Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA DULCE ALIANZA SUSCRIPCIÓN PORCADA 10 NÚMEROS (PAGO ANTICIPADO) Fábricas de mantecadas, bizcochos y chocolates elaborados á brazo. Elaboración especial para las mantecadas. teas premiadas en la Exposición de París 1903 y en la regional de Palencia 1993 Ei IILIO ALONSO FEBRERO relojitos chiqui titos de acero, J con cadena, iniciales y estu- 1 che. Garantía de buena mar- cha. Fábrica de relojes de CARITOS COPPEt. MADRID. -FUENCARRAL, 271 DESDE 25 PTAS. Catálogo gratis. España, ptas. 1. -S J Portugal, ptas. 1,25. -s i Unión postal, 2 francos. M 3 s $l -4, La suscripción, que puede eomenzar en cualquier ntímej- o del mes, podrá hacerse por diez, veinte, treinta ó más números, pero siempre por grupos de decenas. ADMINISTBACIÓN De venta en todos los principales establecimientos de Madrid y Provincias. LA BAfóEZA. -3, ASTORGA, 3 ¿MUEBLES DEOCASIÜN? ANTIBEXIS Plaza del Ángel, 6. Eli CENTRO BOMBERA, montera, 10. y camas para niños. 50 modelos. CUNAS cura la tos. bronquitis, catarros, 55, Calle de Serrano, 55, Madrid influenza y crónicas enfermedades de la garganta y del pecho, ya recientes ótodas las y por rebeldes que sean, y se garantiza que calma la tos á las primeras dosis; es el remedio más eflcaz y científico que existe en Europa; es recetado por todaslas celebridades médicas de los hospitales. -3,50. -Farmacia: Carrera de San Jerónimo, 36. -Gran Premio en París. Chocolates del Sagrado Corazón PRUÉBENSE Es su mejor recomendación. á aquellos de nuestros lectores que se dirijan á alguna de las casas á que se refiere la publicidad del presente número, que indiquen que lo hacen por haber leído el anuncio en A B O más rápido y esmerado en el servicio; cómodo y elegante. Creado en Madrid por el conocido Manuel Fernández. Expende las cremas, betunes y otros preparados que tanto se han acreditado. -CARRERA B E SAJS JERÓNIMO, 14. NUEVO SALÓN de limpiabotas. El IMPOTENCIA El único remedio seguro é inofensivo para el organismo es YOHIMBINAno una composición de varios SPIEGEL Es un alcaloide puro y natural y productos más ó menos venenosos y eficaces. Se vende en forma do Es creencia general, justificada por los hechos, que nadie como nosotros puede vender los riquísimos muebles y objetos decorativos que avaloran este establecimiento, que, efecto de vender á preeios económicos, ha conseguido captarse la confianza del público. ÚNICA CASA D E EMMANUEIi Y SANTIAGO MUEBLES INTERESA A los señores fotógrafos de profesión y á ios aficionados que envíen á la Redacción de A B C fotografías sobre algún asunto de interés y de palpitante actualidad, se les abonará D 3 EZ PESETAS por cada prueba publicada. Las fotografías deberán enviarlas á esta Redacción (casa de Blanco y Negro Serrano, 55. Al pie de cada fotografía se publicará el nombre de su autor. 37, LEGANITOS, 37. TELÉFONO 3,142 LA TORCUATINA 6 MED ORO GRAND PREMIO PABIS 1900 La cienoiano ha conocido medicamento mas eflcaz pues cura en tres minutos las neuralgias hemicráneas, todo dolor de cabeza reumas gota ríñones estomago y cólicos no contiene narcóticos; una sola fricción cura cualquier dolor por fuerte que sea por eso ha adquirido la confianza de Celebres Doctores de Europa que recetan la TABLETAS DE Y 0 HIMB 1 NA del Dr- SPIEGEL n todas las farmacias. Al oor mayor, REDER, Zorrilla, 3 3 Madrid, y Centros de específicos. Prospectos gratis. El mejor tónico contra la debilidad senil ó adquirida. Cura la Neurastenia. Una copita diaria alarga la vida y da fuerza y vigor al organismo. De venta en las principales farmacias. Borre! P u e r t a del Sol, 5 Depositarios: MARTÍN Y COMPAÑÍA, Tetuán, 3. PAJARETE ORQUIDEO seguros de su rápido resultado. Las enginas y llagas de la boca y garganta las cura en 2 dias 3 P 50 farmacias y T. GONZÁLEZ, Par de la Real Casa, BIARRITZ. TORCUATINE Farmacia: Carrera San Jerónimo, 36. -Madrid. ESTOMACAL SIGLO X X UQ DEL DR. TOME Para la cura radical de las enfermedades del estómago. DE VENTA FARMACIAS YDROGUERÍAS ENTRE DOS PLANETAS i93 En seguida vino á hablar de) método... natal, y preguntó con mucha cortesía por la salud de los visitantes, expresando igualmente su sentimiento por la desaparición del director de la expedición. Le pareció incomprensible que no se hubieran hallado otras señales de Torm, y opinó que el mar interior, y en lo posible sus alrededores, debían ser registrados nuevamente. En seguida vino á hablar del método cómo aprendieron el marciano los alemanes, y dejó caer algunas preguntas muy interesadas sobre Eli, su edad, su origen, sobre la manera como le conociera Grunthe, y adonde vivía en la actualidad. -Lo haré- -dijo Saltner. -Pero mire usted: precisamente lo difícil, y en algunos casos lo imposible para nosotros, es hacer esta división que á ustedes parece tan evidente y sencilla. Vuestros pensamientos no pueden siempre separar la inclinación de! deber; á veces aparece la una con la apariencia del otro. ¿Qué debo hacer por usted? ¿qué la debo á usted? y ¿qué no debo hacer yo? Ustedes, felices, han aprendido á mirar como dioses el interior de su propio corazón; pero nosotros, los pobres hombres, en este caso nos atenemos á nuestro sentimiento. Le llamamos conciencia, sentido moral, pues abraza todo lo que debemos tener de común como hombres. Pero como ese sentido queda siempre tan íntimamente ligado al sentido individual, con demasiada frecuencia y facilidad tomamos por deber lo que, en realidad, es tan sólo inclinación; y si no la inclinación nuestra, tal vez la inclinación ó costumbre de nuestra tribu, de nuestros contemporáneos. Y con la mejor intención y buena fe obramos sin justicia. El indio también sigue á su conciencia cuando le arranca el cuero cabelludo á su enemigo. Erramos porque somos ciegos. -Vuelve usted á entremezclar otro error, Saltner. No es lo importante que atinemos con lo justo, sino que queramos algo por motivos justos. El que pueda hacer eso, posee numenidad. Si el indio priva al enemigo del cuero cabelludo, una moral más elevada le civiliza ó le aniquila. Pero esto no más que en cuanto á su error, es decir, á las consecuencias que resulten en el mundo. Mas la santidad de su voluntad sigue intacta, y en lugar de desistir de lo que toma por su deber moral, prefiere sucumbir. Por consiguiente, no debe usted tener cuidado alguno; sea atinada su decisión y conforme con la verdad. Basta con que sea puro el motivo que le guía á usted. -Eso mismo opinaba yo; pero hasta en esto podemos equivocarnos. Sé, con usted debo ser enteramente franco. Queremos que los hombres no sean sorprendidos con la visita de los marcianos; creemos que nuestro deber es evitar esta sorpresa. Tal vez erremos creyendo con ello ser útiles á los hombres, pero nuestro motivo es puro. ¿No lo cree usted así? -Exactamente. -Pero con esto no está resuelto lo que debo hacer. Y aquí se entrelaza nuestra ignorancia teórica con la cuestión ética. Si, por ejemplo, uno de nosotros solo llegara con mayor facilidad al éxito, ¿no tendríamos el deber de separarnos? Y de lo contrario.