Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. ROÑICA. EL PARLAMENTO ABC Núm. 93 Partiendo de esta base, creemos que es pertinente y necesario que debiendo efectuarse estas maniobras en el otoño próximo (en la primavera sería una locura supoEl jueves terminó el debate suscitado en el Congreso con motivo del nombramiento del P Nozaleda. El último ner que se van á llevar á cabo) se empiece á pensar se 7 N toda la Prensa europea ha corrido esto; que habló fue Nocedal y puso lo que puede llamarse mótele riamente en la labor profunda y metódica que á ellas ha últimos días la extraña noticia de una posible de preceder. la fin á la discusión. Ha durado ésta muchos días, casi dimisión de Pío X; el hecho se consideraba come semanas. Es extraño que á estas horas no se haya publiDisponiendo como se va á disponer de más de cuatro absurdo, no faltando quien alega que el Pontífice cado una estadística del número de palabras que Maura millones y medio de reales, ¿van á organizarse estas maha empleado en sus discursos, de los vasos de agua que niobras empezando únicamente por mandar un par de sólo puede declinar á la muerte sus poderes. ha bebido Morayta, de las campanillas que ha roto meses antes una comisión de jefes y oficiales de Estado Ciertamente ese acto es anómalo, y tan exel Presidente, etc. Mayor que elija, reconozca y levante croquis del terreno traordinario, que en la larga historia de los Papas La víspera de comenzar este debate magno, terminaba apropiado para efectuarlas, dando quince días antes una no se encuentra más precedente que el de San en la Cámara francesa otro debate también magno y de orden general que, á semejanza de las que se confeccio- Celestino V, elegido soberano Pontífice el 5 de nan para las formaciones de Corpus, señale los sitios por carácter muy análogo al de por acá. Julio de 1294 y renunciando sus poderes el J 3 Allí también jugaba papel muy principal el patriotis- donde cada uno debe ir y el que cada unidad debe ocuDiciembre del mismo año. par, avisando previamente dónde se encontrarán los cenmo, había un clérigo de por medio y la atmósfera estaba Las circunstancias de este caso único de dimicaldeada por las pasiones. Sino que el clérigo en la Cá- tros de racionamiento? ¿No va á movilizarse más que la mara francesa era defendido por las oposiciones y com- Infantería? El servicio de Administración Militar, ¿va á sión, merecen ser conocidas, porque tal vez fuequedar reducido á recoger recibos y entregar municiones ran invocadas por Pío X, si el cansancio de sus batido por el Gobierno. Días antes el P Delsor había llegado á Luneville para de boca? ¿No se va á ensayar nada de servicio sanitario, graves responsabilidades le obligaran á seguir un dar una conferencia y protestar en ella contra la clausu- de automovilismo y del cuerpo de tren? ¿No se van á po- acuerdo análogo. ra de una capilla y la prohibición en Francia del perió- ner los medios para que todo general ó jefe que resulte Celestino V debió su elección á las discordias dico JVolksfreund. El P. Delsor es un orador fogoso que con poca aptitud física ó dé pruebas de manifiesta inep- que reinaban en el cónclave, donde disentían de titud, pase á la escala de reserva ó á situación de retiratan pronto ha tratado de germanizar la Alsacia como de opiniones todos los cardenales. do, como hacen en otros ejércitos extranjeros? afrancesarla. Hijo de una humilde familia de Angelerio, se Lo que está probado es que ha escrito mucho y ha Si las próximas maniobras militares que en España se perorado más contra el régimen republicano de Francia. celebren han de ser serias y algo parecidas á las que se había retirado á las cuevas del Morrón, montaña próxima á Sulmona, para hacer penitencia y enLo que también parece evidente es que el buen padre se efectúan en el Extranjero, lo cual confiamos se logrará llevaba las de Caín á Luneville para provocar al Gobier- si continúa al frente del Ministerio de la Guerra el gene- tregarse á la vida solitaria. De aquí su nombre de Pedro Morrón no un conflicto con Alemania. El prefecto de Meurthe y ral Linares, es preciso no perder el tiempo, señalar la Moselle no se anduvo en contemplaciones: cogió al agi- región ó regiones en que han de efectuarse y las fuerzas Vacante la Santa Sede más de dos años, los tador y, como vulgarmente se dice, le puso de patitas que han de tomar parte, organizar servicios y elementos, cardenales acordaron por unanimidad entregar los en la calle. La calle en esta ocasión es la frontera. y obligar á que generales, jefes y oficiales se preparen supremos poderes al monje Pedro, citado como Puso el grito en el cielo la prensa reaccionaria; más debidamente, y en especial los jueces de campo, sin tos modelo de santidad. arriba todavía la de los nacionalistas patrioteros; la de cuales no hay maniobras posibles. Pedro Morrón subió al trono pontificio con e! los progresistas Méline y Ribot apretaron también de lo Si nada de esto ha de hacerse, es preferible que ese minombre de Celestino V, no sin protestar de un lindo contra Combes y su Gobierno. La campaña fue llón doscientas mil pesetas se invierta en piezas de tiro violentísima. Ya se sabe lo que son los periódicos fran- rápido, en viajes de oficiales al Extranjero, ó en tratar de encumbramiento que violentaba sus hábitos de ceses cuando disparan bala roja contra un ministro. Las salvar del rudo trance por que atraviesa actualmente el humildad y pobreza. más fieras injurias, los más duros ultrajes llovieron so- problema de la remonta y cría caballar en España. Las nostalgias de la vida solitaria y libre; el bre M Combes, que, por cierto, no confió á ningún ledeseo de volver á sus pacíficas montañas, le deciFERNANDO ALCAZARREÑO trado en estado de jubilación política voluntaria, la direcdieron á presentar la dimisión. La fórmula de ción de una querella contra sus detractores. esta curiosa renuncia se hallaba concebida en los El jefe del Gabinete francés fue tranquilo á la Cámara. OTAS TEATRALES. EL PRINCIPIO siguientes términos: En la sesión del día 2 3 los diputados Corrand des DE AUTORIDAD Nos, Celestino, papa V, movido por legítiEssarts, Millevoye, Ollivier, Ribot, Syveton y otros, Recogiendo rumores y quejas de la opinión, una de mas causas, tales como la de humildad, de mejor pronunciaron formidablas cattlinarias contra Combes. Combes se defendió victoriosamente. Y digo victoriosa- las primeras disposiciones que tomó el conde de San vida y conciencia intachable, debilidad de ánimo, mente, porque 2 C 5 votos contra 243, aprobaron su con- Luis al entrar en el ejercicio de sus funciones de gober- defecto de ciencia, malignidad del pueblo y de nador fue ordenar que los espectáculos teatrales den salud delicada, á fin de recobrar la tranquilidad y ducta. Combes habló de la Prensa... Habló, sí, de los periódicos que le habían censurado principio á la hora señalada en los carteles, ó á lo sumo consuelo de la vida pasada, espontánea y librey leyó algunos de sus artículos ultrajantes, calumniosos, un cuarto de hora después, conminando á los contraven- mente renunciamos el solio pontificio, haciéndolo terribles, sin poner más comentario que éste: Así me tores con las multas reglamentarias. igualmente del lugar, dignidad, ocupación y hoY con efecto, todo continúa lo mismo que antes: queha tratado una parte de la Prensa, pero yo respeto á la nores, concediendo libre poder al colegio de carjándose una parte del público, y la orden del gobernador Prensa hasta en sus errores y apasionamientos. denales para elegir canónicamente un pastor de la Y siguió hablando de lo que interesaba. ¡Lo mismo sin cumplirse. universal Iglesia. Por lo que se refiere á los teatros de función entera, la que Maura! cosa es fácil, aunque perjudicándose las empresas. TenUn público consistorio tuvo lugar después en Es verdad que Combes es un gobernante de cuerpo entero, y por serlo, tiene prudencia é instinto de gober- drían que empezar la función con el teatro vacío, pues Ñapóles, donde Celestino se despojó de todas nación. Su oratoria no es ardiente ni arrebatadora; pero en Madrid se come- -ó se cena- -muy tarde, y muchas de las insignias pontificales, marchando algunos días las personas que pensaran asistir dejarían de hacerlo por es serena y persuade por su lógica. más tarde á su ermita para seguir sus interrumpi ¡Ah! Otra observación. Debate de tanta importancia, haber perdido el primer acto. das mortificaciones. En lo tocante á los teatros por horas, sólo en la primeen el que los adversarios del Gobierno ponían en juego Fue nombrado para sucederle Bonifacio V I H ra función podría cumplirse la orden. En las tres restantodas sus pasiones y todos sus odios, invocaban el patriotismo y abrían heridas no del todo cicatrizadas en tes el anuncio de la hora es ilusorio y se empieza... cuan- descendiente de ilustre familia italiana, el cu temiendo que se declarase un cisma, procuró avelos corazones franceses; debate muy preparado y en el do se puede, no cuando se quiere. El público, en uso de un derecho que nadie le ha dis- riguar la residencia de su antecesor para asegurarcual el gobierno Combes se jugaba la existencia, comenzó cutido, manda repetir en una obra los números musica- se de todo peligro. á las dos de la tarde y terminó á las ocho. Seis horas. les que son de su agrado- -lo cual contribuye á aumentar ¡También lo mismo que aquí! Con este objeto fue recluido Pedro en el casel éxito de la misma; -las repeticiones alargan, como es tillo de Fumone, cerca de Ferentino, donde muÁNGEL MARÍA CASTELL consiguiente, la duración del espectáculo, y concluyendo esa función después de su hora, mal se podrá esperar la rió á la edad de ochenta y uno años. Su cuerpo se trasladó al Monasterio de Celefque sigue á la hora anunciada en el cartel. En ese caso, la DEAS Y NOTAS MILITARES. LAS multa debe imponerse al público y no á la empresa. tinos de Aquila, y diecisiete años después de su PRÓXIMAS MANIOBRAS EN ES- A parte las repeticiones, las obras que se hacen en esos muerte canonizó á Celestino, en Avignon, el PAÑA teatros suelen tener una hora cumplida de represen- Papa Clemente V. Mientras aún repercuten en nuestros oídos los últimos tación, también por exigencia del público. Pongamos, Nadie ignora que el cardenal Sarto debe su ecos de la discusión en el Congreso sobre el nombra- por lo poco, veinte minutos para la renovación de la en- elección á una disidencia del cónclave, y especialmiento del P Nozaleda para la sede de Valencia, y mien- trada, y obtendremos un total de ochenta minutos, lar- mente al veto que ejercitó Austria contra el nomtras á muchos preocupa la posibilidad ó imposibilidad gos de talle. Si se empezó á su hora y hay otra obra anun- bramiento de Rampolla. de que se haya violado en la persona del general Berán- ciada para una hora después, ¿podrá, humanamente, en El ex patriarca de Venecia no había pensado ger no sólo la impunidad parlamentaria, sino también los este caso cumplirse la orden del gobernador? nunca en ese supremo honor, que lleva consigo respetos debidos á su elevada jerarquía, nosotros vamos á Por la organización especial de esos teatros y las rafijar nuestra pobre atención en una obscura y olvidada zones apuntadas, para empezar puntualmente á las horas tantos sacrificios y renunciaciones. cifra del vigente presupuesto de Guerra y á exponer so- que indica el cartel, sería preciso alterar sensiblemente los Tal vez entre los murí del Vaticano, evocando bre ella algunas consideraciones muy breves, que para el anuncios. Por ejemplo: empezar la 1 a á las ocho y me- á los dominadores del cesarismo, vuelva sus ojos Ejército tienen, por lo menos, tanta importancia como dia, la 2. a á las diez, la 3. a á las once y media y la 4 á enternecidos á los lejanos horizontes del Adriático, las nombradas cuestiones. la una. Aún así, sería muy difícil, en ocasiones, empezar á la ciudad de las lagunas, poética y sonriente, a Si no estamos equivocados, que creemos no estarlo, la 4. á la hora anunciada. donde alientan los recuerdos de su vida tranquila. con arreglo á la ley de Presupuestos que rige desde 1 de Entonces no podrían, en ley de verdad, llamarse leaEnero último, el ministro de la Guerra dispone de la tros por horas, sino de hora y media. JOSÉ P É R E Z G U E R R E R O cantidad de un millón doscientas mil pesetas para maÍ S acerse obedecer cuando se dispone de la fuerza neniobras militares en el corriente año de 1904. cesaría al efecto, parece que debía ser cosa fácil, y Se ha asegurado, y no lo ha negado el propio Sr. Li- á veces es imposible, porque no hay fuerza humana que realice lo que no es hacedero. Que es, precisamente, lo nares, que dicho general va á presentar á las Cortes un proyecto de ley para que, sin alterar la cifra total del que ocurre en este caso. a marquesa de Squilache ha visitado el Hospresupuesto de su departamento, pueda modificar la de Que se empiezan tarde las funciones y que la última se ciertos capítulos, implantando por este medio algunos concluye á una hora imposible, es incuestionable; pero- picio, ha visto en él á muchos niños medio de sus proyectos de reorganización. Como el actual mi- ¿cómo se remedia ese mal? desnudos, y ha dado 5.000 pesetas para que se nistro de la Guerra fue el que con más empeño sostuvo Sostener el prestigio del principio de autoridad por les haga en seguida los trajes que necesitan. la necesidad de créditos suficientes para maniobras mili- medio de la obediencia, puede ser fácil en ocasiones. Este hermoso rasgo no puede extrañar á cuantares, no creemos disminuya la cantidad á este fin destiLo difícil es saber mandar sin lesionar el derecho aje- tos conocen á la ilustre dama. Pero son muchos nada. Podemos, pues, contar con que subsistirá el millón no y sin lastimar intereses legalmente creados. los que no la conocen, y es de justicia propalar doscientas mil Desetas para maniobras. FRANCISCO F L O R E S GARCÍA el hecho para que sirva de estímulo y para que el La dimisión de un Papa N