Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 4 C Núm- 95 procure vuesa merced llevar e! segundo premio, que el primero siempre se le lleva el favor ó la gran calidad de la persona: el segundo se le lleva la mera justicia. -Pues te felicito. -Bien puedes; porque no se trata de una distinción muy honrosa, sino de la recomendación de un Jurado compuesto de autores y de críticos. ¿No comprendes todo el alcance y toda la ventaja de esta recomendación? ¿Qué empresa dejará de admitir de bonísima gana una obra de éstas, sabiendo de antemano que no ha de- haber quien diga luego que es mala? Porque si los críticos y hasta los compañeros hablan bien de ella, ¿quién la ha de criticar? Acabó mi am go por convencerme, y yo le felicité nuevamente por su buena estrella; pero á los dos días de esta entrevista volvió á mi crsa todo desmayado y cariacontecido para contarme que as empresas no quieren ni leer siquiera las que ha recomendado el Jurado calificador. -Yo hasta llegaría á comprender- -me dijo- -que tuviera una empresa tan alta ¡dea de su propio criterio que dijera: Aun. cuando me la recomiende San Jurado bendito, yo no hago la obra como no me guste. Pero no es eso: es que no quiere saber si le gusta ó no, y le basta con que sea de las recomendadas para no hacerla de ningún modo. Mi amigo, que en lo de optimista parecía sobrino carnal del Dr. Pangioss, se ha vuelto el hombre más desilusionado del mundo y hn decidido dos cosas: Volver á estudiar lógica, en vista de que ya no se estila la que él aprendió, y rezar todas las noches al acostarse la jaculatoria siguiente: -Señor: líbreme tu divina misericordia de escribir para el teatro; y si escribo, no me dejes caer en la tentación de llevar mi obra á un certamen; y si la llevo, iüpor María Santísima, que no me la recomienden! A hablando de otra cosa. Ya habrán ustedes visto que la cosa está que arde, Apenas se han acabado de enfriar las cenizas del gran teatro de Chicago que devoró el incendio, y ya han ardido la Iglesia Católica, los Consulados de Francia y de Inglaterra, y cincuenta casas en la ciudad de Angora. Casi al mismo tiempo salía de la tierra, en el ferrocarril de Varsovia á Viena, una gran llamarada que carbonizó á diez obreros y sepultó á cincuenta; y por si era poco quemarse, vino el incendio de Baltimore, que ha destruido barrios enteros. Los telegramas hacen notar que los bomberos de Baltimore son de los mejores del mundo: noticia que ha inspirado á Calino esta tristísima consideración: -Por muy superiores que sean los bomberos de Baltimore, resultan más superiores los incendios. LA GUARDIA RUSA, UNO DE LOS CUERPOS MÁS AFAMADOS DEI IMPERIO MOSCOVITA Y DEL QUE HAN MARCHADO. VARIOS REGIMIENTOS AL EXTREMO ORIENTE, FORMANDO EL CUADRO Fhoío- Noa ellc; A PUNTES FINANCIEROS. EL PANIZO CO DE LA BOLSA Continúa la crisis de Bolsa, siendo imposible prever las proporciones que todavía ha de alcanzar en su desarrollo. El Interior valia 77 á principios de mes; el sábado pasado á última hora se negociaba á yo, 60, ¡más de 6 enteros de baja en pocos días! En un mercado donde las oscilaciones suelen ser pequeñas, movimientos de ta magnitud producen graves Quiebras; no es de extrañar, por lo tanto, que se citen nombres de especuladores insolventes. Las declaraciones del Sr. Maura y el envío de tropas al c m p o de Gibraltar y á nuestras provincias isleñas, han alarimdo al rentista pequeño, á ese rentista que es legión y con- das vaguedades, á muchas suposiciones probablemente infundadas. Aun sin creer en complicaciones en el Mediterráneo, un Gobierno previsor debe tomar medidas adecuadas, pero ha de hacerlo justificando sus actos, tratando de evitar, ó al menos de atenuar la alarma. ¿Es que el Sr. Maura, al mover guarniciones, saca partido de las circunstancias para influir en la opinión y convencerla de que son necesarios sus proyectos de regeneración militar? Lo que se haga ahora precipitadamente es inútil, resultará insuficiente; por desgracia nuestra, en caso d r- conflicto entre Francia é Inglaterra, la mayor defensa de España consiste cabalmente en estar indefensa. A. C. l v I A GUI RJ A de guerra á u propiamente dicha, imperios: el ruso y en combale, hiciere que fueron de la Cruz J oja, f prestar sus humanií dejarlos bien cuidados en un hospital. tribuye poderosamente con sus ventas aisladas, mil veces repetidas, á precipitar los cambios. En general, el tenedor de papel del Estado dedicado á un comercio ó industria que exige su intervención personal, su trabajo diario, se entera en casos muy contados de la cotización. Es preciso, para que se fije en ella, que las circunstancias sean excepcionales. Esta vez las reticencias del Gobierno le han sacado de su sopor habitual, y para seguir tranquilo, sin que nada turbe sus quehaceres habituales, vende su papel; ha vendido el ahorro, y la especulación se ha visto arrastrada por él. Es cierto que sopla en el mundo un viento de locura: la insurrección de Albania; los preparativos militares de Austria, Dinamarca y Suecia; el avance de los boxers hacia la Manchuria; el apoyo oficioso y solapado prestado por Inglaterra al Japón, y la actitud equívoca ds los Estados Unidos, constituyen un conjunto de síntomas alarmantes; pero no es lógico que mientras la renta francesa pierde 4 enteros y 3 enteros el consolidado inglés, pierda nuestro Exterior 8 enteros en una sola sesión, como sucedió el sábado. El único responsable del pánico es el Gobierno. En vez de explicar con diáfana claridad la razón de sus actos, ha dado lugar, con desdícha- Fot. de E. Leroux íils MAJ RUSOS PINTANDO EL CASCO DE UN BARCO DE GUERRA COSAS ANTES DE SU PARTIDA PARA EL EXTREMO ORIENTE Fot. H. I. eroux, lils T r a t a b a yo de consolar á un mi amigo que ha concurrido al Certamen de comedias de E Liberal, porque no se había adjudicado el premio, cuando atajando de repente mis consuelos, me dijo lleno de gozo: -No te devanes los sesos buscando paños calientes que aplicar á dolores que no siento. En primer lugar, la perdida del ofrecido premio, como nos coge por igual á todos, no me hace gran mella por aquello de mal de muchos... -Consuelo d e -De Pero has de saber que soy uno de los trece y que estoy encantado de pertenecer á esta docena del fraile que el Jurado calificador ha recomendado. -Verdad es que á falta de pan, buenas son tortas: -Y que hay tortas mucho más gustosas que muchísimos panes. -Celebro que lo tomes así. -Recuerda lo que le decía D Quijote al hijo del caballero del Verde Gabán á propósito de estas justas literarias: parte de estas catástrofes tan inesperadas como iamenta bles, la humanidad se procura otras voluntarias y recreativas. Ya no nos deleitaremos viendo al artista asalariado arrostrar en el circo el peligro de! looping the loop, sino que podrá cada qusque y cada quaeque arrostrarlo también, pagando en vez de cobrar. Ya tienen en el Extranjero su loeping Ihe loop para el público que no se satisfaga con las anticuadas montañas rusas, y teniéndolo en el Extranjero, no ha de pasar mucho tiempo sin que lo tengamos por casa. Quizás al principio nos cause su miajita de respeto; pero todo es empezar, y en cuanto le tomemos ei gusto... ¡el desloopingtheloopizador que nos desloopintheloopizare, buen desloopingtheloopizador será! CARLOS LUIS DE C U E N C A