Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. sesudos varones que interpretan los misterios de la Medicina... Y no estaría de más averiguar cuántos fenecen de un discreto y compasivo puntillazo... Quien por esta petición se alarme, recuerde que en un banquete reciente de la Asociación Médica de Nueva York, un reverendo padre propuso á los doctores que aceleraran el viaje de sus pacientes sin remedio... Cree el bondadoso pastor que esto sería un adelanto en la civilización; pues apurados todos los recursos, prolongar la vida de un enfermo es prolongar una agonía desesperada, siendo más propio poner término á sus sufrimientos de una manera tranquila, modesta y decente... Esta teoría ya tuvo entre nosotros un precursor: aquel baturro que, presenciando el trabajo de las pulgas amaestradas, al ver á una enferma la aplastó con la uña, diciendo con suprema filosofía: ptf que no pene! ANTONIO P A L O M E R O ABC carne (cosa muy difícil, y que muchos que cortan no saben, aunque parece labor fácil) y se comprenderá que la carnicería de los Hijos de Niembro ha venido á llenar una necesidad que se hacía sentir hace mucho tiempo en Madrid. Nuestra enhorabuena á los propietarios. Núm. 85 de Serrano, ya que se niegue á alumbrarla eléctricamente y á dotarla de bancos, es completar el adoquinado hasta su final desde la calle de Lista. Los vecinos de esta parte de- la hermosa vía tienen derecho, como los demás, á no rebozarse en barro cuando el tiempo está lluvioso, y á no tragar polvo cuando está seco. Háganlo el señor Alcalde y los señores del Concejo, no sólo por ser de estricta justicia, sino para que la gente maliciosa, que la hay, no duden ustedes que la hay, no puedan pensar, al ver el desamparo en que está ese trozo de la calle de Serrano, que no tienen por allí su domicilio el alcalde, ni el teniente alcalde del distrito, ni concejal alguno del Municipio madrileño. -C. M ADR 1 LEÑERÍAS. UNA CALLE EN FAVOR DE También entre las calles hay clases. No es una perogrullada, porque claro es que existen calles de primera clase, de segunda, de tercera, etc. pero resulta que dentro de su respectivo orden, las hay con más ó menos privilegios. Para unas son todos los mimos: buen empedrado, focos eléctricos, bancos, jardines, etc. Para otras, los desdenes municipales. Ejemplo délo que decimos: la de Serrano, la más her- D. Juan Manuel Orti Lara LOS ESTUDIANTES ESPAÑOLES EN PARÍS RECEPCIÓN DONDE EL EMBAJADOR SR. LEÓN EN LA EMBAJADA DE ESPAÑA UN LUNCH Á LOS ESTUDIANTES Fot. GrÜKiyedoff í atedrático de Metafísica de la Univerdad Central, indivi dúo de IáiAcademia de Ciencias Morales y Políticas, y de la de SantcSTomás de Aquino de Roma; director de El Universo. Escribió varios libros de filosofía y de polémica contra el racionalismo. Durante el período revolucionario estuvo separado de su cátedra por negarse á jurar la Constitución del 69. Como político, figuraba en la extrema derecha de la monarquía. Fot Descanse en paz el ilustre sabio. Napoleón Y CASTILLO OBSEQUIO CON CARNICERÍA LA Ñ 1 EMBRO DE LOS HIJOS DE En la Puerta del Sol, esquina á la calle de la Montera, se ha inaugurado una carnicería que, por el lujo con que está montada, está siendo la admiración de Madrid entero. Son los propietarios de este nuevo establecimiento, verdaderamente modelo, los hijos de Perico Niembro, el popular exconcejal y empresario de la Plaza de Toros, que además de derrochar miles de pesetas en mármoles y lunas para que las carnes ofrezcan un cuadro más agradable que en la generalidad de los establecimientos de esta clase, los han gastado sin tasa en los sótanos, acondicionándolos con arreglo á los más modernos adelantos para que las reses muertas se conserven en buen estado. Agregúese á esto que el establecimiento tiene una legión de dependientes que saben cortar bien ls mosa, la más larga, la más acabada, la mejor, en una palabra, de todas las de la villa. Pues nada, ni un arco voltaico que la ilumine como merece, ni un banco para que los vecinos tomen el sol en invierno y la sombra en verano, y desde la calle de Lista para arriba, ni un adoquín que la haga transitable en días de lluvia, librándola de baches y de oleadas de barro. ¿Es que los vecinos de la última parte de dicha calle no son hijos de Dios ni merecen la atención de los señores ediles? ¿Es que han cometido algún grave pecado, es que no pagan impuestos, es que no tienen derecho á que se les considere como á cualquiera hijo, padre ó abuelo de vecino? Lo menos que puede hacer el Ayuntamiento en la calle DÍAS PASADOS... A B C publicaba en uno de sus últimos números el retrato de Geraldine Farrar, la donosa cantante americana que ha suscitado tan fiero equinoccio de amor en el corazón del príncipe heredero de Alemania. Vuelve la Crónica á hallar actualidad en esa figura de mujer, porque se presta al J aiser la intención de hacer expulsar de sus Estados á la intérprete de Manon, á la heroína de este cuento azul, cuajado en plena realidad. Que discutan otros la oportunidad y la justicia de tal medida. Yo me encuentro con la palabra Amor en mi relato, y como siempre que esto me ocurre, me detengo vacilante y confuso como ante el dintel de un mundo. Y pienso que isócronamente, monótonamente, los hora- i l W EXTERIOR BE LA CARNICERÍA QUE LOS HIJOS DE D PEDRO N 1 EMBKO HAN ABIERTO EN LA PUERTA DEL SOL, ESQUINA Á LA CALLE DE LA MONTERA Petj. Asonjo INTERIOR DE LA CARNICERÍA, INAUGURADA EL DÍA J, Y A CUYO ACTO ASISTIERON POLÍTICOS NOTABLES. ARTISTAS, ESCRITORES, E T C