Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC te- Ovejuna; un pueblo gritando á la puerta del edificio de la Audiencia, podrá ser muy dramático, pero me parece que se compadece poco con la austeridad de la justicia. -No tema usted, estoy bien educado. -Lo sé, y abusando de ello, le ruego que me perdone este conato de discurso. Hay aquí dos cosas ingénitas: la envidia y el odio al que manda. España es el único- -Sí, señor, está muy bien mandado lo dz los som- país del mundo donde los niños se mueren de envidia, el único donde todo el que tiene algún éxito es despellebreros; las señoras no deben quejarse... jado sin piedad por los que le conocen, y hasta por los- ¿Quiere usted que se quejen los caballeros? -No, pero quiero que correspondan teniendo la ga- que no le conocen. Pinta nuestro modo de ser el libro lantería de no fumar, ni poco ni mucho, dentro de las de apuntes del lego de aquel convento, que decía: Lista de las personas que me cargan: primero, el prior, sea el salas de espectáculos. -En París y en Londres y en Bruselas y en toda que sea. Ademas de estas dos cualidades, hay un espíEuropa no se fuma en los teatros, ni poco ni mucho, y ritu de imitación para copiar lo que otros piensan, no sin embargo, en el Extranjero se queman más teatros que sólo con objeto de hacer un negocio, sino con el de reen España; de donde viene á resultar que el fumar y ventar al que lo está haciendo. Créame usted, mientras tirar los fósforos por todas partes viene á ser un seguro no se pueda colocar una pareja de la Guardia civil en el cerebro del que tiene una idea, las ideas de los que las de incendio. -Podrá esa teoría ser muy ingeniosa, pero es absurda; y además, no discutimos ahora esta cuestión, sino una de galantería y buena crianza. i- ¿Conque tres partidos? -Sí, señor, un salto atrás en la política española, una de aquellas que Spencer llamaba evoluciones retardarías... -Nada de erudición. -En buena prosa y sin citas... Maura, con Pidal y algunos elementos del partido conservador, jefe de los moderados; Montero Ríos, Canalejas y López Domínguez, partido radical; y Villaverde, Moret y Romero Robledo, unión liberal. -Todo vuelve. -Menos la fe que antes informaba la política... Con eso de la ponderación de fuerzas se ha inventado una teoría cómoda, pero absurda, y los políticos de primera fila van á llegar á hacer lo que los actores aplaudidos: aprovechar su reputación personal para trabajar unas veces en una compañía y otras en otra. -Me parece que les llama usted cómicos. ¿Preferiría usted que les llamase trágicos? ¿Y por qué fue? -Por una discusión viva que tuvo lugar en el Nuevo Club. -El duelo está prohibido por la ley. -Lo estará; pero mientras el juez que sale del Tribunal tenga que batirse por una cuestión que haya tenido origen en que le pisen la toga al bajar del estrado, mientras la sociedad desprecie v descalifique al que no acepta un lance, e! duelo resulta inevitable y necesario. -No hay males necesarios. -Usted dirá si el tifus y la viruela son una gollería, y sin embargo, existen; el duelo es una enfermedad social, y no hemos encontrado todavía el virus cuya inoculación hade evitarla. -No es sólo el pintoresco de las montañas, es el del carácter lo que hace de España un país excepcional. -Expliqúese usted. -No quiero teorizar en la calle, para que no me diga usted que me vaya al Ateneo, si es que no me manda á parte peor. Núm. 73 -Vamos, más vale eso que... que se la den á usted. -Vaya, abur; aproveche usted pronto el chiste, porque el género chico está dando las boqueadas. JUAN VALERO D E TORNOS El Sanatorio de San José I- -í 1 jueves último se verificó en esta corte el acto solemne de la colocación de la primera piedra del Sanatorio de San José que, para los niños de la Inclusa y Colegio de la Paz, va á construir la Junta de Damas de Honor y Mérito. La ceremonia fue presidida por S. M. la Reina y las infantas María Teresa ¿Isabel, acompañadas de las condesas de Superunda y Sástago, el mayordomo mayor de Palacio, todas las damas que componen la filantrópica Junta, el goberna- LAS AMAS CON LOS NJÑOP Y LAS NJNAS DE LA INCLUSA Y DEL HOSPICIO DESFILANDO ANTE s M. LA REINA Fu! Asenjo tienen serán eternamente patrimonio de los tontos, que las desnaturalizan y ¿Va. usted á ser muy largo? -No señor, he concluido, convenciéndome una vez más de la inutilidad de la oratoria; ni una palabra añadiré, y me voy á casa de Lhardy á comprar dos morcillas. dor civil Sr. Lacierva, y la Diputación provincia) en pleno. Una vez colocada la primera piedra, desfilaron ante Su Majestad y Altezas las amas con los niños y las niñas de la Inclusa y las del Hospicio. Las augustas personas conversaron después con varias de las allí congregadas, y muy especialmente con Sor Francisca Sanz, venerable superiora de las Hermanas de la Caridad de la Inclusa. deja la lectura de la novela admirable del gran maestro, logró en sus escenas más interesantes producir el efecto debido y arrancar aplausos unánimes. La obra ha sido muy bien puessada se estrenó en el teatro de la Princesa de esta corte el drama Insurrección, arreglado de ta en escena. Se distingue en su interpretación la Sra. Tubau, que hace una Maslova como la hermosa obra de Tolstoí para la escena por los Sres. Ayuso y Jover. Según la crítica, la puede hacerla tan ilustre artista. El Sr. Heig se hizo aplaudir en varías escenas. Insurrección obra tuvo en conjunto buen éxito. Impresionó al público, y sin dejar la profunda huella que llenará machas noches el teatro. RESURRECCIÓN EN LA PRINCESA p RESUPRtCCJON ESCENA FINAL DEL ACTO TERCERO Fot. Muñoz do Baena CATALINA KATIUSCHA, MASLOVA (Sra. Tubau) ¡S e ñ o r hacedle feliz! Ji. illl.ll I l l l l l l I I M I I W i l i l l l l H i l II W l IWHI ilM II! I I ni I ni il i m i l l l i i w r TM i i n i r n t n r i i T i i m n n i i n M- n n t r i r