos las escenas de hace diecinueve siglos; aquel bosque de detsemaní, iluminado por la luna que brilla en toda su plenitud; aquella naturaleza insensible, perfumada, tranquila, ante el dolor del Justo que suda sangre en su amargura inmensa; aquellos discípulos que se rinden al sueño y al cansancio, y aquel hombre que llega sonriente llevando el precio del crimen bajo sus vestiduras y sella la frente del que entrega con un beso, es un cuadro de realidad tan terrible y sombrío, que surge siempre grande y siempre nuevo á través de los siglos. Y en las tranquilas naves de nuestros templos, cuando la voz grave del sacerdote nos narra la tragedia, por más que nos señale al Cristo que muere perdonando y con los brazos tendidos á la humanidad, el odio y el temor nos agitan. El odio y el temor, porque todos sentimos revolverse alrededor nuestro los traidores, la calumnia, el engaño y todo ese triste cortejo de vicios que la doctrina del Mártir Sublime no ha logrado todavía extirpar de la tierra. Y ese mismo odio en que envolvemos al apóstol traidor está en contraposición con la doctrina de Jesús. No hay bastante grandeza en los corazones humanos para hacer la separación del ser y la cualidad, ó de otro modo, para odiar al vicio compadeciendo al delincuente Por eso castigamos el crimen destruyendo al criminal, y queremos imponer las ideas y la autoVALENCIA. F A L L A LEVANTADA EN VALENCIA EN LA PLAZA DE LA PELOTA. LLAMO MUCHO LA ATENCIÓN ridad con el hierro y con el fuego. POR SU ORIGINALIDAD Y BUEN GUSTO. ALUDE AL OLVIDO QUE SUFREN LOS INSIGNES BENLLIURE Y SOROLLA, Las palabras de Cristo en la Cruz no son meQUIENES PROMETIERON ESCULPIR, EL PRIMERO, LA LAPIDA PARA LA CALLE QUE LLEVA EL NOMBRE DE SOROLLA, ditadas más que admirando su grandeza; pero no Y ÉSTE, DE PINTAR LA DE LA FLAZA DE BENLLIURE, AMBAS EN AQUELLA CAPITAL Fot. Barbera se aplican en resultados prácticos. Cuando se nos narra la traición de Judas, no qué hay del homenaje que se proyectó á Flórez, lo propuso hace muchos años; después lo recordamos Padre, perdónalos, que no saben lo Echegaray? recordó la Prensa; la Asociación de ésta formó que se hacen y cuando la traición nos hiere di- -Nada, que yo sepa. Un escritor ilustre, des- una comisión, el Ateneo y distintos Centros otrasrectamente, tampoco recordamos Amaos los graciadamente ya fallecido, Isidoro Fernández se habló mucho, y la cosa se ha quedado así. unos á los otros La humanidad sigue su camino de progreso y civilización; pero el hombre no se detiene á pensar que dentro de su ser, en su voluntad misma y en todo su intelecto, hay algo que no han podido modificar los siglos. La bestia, el hombre salvaje, aparece siempre que ¡a pasión nos agita, y no seremos verdaderamente grandes, á pesar de nuestros esfuerzos y nuestra soberbia, mientras no pueda hacer, sin quedar la más ligera sombra de pesar en su corazón, lo que hasta ahora sólo ha podido hacer el Hombre Dios... ¡Perdonar! í CARMEN DE BURGOS SEGUÍ p DE LA CARRERA DE SAN JE. RON 1 MO Empieza á variar el aspecto del nuevo mentidero: ya se venden violetas, y no falta quien presienta las lilas. Los corros políticos se relegan á segundo término; las conversaciones sobre teatro serio casi se acaban, y se empieza á pensar en los circos, ocupación que será más decisiva en cuanto pase la Semana Santa. En cambio, la rinconada de la calle de Sevilla hierve de toreros, aprendices de toreros, mal- etas y demás entusiastas de la que hemos dado en llamar fiesta nacional. KsV Y. yV- c V iU- f, SOCIEDAD ARTÍSTICA ORFEO GIRONU) CONSTITUIDA EN GERONA EN NOVIEMBRE ÚLTIMO. HOY CONSTA DE MÁS DE CUATROCIENTOS EJECUTANTES DE AMBOS SEXOS, HABIENDO DADO SU PRIMER CONCIERTO CON GRAN ÉXITO EN EL TEATRO PRINCIPAL DE AQUELLA CIUDAD