Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. 86 ABC Pág. 5 LA EXPEDICIÓN NORDENSKJOLD T ebemos completar la información que en números anteriores hemos ofrecido á nuestros lectores acerca del feliz éxito que tuvo la misión encomendada á la corbeta argentina Uruguay de buscar á la expedición del doctor sueco Otto Nordenskjold, perdida en las regiones polares del Sur, publicando los retratos del sabio jefe déla expedición y de las personas que, acompañándole, corrieron iguales riesgos. Los expedicionarios, como es sabido, han regresado á Europa en el Jlntartic, y en Vigo, como en todos los puertos que han tocado en su viaje de regreso, han sido objeto de grandes atenciones y agasajos. L A VIDA DEL BULEVAR, UNA MUJER SOBRENATURAL El sabio Lombroso, que en otro tiempo fue uno de los más feroces adversarios de las ciencias ocultas, parece ahora dispuesto á creer en algo de sobrenatural. Ya hace un año, en una carta á Jules Bois, declarábase moltovergogriato e dótente por haber atacado los fenómenos telepáticos. Ahondando- -decía- -he llegado á convencerme de que es muy admisible que los seres nerviosos provoquen, en sí mismos y fuera de sí, nfovimientos dé fuerzas psíquicas capaces de dominar á distancia la materia. Pero. esto no erasino un primer paso en la ruta de las concesiones. Hoy el ilustre profesor va mucho más lejos, y el estudio que sobre, Eusapia Paladino preñara, será, según parece, una revelación científica. ¡Eusapia Paladinol Los que la vieron usa vez no la olvidan nunca. Sus experiencias impresionan á los médicos. y preocupan á los filósofos. Los poetas, viéndola realizar sus demostraciones ocultistas, convéncense de que el milagro es una realidad. Aún recuerdo el tono admirativo con que Sully Prudhomme nos describió, tiempo há, una seance de la Academia de Ciencias Ocultas á la cual había asistido Eusápia Paladino, Eusapia- -decía el gran poeta- -sentóse ante una mesa situada á un metro de distancia de una Cortina suspendida en un rincón de la sala. Estaba vuelta de espaldas; sus manos y sus pies eran vigilados en la semiobscuridad en que nos encontrábamos. Después de una pausa bastante larga, un taburete que se hallaba en él centro comenzó á avanzar hacia donde yo me encontraba; elevóse luego y vino á colocarse sobre la mesa... Levanté una mano y me fue cogida... Un momento después recibí un golpe seco en la espalda, y la silla en que me encontraba sentado empezó á tambalearse... Una guitarra púsose á pasearse en el espacio sin que nada visible íá sostuviera, en tanto qué sonoras notas salían de sus cuerdas. Mis compañeros de experimentación veían manos débilmente luminosas que parecían salir de entre él cortinaje, movido por un soplo desconocido. Eusapia sufría visiblemente cada vez que el fenómeno se producía. Pero lo que más me impresionó fue lo que vi a) terminar la sesión: un sofá, colocado detrás de la cortina, avanzó de repente hacia Eusapia... Aquel sofá automóvil me produjo tal efecto, que estaré durante toda mi vida obsesionado por é Ahora bien: si una sola seance produce tal impresión en uh hombre razonador y frío, ¿cómo no esperar relatos maravillosos de quien se decida un día á referirnos todos los milagros mágicos de la ocultista napolitana? En su estudio Lombroso nos hablará, probablemente, más que de las experiencias, de la experimentadora. Su sistema nervioso, que ya en París preocupó á varios médicos, tiene que haber interesado sobremanera al profesor turmés. Según la opinión general, Eusapia es una neurótica que padece frecuentemente de ataques de epilepsia, de catalepsia y de histerismo. En su infancia recibió un golpe en el parietal izquierdo que determinó casi instantáneamente en su cerebro un cambio completo. Todo en ella es DOCTOR OTTO NORDENSJOLD JEFE DE LA EXPEDICIÓN SUECA AL POLO SUR Uoc, o, Anisen MIEMBROS DE LA EXPEDICIÓN SUECA AL POLO SUR doctor 1! te o. Q Capitán S. A. ilu. j Ductor Cari Skottsbur Í