Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Nüm. 91 lando Jos clásicos bailes de la tierra, generosos y cosquilleantes como sus vinos, que son la alegría hecha músicaLa gente madrileña no busca estas diversiones. Va en demanda de ¡os ventorros y de los merenderos, y al compás de los organillos bullangueros, borrachos de júbilo, cascada Ja voz chillona de tanto gritar, que cantan schoitis y preludian un pasodoble jacarandoso y con donaire, las parejas desfilan con actitudes chulescas, llevando el aire con la gracia de sus decires, que suenan siempre á requiebros. Así, en los bailes, fuera de la entraña madrileña, por donde circula la burguesía cosmopolita en la tarde de los domingos, el menos asiduo observará cómo se rompe la uniformidad de la fisonomía madrileña, como se desglosa su carácter y se deseintegran las distintas notas regionales que, unidas, componen el rostro y acento de este pUebl ABC Pag. 3 EL INCIDENTE PARLAMENTARIO LINARES- RODRIGO ÁNGEL GUERRA EL VIAJE DEL SR. MORET J abido es que el Sr. Moret acaba de realizar, acompaK- nado de varios de sus amigos políticos, un viaje por Andalucía para estudiar- sobre el terreno el grave problema agrario, que no despierta toda la atención que merece en nuestros gobernantes. Entre los puntos que ha visitado, merece citarse el cortijo El Torbiscal, hermosa finca, verdaderamente modelo, no sólo por la organización del trabajo, sino por el trato que se da á los obreros. Si en todas partes estuviesen lo mismo, puede afirmarse que no liabría cuestión social; esa cuestión tan pavorosa que el Sr. Moret ha podido apreciar recorriendo los extensos latifundios de Morón, Carmona, Jerez, Lebrija, etc. DON RODRIGO SOR 1 ANO, DIPUTADO Á CORTES REP B ¡CANO POR VA 1 FNC 1 A TENIENTE GENERAL D ARSENIO LINARES POMBO, MINISTRO DÉ LA GUERRA D SEGISMUNDO MORET DIRIGIÉNDOSE AL TORBISCAL CORTIJO DEL SR. CÁMARA MORET FORMANDO GRUPO CON EL MAYORAL DEL GANADO, Y EL APERADOR DEL CORTIJO MORET CON SUS AMIGOS i EN LA PUERTA DE LA HERMOSA FINCA DEL SR. CÁMARA? E! Toibiscal es, como decimos, un hermoso cortijo del opulento ganadero D. José María Cámara. Mide 12.000 fanegas. Sus obreros están perfectamente atendidos. Tienen una gañanía que es un salón amplísimo; reciben el pa i de cuatro libras, que es parte del jornal, de calidad excelente, y, en suma, están sometidos á un régimen que no es patronal, sino verdaderamente paternal del Sr. Cámara, que cuida de su finca, de los trabajos y de los obreros. De éstos, los que menos tiempo llevan en! a finca son doce ó catorce años, lo que prueba lo satisfechos que viven. Desgraciadamente, D José María Cámara y su Torbiscal son una excepción poco frecuente, y, en general, la clase obrera de Andalucía se queja, con razón, de las condiciones en que se desliza su miserable existencia. ADR 1 D RELIGIOSO. LAS IGLESIAS DEL PUEBLO. SEGUNDA SERIE Dos iglesias hay en Madrid que parecen como asumir la representación genuina de su pueblo típico y fiel guardador de las inveteradas costumbres locales. Diríase que son dos banderas gloriosas en torno á las cuales la tradición agrupa á sus adeptos. Con sólo nombrarlas se piensa en verbenas, en pañuelos de crespón, en barreños de sangría, en donaire de mujeres y en guapeza de hombres, en devoción en que las oraciones alternan con los dichos. Mientras ellas subsistan, la manolería resucitará una vez al año, y en tanto que sus campanas toquen á fiesta por el estío y sus puertas se abran en la canícula para dar salida al cortejo de oro de una procesión, la capital se eu- ropeizará, multiplicando sus focos eléctricos y pavimentando sus calles de asfalto, pero frente á las refórnjas se erguirán- siempre esos dos edificios recordando un ayer castizo que no muere. Se llaman esas dos venerandas Jábricas San Cayetano y San Lorenzo. Débese el primero al célebre Churriguera, sin según Gonz, le pertenezca la traza del templo, el diseño delcual fue traído de Roma, continuando la construcción, muerto el famoso innovador, D Pedro Ribera. Corresponde, pues, el templo á una época de mal gusto, cosa que se echó de ver desde la fachada con los capiteles compuestos y amanerados de sus ocho pilastras y las hornacinas recargadas de adornos que encuadran las efigies de Nuestra Señora, San Cayetano y San Andrés Avelino, las tres de caliza y de mano del artífice Pedro Alonso de los Ríos. Choca desde luego en su interior, de planta de cruz griega, su semejanza con el del M o nasterio del Escorial, á la que contribuye la cúpula del crucero, sus macizos pilares y sus cuatro capillas ¿erradas y con sus respectivas bóvedas. Es una de las contadas iglesias de Madrid que ostenta frescos, obra de don Luis Velázquez, el otro Velázquez, como le llaman los aficionados á la pintura. Son notables las estatuas de San Andrés Avelino, de Alonso de los Ríos, y Ja Divina Pastora, de Salvador y Carmona ¿Sirvió de fundamento por decirlo así, á la construcción del San Cayetano actual las reducidas proporciones del oratorio su antecesor, debido á la piedad de un hacendado madrileño que quiso conservar el incógnito de su piadosa fundación al entregárselo á los teatinos. ¡Medrado San Lorenzo! Todos sus historiadores y panegiristas le dedican cuatro líneas, haciendo constar que es uno de los más pobres de Madrid. Y por desgracia suya lo es. Nada de esculturas, de lienzos, de primores arquitectónicos. Sólo sus recuerdos tradicionales, su emplazamiento en el que pudiera llamarse corazón délos barrios bajos, su fisonomía que pide á voces covachuelistas y corchetes, los petimetres y las damiselas de D. Ramón de la Cruz, que tantos personajes fue ¿buscar para sus saínetes á la salida de las misas de hora en este templo y en el de su colega del bronce San Cayetano. Fue fundado San Lorenzo en tiempos de Felipe 111 como una hijuela de San Sebastián, y resplandeció en él el WB 3 SSÉS 3 SS MORET LEYENDO UNA CARTA EN EL JARDÍN DEL TORBISCAL PROPIEDAD DEL SR. D JOSÉ CÁMARA ESCENAS DEL CAMPO EN EL COKTJJO DEL GANADERO SR. CÁMARA DURANTE LA ESTANCIA DEL SR. MORET EN AQUELLA FINCA