Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 8 nj inteligencia, ni actividad, hasta el punto de que cualquier obrero europeo, en igualdad de faena, realiza en ocho horas más cantidad de trabajo que el japonés en once ó doce. Y así como la mala situación de la clase obrera produce en ésta w conjunto de aspiraciones vagas, inconscientes, difíciles de concretar en una organización para la lucha, coa reivindicaciones claras y definidas cuyo logro requiera tenacidad é inteligencia, así las ideas de emancipación y mejoramiento que representa el socialismo sólo pudieron conquistar hasta hoy en el Japón una parte de la clase obrera, siquiera- -confirmándose una verdad que palpamos en Españn- -esa parte sea la más inteligente y la que gana su vida en los oficios mejor retribuidos ó que requieren más cultura. No habiendo una organización obrera que constituya una fuerza decisiva- -aunque la que existe represente desde luego una fuerza formidable para mañana, y así lo han visto los gobernantes que dificultan su desarrollo, -el Japón carece de leyes sociales, habiendo fracasado hasta ahora las generosas tentativas de los filántropos y de los previsores. Tal es la fisonomía material de la clase obrera; veamos ahora la condición material de esa clase. No habiendo límites legales ni extralegales para la explotación de la mujer y del niño, estos dos baratísimos elementos de producción llenan las fábricas y los talleres, viéndose en ellos- ¡en la homicida fabricación de cerillas fosfóricas! -niños hasta de seis años que ganan siete céntimos por jornada de ocho horas. La jornada normal de trabajo es de once y doce horas, llegando á catorce y quince en las empresas de transporte. El salario medio en la industria es de 1 i5 pesetas para el varón adulto, o,56 para las mujeres, y o, 15 para los niños. Como excepciones rarísimas, hay carpinteros que ganan 2,5o pesetas y forjadores con 3 y 3,25, pero éstos más bien que obreros son artistas. Cierto que la vida es barata en el Japón; pero aun así, aun constituyendo el arroz, las habichuelas y el pescado de ínfima clase la única alimentación de la clase trabajadora, la más negra y sórdida miseria se enseñorea de los barrios obreros, donde no se conoce ni la previsión ni el ahorro, y donde pululan los prestamistas como en ninguna otra región ni país del globo. El interés de los préstamos es de 180 por 100 al año. Otro hecho que puede decirnos cuál es la situación de los obreros es que en el invierno alquilan cobertores para dormir por 5 ó 10 céntimos. Esta misérrima condición de la clase obrera japonesa no es un fenómeno peculiar del país, y aunque se presenta á nuestros ojos agravado por las condiciones de una raza que redujo á un mínimo inverosímil las necesidades fisiológicas, en su esencia es igual al fenómeno producido en todos los demás países en los comienzos de la producción capitalista. Y con todos los vuelos de su industria, en lo que respecta á la faz social de esta euestión, Japón está en los comienzos. JUAN JOSÉ M O R A T O ABC filológico, en el que se tiende principalmente á fijar el estado, amplitud y extensión de la lengua castellana en el siglo xin, prescindiendo casi por completo del valor literario ó estético de la obra, sale el gran poeta ganancioso. Los estudiantes de Literatura hemos leído las obras de! inmortal vate castellano en la malísima edición de don Tomás Antonio Sánchez, poco mejorada por el señor Janer. Ambos editores habían puesto al final un pequeño y caprichoso vocabulario, sin la menor observación morfológica ni sintáxica, de donde resultaba indigesta y difícil la lectura y llena de confusiones casi insolubles la interpretación del bellísimo texto. No debe nunca despreciar el poeta al erudito y al filólogo, pues así como después de leídos la Gramática y Vocabulario de Berceo, compuestos por el S t Lanchetas, aparece clara, simpática y atractiva, con toda su candorosa inspiración, la noble figura del gran poeta riojano, de igual manera, ¿quién sabe los intérpretes, los exégetas y escoliastas que serán menester el día de mañana para entender y saborear á la mayor parte de los poetas que hoy gozan de reputación y aplauso? No es tan sólo interesante el trabajo del Sr. Lanchetas para los sabios y estudiantes de filología clásica, sino para los que aspiren á entender al primero entre todos nuestros grandes poetas y á cuantos escribían en su tiempo; es un excelente reactivo para limpiar la pátina engorrosa que ha tapado las fisonomías de aquellos venerables y desconocidos escritores, echando encima de ellas la misma capa de negror desapacible. Cuatro mil palabras constituyen el vocabulario, y nada más curioso ni más agradable que irlas reconociendo una por una, como se reconocen, con extraordinario gusto, los parecidos entre los antiguos personajes retratados en una galería nobiliaria y sus actuales descendientes. El estudio del parentesco y de los cambios de las palabras, como el puramente semántico ó relativo á las mudanzas que en los modales y costumbres de ellas han verificado el tiempo y el progreso, es una de las partes más interesantes de la Biología, siquiera pocos sabios hayan pensado en que el vocablo es una cosa viva, no como las hojas de los árboles, según dijo Horacio, sino como las especies animales ó, al menos, cual las genealogías y razas de los hombres. Pasma, por otra parte, el considerar que el gran poeta del siglo xm, para expresar y transparentar los sentimientos sencillos de un alma primitivamente piadosa y contar unas vidas de santos y unos milagros de la Virgen, puso en juego una cantidad de palabras mucho mayor y de más marcado y eficaz valor expresivo y pintoresco que cuantas emplean los modernos vates, atormentados por el deseo de comunicar sensaciones extrañas y complejas. En el vocabulario de Berceo, como en las tablas de Fra Angélico, pueden y deben aprender mucho los poetas y pintores modernistas. Apreciemos, pues, todos y saludemos con respeto y cariño al sabio investigador que tras muchas pacientes veladas ha puesto en limpio tamaña riqueza artística. Bendigamos á la ciencia filológica y gramatical, que tales resultados consigue. Los vates sublimes que afectan despreciar esos bajos menesteres, no saben que en muchos casos hubieran quedado nuestros ojos privados de la contemplación de una tabla de Van Eyck ó del divino Gossaert, si no las hubiese limpiado con cicatera chinchorrería un hombre muy prosaico, restregándolas con una rodaja de patata cruda. F. N. L. Núm. 98 ajena y propia. La brutalidad del looping ¡he loop se va perfeccionando; pero no para algo práctico y útil, sino paia refinamiento del peligro, para reto á la muerte. M. Eclair es un hombre que pretende dar en un circo de Berlín e espectáculo imponente del que pueden formarse una idea nuestros lectores por el dibujo que publicamos con estas líneas Se trata de rizar el rizo dentro de una rueda á la que sirven de rayos la cabeza, los brazos y las piernas de M. Eclair. Déla velocidad con que rodará el artefacto y de las vueltas que dentro de él dará el artista (llamémosle así por llamarle de algún modo) no hay para qué hablar. Ha hecho muchas pruebas, y en ninguna de ellas ha experimentado accidente alguno. Su cuerpo debe ser de caucho y su cabeza de acero. El espectáculo será ciertamente sensacional; pero á presenciarlo asistirán muchas personas de las que juzgan, con razón, brutales nuestras corridas de toros, sin serlo tanto como algunos espectáculos del culto Extranjero. CANTAORAS p s un originalísimo dibujo del genial artista catalán Pichot, y reproducido á todo color con mucho carácter, aparece en el número próximo de Blanco y Negro junto á otras bellísimas planas artísticas de Emilio Sala, Eulogio Várela y Juan Francés. Constituyen la parte literaria secreto, hermoso cuento de López Roberts, ilustrado por Méndez Brínga; Deshechica, versos de Vicente Medina con dibujo de Martínez Abades; pequeño farmacéutico, sugestiva página de Martínez Ruiz ilustrada por Juan Francés, y otros muchos interesantes originales con dibujos de Arija, Regidor, Cilla, Xaudaró y otros. BURLA BURLANDO Fn ntre amigos: -En veinte años Jlevo gastados dos reales diarios ei tabaco y otros dos en coñac. Total: siete mil y pico de pesetas. -El precio de un alojamiento en el cementerio del Este. 1 señora á un criado: -Sirva usted el té ruso en las tazas japonesas. ¿Pero no teme la señora que ocurra un choque deplorable? TTVga usted, doctor: me han dicho que la peritonitis cura la apendicitis. -Como la decapitación cura radicalmente el reuma del cerebro. ubileo en perspectiva. Belgrado, 20. Se hacen grandes preparativos para celebrar en Junio próximo el no asesinato del rey Pedro 1 J Sueltos diversos ¿i ¡rededor del matrimonio, interesante novela de la populai escritora francesa Gyp, ha sido esmeradamente traducida á nuestro idioma por un distinguido é ilustrado jefe de Estado Mayor de nuestro Ejército que oculta su nombre bajo el seudónimo de Aece. El libro se ha puesto á la venta y se venderá como pan bendito, porque la obra, atrevida y todo, es un estudio muy real de nuestras costumbres sociales y de los efectos de una educación muy extendida, merced á la cual se llega en muchos casos al borde del pecado para caer en él unas veces ó para patentizar en otras que la doctrina de la mujer del César vivirá eternamente. El estilo característico de Gyp se conserva en la traducción de su notable libro, por todo lo cual puede vaticinarse el éxito grande que ha de tener la edición de Alrededor del matrimonio. I7 ntre otros libros, hemos recibido el primer folleto del Congreso Internacional de Arquitectos, que se celebrara en Madrid en Abril de este año, explicando el origen de este Congreso y enumerando las comisiones, listas de comités y delegados, el programa y reglamentos y los trabajos recibidos; Secretos de la Metalurgia, por Wan Dober; ía casa higiénica, interesantísimo libro sobre tan importante materia, por D. Juan Aviles Arnau, y T égimen de las Oficinas Púhlicctí en materia de instrucción, tramitación y resolución de expedientes de reclamaciones administrativas, por D. Enrique Marthín y Guix. ULTIMA DEL LOOLAPING THE PALABRAEL ARTE DE LOPP Ó DESCRISMARSE El trágico fin de la desgraciada Miss Mina Alix no ha servido de escarmiento. El espíritu de conservación no es en estos tiempos patrimonio del hombre. Se inventa el automóvil, y antes que como utilidad industria se emplea, poniéndole á velocidades inverosímiles, como medio de destrucción El libro de la semana D R A M Á T I C A Y VOCABULARIO D E LAS OBRAS D E GONZALO D E BERCEO, POR D. RUFINO L A N C H E T A S -OBRA P R E MIADA EN PÚBLICO C E R T A M E N POR LA REAL A C A D E M I A ESPAÑOLA, É I M PRESA Á S U S E X P E N S A S -M A D R I D EST. T 1 P. SUCESORES D E R 1 VADENEYRA. U N V O L U M E N E N 4. M A Y O R D E 1.046 PÁGINAS. 20 P E S E T A S Para dar idea de la importancia que este libro tiene y del trabajo que su composición representa, seria menester escribir con prolijidad impropia de un periódico de información general; pero faltaría el gacetillero á su deber de informador si no diese noticia de que hay en España hombres tan sabios, tan pacientes y tan buenos patriotas como el Sr. D. Rufino Lanchetas, profesor auxiliar del Instituto del Cardenal Cisneros y hombre cuya vida, consagrada casi por completo á los ínfimos oficios de la enseñanza cotidiana, merecía haberse empleado toda en la faena de erudito investigador, realizada por él á ratos perdidos, para la obra de que hablamos. Él maestro Berceo, el venerable patriarca de la poesía española, el creador de la leyenda nacional, aparece an el libro del Sr. Lanchetas analizado palabra por palabra, frase por frase, y de este análisis gramatical y í k i EB ss jp 5 M. ECLAIR DENTRO DE LA RUEDA M. ECLA 1 R REALIZANDO EL EJERCICIO