Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pág. 4 ABC Núm. 73 EL CAMPO DE EXPERIENCIAS DE LA MONCI. OA DURANTE LAS PRACTICAS DEL CONCURSO OBRERO CELEBRADO LA SEMANA ULTIMA Asenjo C ONCURSO OBRERO EN LA MONCLOA En el Instituto Agrícola de Alfonso XII 1 se verificaron la semana pasada los trabajos del Concurso obrero, en el que se inscribieron más d e c i e n trabajadores. A presenciar las prácticas asistió el Rey en la rrañana del martes examinando las máquinas y visitando el campo d e experimentación, donde se hizo funcionar arados, r u l o s sembradoras, esesrificadoras, cribadoras, etc. Este Concurso, organizado y patrocinado, como es sabido, por el ministro de Agricultura, ha sido muy bien acogido, y sus resultados se e s t i m a n muy prácticos para la mejora da la agricultura naciona! tan necesitada de la protección y de los estímulos del Estado. COPLAS DE CIEGO Cierto empresario excelente, recordando que solía ver la taquilla vacía y el coliseo con gente, dijo ayer amargamente con voz que no se me borra: K tEsts Lacierva de porral ¿Por qué persigue severo á las que van de sombrero y no á los que van de gorra? En medio del pasillo de butacas un pitillo encendió don Juan Montalvo, y al instante acercósele un sujeto que le dijo muy fino, gorra en mano: -Caballero, por orden d Lacierva no se puede fumar en el teatro. Y don Juan contestó: -Ni en parte alguna. ¡Vale Dios que es fumable este tabaco! Muñoz Rivero a vista de la causa seguida por el horrendo crimen de Don Benito, ha dado nuevo relieve al abogado de Madrid Sr. Muñoz Rivero. Decimos nuevo, porque le tenia ya y muy grande, antes de ahora, como criminalista de primer orden y orador elocuente. En m u c h o s procesos céle 1 L ABOGADO SR. MUÑOZ RIVERO, DEFENSOR DE G RC A PAÜEDES b r e s h a figurado como defensor, y en todos ellos ha dejado sentada fama de jurisconsulto notabilísimo. En el de Don Benito ha defendido al procesado García Paredes, y en cumplimiento de su sagrada misión ha tenido que arrostrar los enojos de la masa popular, interesada en el castigo del acusado y poco avenida á ser benévola con los recursos que había de emplear lícitamente la defensa en pro del reo. Tan odioso fue el crimen, tan desfavorables los antecedentes del procesado y tan persuasivos los indicios de la culpabilidad, que se comprende la indignación de un pueblo honrado contra el a esino. De aquí que la defensa de éste, hiciérala quien la hiciere, había de agradar poco á la opinión, aun admitiendo, como no puede menos de admitirse, que es deber imperioso de los abogados defender sin desmayos á los reos que en ellos depositan su confianza. 1 Por un error, cuando prohibió Lacierva que saliera el gran bombo pregonando por Madrid cierta industria, y los sombreros de las damas prohibió en los espectáculos, Piave el corresponsal dijo á provincias: Lacierva no permite desde el sábado ni anuncios con sombreros por las calles ni señoras con bombo en los teatros. Por más que esto es cosa mía y os tendrá muy sin cuidado, los granos que yo tenía gracias á Dios se han mecido En ésto veo, señores, una cosa natural, pues, según los labradores, la sequía es general. Fot. Comp- fíy IUÍN PÉREZ ZUÑIGA -i XS: Los éxitos teatrales en provincias T E TS? r? AM r? i7 v í 2 ¿c ÍÍ c- i- tjcM nr AÍ I La obra e s t r e n a d a últimament e en d P Pular t e a t r o d í! D Ue de Sevilla, titulada fciN SEVILLA Maldición gitc. na, ha obtenido un éxito franco y espontáneo. Sus autores, los distinguidos periodistas sevillanos D Carlos L. Olmedo y D. Gregorio Escolar Ocampo y el maestro compositor D Emilio López del Toro, fueron llamados al palco escénico con verdadera insistencia por el publico, que llenaba la sala del teatro, al acabar el primer cuadro y cuando finalizó la obra, recibiendo estruendosa ovación como premio á tan hermosa labor. Maldición gitana es una zarzuela cuya acción se desarrolla en Sevilla, escrita en versos fáciles y fluidos, salpicada de chistes ingeniosísimos y cultos, estando justificado el entusiasmo del público. En la interpretación se distinguen mucho María Gurina y Pepita Alcacer y los Sres. Talavera, Angeles, Ramos y Rojas- UNA DE 1 LAS ESCENAS DE MALDICIÓN GITANA! 1 ot. l Caballero ZARZUELA DE LOS SRES. OLMEDO, ESCOLAR 1 MAESTRO LOPcZ DEL TORO, ESTRENADA EN EL TEATRO DEL DUQUE, DE SEVILLA