Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. 83 El Manicomio de Ciempozuelos I a prensa diaria ha hablado estos días de la triste é insos tenible situación por que atraviesa el Manicomio de Ciempozuelos oor la falta de recursos con que hacer rente á ABC ¿Con cuál? ¿Quién es capaz de adivinar los ocultos designios de la suerte? Por mi parte, y después de estudiar mucno eso que llamamos el azar, no he podido averiguar más que una cosa, y es que el azar me azara. Eso de que á un matrimonio dé la casualidad de que le salgan cinco hijos defectuosos, sin piernas ni brazos, mientras á aquel tío le salen diputados todos los sobrinos, azara á cualquiera. Y eso de que juegue uno honradamente á la lotería de su país, que es sin duda el más patriótico de los juegos de azar, y venga un extranjero con sus manos lavadas y se lleve los millones que hemos reunido los puntos indígenas, es doble y aun triplemente azarante y hasta azaroso, Bien puede estar segura la lotería de mi amor, platónicas mente puro, cuando á pesar de todo sigo jugando y diciéndola: J) e azares mil á ira- vés conservé tu imagen pura... TT espués de todo, quién sabe si la Fortuna obedece á un criterio de justicia y lleva al Extranjero nuestras pesetas en pago de las cosas que el Extranjero nos envía. En noticias, sobre todo, á cada momento las recibimos de un valor colosal. Acaba de descubrir un sabio, extranjero por supuesto, el procedimiento para alargar la vida. ¡A ver si hay premios gordos con qué pagar esta receta que nos envían gratis! Todo ello consiste en varios detalles de baños fríos ó caliente según el gusto de cada cual, de horas de acostarse y levantarse, de aire libre, que es cosa que está al alcance dé todasjas fortunas, y de dos puntos principalísimos: i. Darse una gran vida. 1. Ser toda la vida dueño absoluto de su voluntad. Como se ve, el primero es un poco difícil, y el segundo imposible; pero ambas á dos y á la par son de seguro resaltado. Según Gedeoncito Calinez, que es un observador perspicaz si los hay, es en España, por más que digan, donde más se preocupa el Estado de prolongar lá vida délos ciudadanos. En todas las órdenes que recibimos, se nos dice terminantemente: Dios guarde á usted muchos: añqs. í- 7l Estado, que nos encomienda á Dios en vida, sabe muy bien lo que se hace, y nosotros también cuando á Dios le decimos el pan nuestro de, cada día dánosle hoy, porque si Dios no lo remedia, los panad- ros nos dejan sin él por un quítame allá esos gramos. Pág. 3 cho menos, que en esos movibles establecimientos (ni en los fijos) se encuentren libros baratos, verdaderas gangas, corno algunos creen. Se imprimen muchas cosas malísimas, que oara nada X K r 3 VISTA EXTEF. 1O R DEL MANICOMIO DE C 1 EMPOZUELOS GRUPO DE ASILADOS EN UNO DE LOS PATIOS DEL MANICOMIO sus sag adas necesidades, y á la actitud justificada del personal dei bencfico establecí miento, que se h. la imposibilitado de cumplir su humanitaria misiói por falta de medios para ello. El ministro de la Gobernación ha conferenciado con el presidente de la Diputación provincial de Madrid y con el alcalde para tratar de conjurar el inminente conflicto, estudiando la manera de allegar los indispensables recursos con que enjugar la considerable deuda de la Diputación y salir lo antes posible de un estado de cosas tan deplorable. Después de detenido estudio de las diversas soluciones que pueden darse al conflicto, y en atención al estado precario del Tesoro provincial, se convino que el Ayuntamiento entregue inmediatamente á la Diputación parte de lo que á ésta le adeuda por contingente de la provincia. También conferenció con el ministro. eí gooernador civil, para tratar del mismo é importante asunto, conviniendo ambos personajes que la solución más inmediata es la acordada por los señores ministro, alcalde y presidente de la Diputación. sirven y que á nadie interesan, y esas son las que se vocean y se venden á real el tomo añadiendo qué el papel vale más Fuera parte de esos abultados volúmenes (casi todos los libros malos son grandes) insustanciales lateros, cualquier libro corriente, de mérito relativo, ucsta muy poco menos que en la librería y resulta más caro, si se tiene en cuenta que lo compra usted usado, ajado y manoseado, cuando no roto ó con algunas hojas dé menos. Eso tratándose de libros corrientes, más ó menos discutidos y más ó menos agradables; que si se fija usted en lo excepcional, bueno é indiscutible, y el industrial huele que es usted bibíiomaniaco. o profesional, el antojo (ó- Janecésídírd flé sár por un ojo de la cara. COSAS quella exclamación de paganismo Los dioses se van, demos repetirla con una ligera variante los paganos c la lotería: ¡Los gordos se van Se repite mucho esta emigración de los premios mayores al Extranjero para que pueda pasar inadvertida, y á poco que se medite en ello se ve claramente que nuestra ama y señora la Fortuna lo hace con intención deliberada. UNA DE LAS GALERÍAS DEL MANICOMIO DE CIEMPOZUELOS 1 ay una leyenda fantástica acerca de las gangas encontradas en el Rastro: verdaderos teso ros de Historia, Crítica y Literatura- adquiridos poco menos que de balde, gracias á la ignorancia del pobre vendedor, completamente lego en la materia. Eso ¡ay! debió de ser en los tiempos nlicos (ó de la Biblia protestante) ó en los famosos de Mari- Castaña. De esa leyenda no queda ni rastro en el Rastró de r estros días, comprendiendo las Grandiosas Jl néricas- -que son su complemento- -y cuantos puestos y baratillos, fijos y ambulantes, existen en la Vil a y Corte. i. r ¿No decían ustedes que había que conjurar la crisis. obrera? Pues ahí tienen á esos fabricantes, que piensan contribuir á ello subiendo el pan Andan en dimes y diretes con el alcalde, y en vista de su rebelde actitud se les amenaza con aplicarles las Ordenanzas con todo rigor. Y ahora c ixz no nos oye nadie permítanme ustedes un pequeño desahogo: ¡Cómo andaremos de oroen en este país, que cuando se quiere amenazar á alguno con un severo castigo, se le dice que va á tener que cumplir lo que está mandado! -1 á visitado al gobernador una comisión numerosa de ve cinos, entre los quefigurabanalgunos médicos, para rogarle no apruebe lo acordado por el Ayuntamiento rebajando el precio de las licencias de los pianos de manubrio, entre otras razones, porque, según los doctores, producen terribles efectos en los enfermos nerviosos. Sí producirán; pero para atacar los nervios á los enfermos y á los sanos, hay unos pianos que son superiormente más eficaces que los de manubrio. Los pianos de señorita del Conservatorio. Porque si está empezando su carrera, le convida á usted á esludios con tropezones, como las migas manchegas, horas y horas, sin que se la pueda usted quitar de encima con perras gordas como á los de la calle, y si está acabando, le coloca á usted la pieza de concurso días y días. ¡Pobres pianos de manubriol El que no tenga en su vecindad aspirantes á virtuosas, que les tire la primera piedral CARLOS LUIS DE CUENCA N OTAS MADRILEÑAS. TOS DE LIBROS HERMANOS DEL ESTABLECIMIENTO AL CUIDADO DE LOS LOCOS LOS PUES- ¡A real el tomo; el papel vale másl Este pregón sugestivo, lanzado al aire á pleno pulmón por los vendedores ambulantes de libros viejos, entre los cuales los hay también sin estrenar, parece ofensivo para la Literatura, y no hay tal ofensa, porque casi siempre es fiel expresión de la verdad. Lo cuál no quiere decir, ni mu- UNO DE LOS INTERIORES DEL EDIFICIO EN QUE ESTÁ ESTABLECIDO EL MANICOMIO DE CIEMPOZUELOS Fots. Muaoz de Baena