Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 2 hijo y mostrando en sus grandes ojos azulas angustia y miedo, rodeó á su criatura con sus brazos, le apretó bruscamente contra su pecho, y formando sobre el cuerpo del niño una manta natural de carnes blancas y pelo rubio, lo dejó caer sobre la cunita, murmurando: Pero hijo, ¡hijo de mi alma, qué has hecho! ¡Eso es buscar la pulmonía! La pulmonía, más generosa y espléndida que los Reyes Magos, no defraudó al chiquillo. Acabó con él en cinco días. En el jardín del manicomio pasea la infeliz obrera con los cabellos en desorden y los ojos enmatecidos por siniestro estupor. Sus manos oprimen convulsivamente contra el pecho algo que no se puede ver. Sólo cuando algún niño rubio se acerca áeila, sus manos se adelantan hacia él enseñándole la prenda oculta, y le dice con voz donde tiembla la muerte: ¡No te acerques á la ventana! ¡No pidas nada á los Reyes Magos! ¡Mira lo que traen para los niños pobres! Y muestra el objeto que sus manos arañan. Es un zapato roto, sobre el cual ha pintado la loca una calavera. JOAQUÍN D I C E N T A ABC Nora. 81 por lo menos, la mitad de la albúmina que contienen las carnes de mejor calidad. Es el único alimento que por su composición se parece más á la leche. Pero claro está que el hombre no puede vivir de ostras solamente. Ni siquiera el régimen lácteo conviene á todas las naturalezas. El régimen (fóstrico podría engendrar inconvenientes graves. En Inglaterra, Francia, Constantinopla y Córcega, y suponemos también que en España, Italia y Portugal, se han registrado envznenamientos de ostras, y también casos de fiebre tifoidea. Pero estas desgracias han ocurrido solamente con los mariscos criados en los puertos en que había alcantarillados cercanos. Y de todos modos, á fin de evitar molestas aprensiones, basta con prescindir del agua de la ostra, porque en ella los microbios se desarrollan principalmente Principalmente no es muy tranquilizador que digamos... pero algo es algo. FIESTA DE CARIDAD H o r iniciativa feliz de la bella condesa de San Luis, es posa del gobernador civil de Madrid, se trata de organizar una fiesta benéfica, que tal vez sea un baile rde cabezas en el teatro Real; los rendimientos de la entrada se destinarán á aliviar las necesidades de las clases pobres de esta corte. La idea es digna de la ilustre dama que aspira á llevarla á la práctica, y á este fin pueda contar con nuestro modesto pero sincero é incondicional concurso. MEJORA IMPORTANTE on este título publicó ayer nuestro estimado colega El Jmparcial un artículo anunciando que á la iniciativa y á los trabajos que ha venido realizando desde hace tiempo nuestro querido Director D. Torcuato Luca de Tena, deberá la Prensa española una reforma de extraordinaria importancia: la radical modificación del absurdo sistema que se venía siguiendo para el franqueo de periódicos. En lo sucesivo y en virtud de conciertos que celebrarán las empresas periodísticas con el Estado, los periódicos circularán libremente por toda España sin que DÍAS PASADOS... O UBIR y bajar. Tal parece ser la fórmula de nuestro destino. Ya estamos otra vez en la cúspide de un año, en lo alto de la montaña. Volviendo la vista atrás se abarca, en multitud informe, los hechos todos que llenaron el año recién fenecido; unos, los más, anónimos y obscuros, propíos de la fosa común; otros, los menos, diamantinos y refulgentes, dignos de mausoleos ornados con los graves epitafios de la Historia... Algún periódico ha querido rellenar la oquedad de sus columnas con bloques de fechas y de nombres referentes á 1903, que, ni aun animados por el recuerdo, tienen la consistencia d: la vida. La vida no es ayer, á menos que elijamos nuestros camaradas entre los muertos. La vida es el minuto que se vive, y todo comentario á lo que pasó deja en la mente sabor de necrología. Por eso, desde lo alto de la montaña, yo saludo en 1904 al porvenir, á las generaciones verticales y nuevas, á las que todavía postradas luchan en los limbos de lo desconocido por surgir á la vida, á las nuevas ideas, á las futuras batallas, á todo lo que no es y será, á las misteriosas alquimias en que se forjan los troqueles de lo futuro... jY paz á los muertos! ENT 1 DERO TEATRAL. BALANCE DE PASCUAS Incendio de un teatro en Chicago Pues señor, á falta de mejores empeños, di el T í otro día en la humorada de recorrer los teatros para saber aproximadamente cuáles habían sido los mejor librados en estas tradicionales fiestas de Navidad. En el Español, ía desequilibrada de D José ha rendido muy buenos ingresos. Según los datos que el amable Soriano me facilitó en contaduría desde la noche de su estreno hasta la representación del dia 28 inclusive, La desequilibrada había producido la respetable cantidad de cuarenta y ocho mil novecientas cincuenta y cuatro pesetas con sesenta y seis céntimos, calculándose en dieciséis mil diez personas las que asistieron á las dieciocho primeras representaciones, correspondiéndole por derechos de autor á D José, hasta la fecha arriba citada, cinco mil ochocientas cuarenta y una pesetas. Además, la lotería nacional ingresó por su parte un premio muy decentito, del que disfrutaron todos los individuos de la compañía. En la Comedia, con el mal éxito de T a calle de la Amargura, se arrugaron las Pascuas, como dice un amigo mió, pues en dicha obra iba fiada la combinación de los pasados días. Hubo que llamar con urgencia á Catalina, Clara- Sol y á otras apreciables señoras para salir de apuros. La Princesa se ha defendido bien, merced á haber ganado con costas y toda clase de pronunciamientos favorables El primer pleito, un vaudeville de acentuada nota cómica arreglado con equidad y aseo por mis confreres Castro y Cadenas, pudiendo calcularse en once mil quinientas pesetas las. que han entrado por aquella taquilla en las representaciones comprendidas desde el día de Nochebuena al de Inocentes. Lara, con el cartel robustecido por la comedía de Benavente, ha hecho unas felices Pascuas, liquidando duran este período á razón, de dos mil doscientas p? eias diarias, cifra muy respetable teniendo en cuenta que la elegante bombonera no da más de sí. En Parish, Cereceda ha tenido muy buenas tardes, dicho sea sin propósito de hacer un chiste, calculándose el ingreso en unas tres mil doscientas pesetas cada una. Las noches, en cambio, según declaración del propio cosechero, han sido muy flojitas, en lo que están de acuerdo casi todos los empresarios con quienes he cambiado impresiones. FACHADA Apolo y la Zarzuela son de los más favorecidos por la fortuna, y sus rendimientos alcanzan cifras muy parecidas, figurando el primero con un total de veintidós mil doscientas setenta y cinco pesetas, y el segundo con veintidós mil doscientas veintinueve. En el Moderno, teatro ya aclimatado gracias á las poderosas artes d ¿Loreto y á la buena sombra de Chicote, también han hecho, especialmente por las tardes, unas Pascuas muy decentitas, realizando cerca de siete mil quinientas pesetas. Sigue al Moderno, Eslava con la suma de cinco mil novecientas; se entiende, como los teatros anteriores, en los días comprendidos entre el 24 y 28, ambos inclusive. En- el Cómico sé por persona de buen crédito que se han defendido nada más; y del Lírico no sé nada: sólo tengo una idea de que se anunció El Tiacimiento del Mesías con gran aparato, cascada de agua natural, camellos, etc. y no se ha vuelto á saber una palabra ni del aparato, ni de los camellos; por lo menos el del Retiro, único de los de su clase que reside en Madrid, no teníala menor noticia. Pero y a q u e los camellos no han sido habidos, ha vuelto Berges nuevamente de Flandes pensando en l a Bruja. En resumen: las tradicionales Pascuas no han sido tan del agrado de Jos amos de corral como las anteriores temporadas, confirmándose nuevamente lo que ya observé en otros artículos, esto es, que el público se aficiona cada vez más á las funciones de tarde, retrayéndose de asistir por la noche como no sea solicitado por grandes éxitos. Y termino, no sin recomendar á ustedes oigan T igoleto en el Circo, donde gracias al general Capdepón, sabrán por el cantable que ha sustituido al de la popular dónna e movile, que volubles, frágiles son las hermosas cual mariposas, en el amor. De las que no son hermosas nada nos dice el general, y ¡caramba! eso de quedarse uno con la duda... DEL TEATRO 1 ROQUÉS DE CHICAGO DESTRUÍDO POR UN FORMIDABLE QUE TAMBJÉN HA COSTADO CENTENARES DE VJDAr. necesiten pegar á sus fajas los sellos que la actual legislación de Correos exigía. En efecto, nuestro querido amigo y Director señor Luca de Tena ha conseguido que sea un hecho reforma tan importante, con la cual han de resultar grandemente beneficiados los intereses del Estado y de Ja Prensa periódica. Damos las gracias al Jmparcial por las frases que con este motivo dedica á nuestro Director. Yo no quiero conturbar mi espíritu con horrendas visiones de miserea. Nieva... Yo no quiero pensar en el niño huérfano, en la mujer viuda, en los pueblos hambrientos en las lúgubres sentencias del destino. Nieva... Y me doy la fiesta de pznsar en todas las alburas que hacen soportable la jornada, en el azahar, en el nardo, en los vellones de las ovejas recién paridas, en los esplendores niveos de ciertas arquitecturas del cielo... La sinfonía en blanco mayor de Gautier me deja indiferente. La nieve no deja ver los hondos horizontes, y es sabido que todas las lejanías soberanamente bellas son azules: la montaña, el mar, el cielo... En mis lutos, yo me plazco viviendo en lo azul, y en él me envuelvo, y de él me lleno y me embriago, y no se me aparece la muerte fea si el sudario que como una atmósfera invisible ha de cubrir mi cuerpo es azul, azul como la montaña y el mar y el cielo, azul como todas las lejanías hermosas de la vida, INCENDIO f ienso, mientras la nieve cae, en el tremen do drama de Chicago. Una espesa muchedumbre que se disponía á gozar, pereció en él. Celebran los anglo- sajones con mayores boatos profanos que los católicos las fiestas del Christmas. La Nochebuena en Inglaterra y los Estados Unidos pone de pie, ante las memorias menos nutridas de lecturas clásicas, el recuerdo de Heliogábalo y de las viejas saturnales y dionisiacas. La imagen del Nazareno queda oculta con un velo de olvido durante esas fiestas de Navidad, y Pantagruel oficia sobre los lomos del puerco cebón que inficionó de roña á la antigüedad pagana... Imposible formarse idea del fragor de esas lupercales. sin haberlas visto. Y una de ellas eligió S. M la Muerte el otro día en Chicago para hartarse de gozar, más y mejor que en un campo de batalla: un teatro entero, vasto, puesto que era americano, ardió con todos sus vacíos r e pletos de espectadores. ¡La horrible y espléndida visión de una colosal hoguera, en la que el combustible principal era la carne humana! Más de cien espectadores perecieron; más de trescientos quedaron gravemente lesionados. Era el fuego en cólera, uno de los más bellos aunque pavorosos paisajes con que el mal azar nos brinda de cuando en cuando... ligera las admirables Conlossólo revisar áenla su Journalpáginasconsagrado áque Goncourt han la princesa Matilde, podría escribirse un libro interesante que sirviera de contiibución á la historia literaria de Francia en estos últimos treinta años... Yo diría para expresar la muerte de la noble dama: es una Musa rae- La rehabilitación de la ostra I a ostra está siendo objeto, por parte de los higienis tas, de una rehabilitación completa. Hacía algunos años que esos señores se complacían en presentárnosla como uno de los más dañosos enemigos de nuestro organismo. Ahora resulta que semejantes ataques eran, no solamente injustos, sino la mismísima injusticia en persona. Los sabios la atacaron con notoria ligereza; que también lo son esos respetables varones. Desgraciadamente, las ostras cuestan caras; son un plato de lujo, si bien no puramente decorativo, puesto que constituyen un alimento sano y muy sustancioso. Analizada químicamente la ostra, fresca, naturalmente, contiene próximamente un ochenta y cinco por ciento de agua, algo más que la col; materias azoadas un siete por ciento, ó lo que es lo mismo, una cantidad exorbitante, casi la misma que contiene una chuleta de cerdo. La ostra es un alimento albuminóideo medio, por encerrar, FLORIDOR