Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 4 ABC Num. t ASPECTO DE LA FER 1 H DE PRINCIPIO DF AÑO QUE SE CFLEBRA ACTUALVIENTE EN VALENCIA do, por lo menos, un epílogo. Y como ese epilogo ha debido escr birle el pueblo español, y como el lector forma parte de ese pueblo que nada ha escrito ni nada ha hecho tu seguramente hará nada ya resulta lógico que se indigne consigo mismo al considerar que aquella catástrofe era inevitable, estaba prevista y anunciada, y que hubo quienes a conciencia de que tenia que suceder, no la evitaron, antes al contrario, la dispusieron la decretaron la ordenaron imperiosamente, sin que á estas fechas- -y este es el epilogo que falta en la tragedia- -se haya exigido responsabilidad a los culpables de catástrofe tan horrenda, ni se les haya inhabilitado para seguir explotando el oficio de gobernantes de una nación cuyas desgracias ellos provocaron y la nación no ha sabido o no ha querido vengar. ¿Sera, tal vez, que tengamos que resignarnos a confesar nuestro estado de agonía moral o a reconocer como justa la máxima brutalmente desconsoladora de que cada país tiene el Gobierno que merece -C. LA FERIA DE i. DE ENERO EN VALENCIA AAalencia celebra todos los afios una animadísima feria que comienza el i de Enero Es la que nías tiempo dura, y goza de tanta concurrencia, que el Ayuntamiento tiene que subastar el ilquiler de los terrenos Diariamente, de once de la mañana a una de la tarde, da un concierto la banda municipal De la animación de esta feria da idea la fotografía que publicamos De los espectacuios, el que mas llama la atención es la exhibición del gigante ruso, mozo ty tan mozo de veinticuatro años y de dos metros y medio de estatura, a quien acompaña formando contraste un enano que mide noventa v cinco centímetros de alto y pesa quince kilos Es húngaro v habla cuatro idiomas NDUSTR 1 AS NUEVAS EN ESPAÑA 1 PONJAS LA PESCA DE LAS ES- EL GIGANTE RUSO, DE DOS MFTROS Y MEDIO Dt DE NOVENTA Y ClMCO CENTÍMETROS ESTATURA Y EL EMANO HÚNGARO, QUF SE EXHIBFN EN LA FERIA DE VALENCIA I ots í Gómez contra la Marina, sino contra si mismo Me explícate Dice Jacinto Octavio Picón en ei prologo, que la realidad palpsti entre lineas la mera exposición de los hechos tiene grandeza trágica Cierto tragedia fue ¡o- L Santiago de Cub i ocio tragedia incompleta Lahafalta- Hace poco mas de un mes y con ocasión de hallarme en una de nuestras posesiones de África, en Ceuta se piesento ante mi un amigo diciendome. -Acabo de enterarme de que a tres millas del puerto están varios barcos dt una Sociedad de las que se dedican a la explotación de criaderos de esponjas, ¿quieres que tomemos un bote y nos acerquemos a ellos Deben estar trabajando, y si es asi, veremos la operación, que debe ser interesantísima Decirme esto, proveerme de lápiz de cuartillas y de un pequeño aparato fotográfico que jamas se separa de mi en estas excursiones, y dirigirnos al muelle para embarcarnos en un bote muy chiquito y muy blanco, todo fue uno. J- J ace próximamente dos años que se hicieron en España las primeras pruebas de esta industria La pesca que dura unas doce horas diarias, desde el amanecer hasta ¡apuesta del sol, se lleva a efecto por medio de buzos (i) que trabajan a una profundidad variable entre doce y cuarenta brazas, y su permanencia debajo del agua oscila según la profundidad, entre cinco minutos y dos horas La indumentaiía del buzo se compone de un traje de tejido fueite y engomad- con las bocamangas de goma elástica que se ajustan perfectamente a las muñecas, evitando de este modo que el agua penetre hasta la ropa interior del buzo, dos plomos que en forma de escapulario se colocan en el pecho y en la espalda, y que pesaran unos veinte kilos próximamente, teniendo por objeto ayudar a la circulación del aire y a la estabilidad dentro del agua, bota de cuero con suela de bronce, y, por fin, la escafandra, que se ajusta a un peto de bronce también que va en el cuello del traje, y en la parte posterior de ella se coloca el tubo de goma, gracias al cual el buzo tiene el aire necesario en tanto se halla debajo del liquido elemento. Lleva también la escafandra una pequeña válvula, que el buzo abre apoyando la cabeza sobie ella, para dar salida al aire que le sobra. (i) Griegos en su mayoría