Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Núm. 79 ABC Pág. 5 J j i o s mejora sus horas, y las rivalidades y rem- ores por lo de la capitalidad de Madrid se han ido calmando. A los ataques del mitin, han sucedido las mas cordiales frases en un banquete que en Lhardy celebraron concejales catalanes y madrileños. Por algo se empieza, y sena de desear que no se limitase á los concejales esta cordialidad y estos almuerzos. ¿Por qué no probamos á almorzar por tandas en Lhardy los habitantes de ambas regiones? Hablando se entiende la gente, y yo creo qu: almorzando allí, muchísimo mejor. Jjero no son los catalanes solos los que se oponen á eso de la capitalidad. Hay que ser justos. Otros pueblos pidieron también su subvención correspondiente si se la daban a Madrid. De la misma manera que aquel alcalde pedáneo que presenciaba por vez primera cómo el secretario sumaba las cuentas del Municipio: -17 y 2, 19, decía el secretario; y llevo una. ¡Yyo otra! se apresuraba a decir el alcalde. CARLOS LUIS DE CUENCA Notas para la mujer VISTA PARCIAL DE LA VILLA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE, QUE A C A B DE CELEBRAR SU PRIMER CENTENARIO CENTENARIO DE SANE L TA CRUZ DE TENERIFE Hasta el 28 de Agosto de i8o3 Santa Cruz de Tenerife fue un agregado de la ciudad de la Laguna, situada á once kilómetros pero en premio al comportamiento heroico de los hijos de Santa Cruz luchando contra los ingleses mandados por Nelson, el rey D. Carlos hizo del puerto y plaza de Santa Cruz de Tenerife villa de por sí y sobre sí, con la denominación de la Muy Leal, Noble é Invicta. El centenario de este acontecimiento acaba de celebrarse en los días 5,6, 7 y 8 del mes corriente, pues el día 5 hizo un siglo que se reunió en junta el Ayuntamiento para nombrar el personal que correspondía á la nueva villa exenta, y el d a y igual tiempo de la toma de posesión de la autoridad qne iba á ejercer el alcalde en virtud de la autonomía conquistada. Desfiles cívicos y ceremonias religiosas; reparto 5 de socorros álos pobres, y festejos públicos; iluminaciones, retretas, fuegos, conciertos, fiesta infantil del árbol, etc. de todo esto ha habido en Santa Cruz de Tenerife los citados días, resultando la conmemoración del centenario de su autonomía administrativa un acontecimiento memorable para todos los habitantes de aquella culta población de las Islas Canarias. p n t r c! a buena sociedad inglesa se va desterrando la costumbre de usar el color blanco para el traje de boda de la mujer. Se adopta cualquier otro color. La superstición hace lo demás. El color azul es emblema de amjr sincero; el encarnado es de mal agüero. El lunes, para las que se casan en ese día, da las riquezas; el martes da la salud (al contrario que en España, donde suele decirse cen martes ni te cases ni te embarques e ¡miércoles es el mejor día de todos; el jueves trac sufrimientos; el viernes, qjebrarttos; c! sábado, la desdicha; el domingo... descanso dominical. Ese día, ni los curas deben trabajar echando bendiciones. De los meses, el de Mayo es el peor para casarse. El matumonio más feliz es el que menos tiempo emplea en los preparativos. Todo, por supuesto, según el decir de 1 gente inglesa. C 7 n los principales teatros del Extranje ro, las señoras que van á butaca dejan los sombreros en el vestíbulo á las señoritas encargadas de guardarlos. Las que van los palcos lucen sombreros. Lo chic es, ndemás del sombrero, llevar vestido con escote. ada día obtiene el sexo bello nuevos triunfos y derechos que antes s; le negaban. En Francia ha sido admitida como medico de á bordo en un barco que hace la travesía de Marsella a Argel, una joven doctora, Mlle. Sarah Broido; en Londres, lady Luggins y miss Agnes Clerke han sido nombradas miembros de la Real Sociedad de Astronomía; en Baviera se ha autorizado por primera vez la incripción de las mujeres como estudiantes en las universidades; el Estado del Colorado ha nombrado á la Sra. Leona Ross Anthony comisaria general de su país en la Exposición Universal de San Luis, j p n un barrio de Viena se estableció una escuela de música para señoritas. El fundador llevo tres gatos a la nueva escuela. El primer día de lecciones fue el último de estancia de los tres felinos. Desaparecieron y no volvieron á ser hallados. Sin duda la música les aterró. Para hacer compatible el arte con la extinción de los ratones, suponemos que la dirección de la nueva Academia buscará nuevos gatos... pero que szan muy sordos X. X. COSAS 1 Tu poeta que además es diputado, ha esti mulado al Gobierno que nos rige, vamo al decir, á tomar la parte que le corresponda en la gran manifestación española en honor del Quijote. La excitación de Manuel Reina fue en el acto secundada por Jacinto Octavio Picón, otro escritor per se y diputado per accidens, y el Gobierno acogió la moción favorablemente. La idea de celebrar el centenario de la publicación del Quijote, que es miel dulcísima servida sobre las hojuelas del gran condimentador de los Platos del día, supo a gloria á los paladares españoles, y de todas partes recibió en seguida Mariano de Cavia justos plácemes y sinceras adhesiones. Este hervor de opinión ha subido hasta e) Gobierno, que no sé si seguirá siendo partidaANTIGUO rio de la revolución desde arriba, pero que esta vez ha estado en lo firme al acoger la evolución de abajo. Hubiera yo puesto las manos en e! fuego, como el otro que dice, á que el Gobierno aceptaba con jubilo la idea de intervenir en esta solemnidad. Aparte de otras patrióticas razones, que no he de negarle, existe una poderosísima La solemnidad se ha de efectuar en 1905. Si invitan ustedes á un Gobierno en 1903 a hacer algo desde el poder en 1905, ¿como no lo ha de aceptar? Es lo que dirá D. Antonio: -Con sumo gusto apoyaré el centenario desde el poder ¡y que me lo hagan bueno! atníüt COVVENTO DE SAN FRANCISCO OUL OCUPA HOY El AYUNIAVJLMÍI, CNGA 1 AÑADO CON MOTIVO DE 1 AS FIESTAS DEL CENTENARIO Yj ero no todas son adhesiones al pensamiento de celebrai el centenario del Quijote; hay también sus disidencias. Escritor tan culto como mi joven amigo Ramiro de Maeztu opina que el pueblo no siente eso del centenario. También yo creo que no lo siente, porque creo que se alegra. Y se alegra de buena voluntad. El pueblo que conoce, cuando menos, las figuras de D. Quijote y Sancho, recuerda con simpatía las locuras del uno y los donaires del otro, y como no ha leído ninguna de las interpretaciones sabias de los comentaristas y críticos, no sabe una palabra de todas esas cosas de pesimismos, decadentismos ni simbolismos del Quijote, y sigue creyendo que es el primer libro español, y su autor el Príncipe de los ingenios. i ¡Lo contrario de lo que opinan varios jóvenes de la clase de precoces que van para conspicuos, que critican á Maeztu porque, según ellos, se ha quedado corto, y se alargan hasta decir que el Quijote es una ¡ata y Cervantes un congrio! De todo lo cual deduzco yo que de todos los actos que para el centenario del Quijote se preparasen, se debía empezar desde ahora por el mas importante: EL DE LEERLO. LOS NIÑOS DE LAS ESCUELAS PUBLICAS Y PRIVADAS DE SANTA CRUZ DE TFNER 1 FE TN LA FILbIA DEL ÁRBOL CELEBRADA CON MOTIVO DEL CENTENARIO DE AQUELLA CIUDAD 1 oís M o i ü u r j j o l