Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MERO 72. CRÓNICA BISEMANAL ILUSTRADA. La gangrena, la vulgar gangrena, subiendo por la pierna arriba desde el tobillo hasta llegar al corazón, p n este mes de Noviembre, que una locución popular concluyó con la existencia d ¿aquel coloso, ante cuyos llama dichoso porque comienza con Todos los Sanios restos pronunció su frase sublime Massillon diciendo: y acaba con San ha cumplido sesenta y tres años- ¡Sólo Dios es grande, hermanos míos! el rey Eduardo V I de Inglaterra. Eduardo Vil se dispone á obsequiar dignamente al La vejez del que fue uno de los hombres más elegantes Rey y á la Reina de Italia, y aunque la obesidad le model siglo xix se va pasando apaciblemente, á pesar de la lesta, no digiere bien y ya no puede hacer lo que solía, apenaicitis que turbó las fiestas de su coronación, y el so- hallará motivo de consuelo si después de cumplir los seberano de la Gran Bretaña puede considerarse dichoso, senta y tres años á que acaba c llegar, abre el libro de pues después de haberse divertido mucho en este picaro la historia ó considera lo que pasa en otras reales resimundo, declina sin sufrir la ancianidad triste que suele dencias de Ja vieja Europa. suceder á la juventud alegre. KASABAL Y alegre fue como una mañana de Mayo la primavera de la vida del que fue heredero de la corona de Inglaterra, y aún se puede asegurar que la primavera se proLa princesa Alicia de Borbón longó aun muy entrado el otoño. París, Badén, Niza, j j e Berlín telegrafía el corresponsal de The Daily Maíl Biarritz, los condados alegres del placer, le alojaron con que la princesa Alicia, una de las hijas del pretendienmás frecuencia que la nebulosa Londres, y el matrimonio te D. Carlos y esposa del príncipe Federico Ernesto Schozncontraído en buena edad, no fue para él carga pesada. burg- Waldenburg, ha desapareado desde los comienzos del De aquella juventud dorada que al mediar el siglo pasado formaba la colonia cosmopolita de Europa, del duque de Hamilton, el marqués de Dunglas, el príncipe Alejo Galitzien, el príncipe Esbrhary, lord Carington, el duque de Malborough, Blanford, el duque de Fernan- Núñez, el de Fernandina, más tarde Medinasidonia, el que fue príncipe de Gales es quizá el único que sobrevive. Pocos habrán bebido más champagne que él, pocos habrán sido amados por mujeres más hermosas. Ha tratado intimamente á todas las estrellas del arte, y contribuyó al brillo de la mayor parte de los astros del demimonde. Y ahora vive tranquilo mirando á su alrededor cómo sus colegas en imperial soberanía sufren grandes tormentos. Su sobrino político, el Zar poderoso de todas las Rusias, parece el príncipe triste de las negras melancolías. Jamás anima la risa su semblante pálido, ni brilla la alegría en su mirada de neurasténico, con resplandores mortecinos como los de un crepúsculo de invierno. Su sobrino carnal, el hijo de su infortunada hermana la emperatriz Victoria, el que cabalgaba impetuoso en el corcel de guerra de los Hohenzollern é intervenía desde su trono de Alemania en todos los sucesos que se desarrollaban en el mundo, cae en el lecho, como el más vulgar de los mortales, para someterse á los cirujanos, que escarban con el bisturí en su laringe, y para seguir LA PRINCESA ALICIA DE BCRBON las prescripciones facultativas, que le impiden hablar, comer, fumar, obligándole á él, que era ia actividad mis- actual mes de Noviembre. También ha desaparecido su cochero. En Dresde, donde residía la princesa habitualmente, ma, al más completo reposo. es general la creencia de que ía princesa y el cochero han Luis XIV, que fue también uno de los mortales que partido juntos. Después de saberse que habían huido esas más gozaron en su tiempo, de aquel espléndido T oi dos personas, se ha descubierto que las relaciones entre la Soleil que tanto brilló desde su paraíso de Versalles, señora y el cochero no eran las de ama y criado, sino mucho tuvo una vejez triste. La muerte parecía complacerse en más íntimas. La princesa se casó con el príncipe Ernesto en Venecia el arrebatarle á los que amaba, como á la joven Delfina y al año 1897. Su marido, príncipe no reinante, había sido desduque de Berry. Por aquel alcázar de los esplendores y heredado por sus padres porque abjuró el protestantismo. de las alegrías resonaba la voz imponente de Bossuet, Durante los desórdenes provocados por los boxers en Chihablando de las miserias á que estaban sujetos los reyes na el año 1900, el príncipe Fedeiico Ernesto y la princesa de la tierra delante del ataúd que encerraba los restos Alicia se trasladaron al Celeste Imperio, él como oficial del de Enriqueta de Inglaterra. ejercito ruso y ella como enfermera. 27 DE NQVBRE. DEi 9 o3 NÚMERO SUELTO, 10 CENTS N VIAJE ORIGINAL. DE AMÉRICA A EUROPA EN BOTE Días pasados entró en Gíbraltar el Cohimbia TI con su único tripulante Mr. L. Eisenbraun, procedente de Boston Estados Unidos) y con una travesía de ciento diecinueve días, de los cuales ha empleado ciento de Boston á Madeira y diecinueve de Madeira á Gibralta r. El viaje no obedece á ninguna apuesta, sino únicamente al capricho del arriesgado navegante, quien se propuso venir de Boston á Gibraltar, atravesando el Océano, y de Gibraltar irá á Marsella y Mó- La vejez de un buen mozo VVR. EISBNBRAUN, QUE HA HECHO EN BOTE EL VIAJE DE AMÉRICA Á EUROPA EN 1 I C) DÍAS naco. Después atravesará el territorio de Francia, navegando por los ríos y canales, hasta salir al mar del Norte, encaminándose á Inglaterra. Salió de Boston el i i de Agosto último. El Cohimbia TI es un bote de madera, de fondo plano, y mide diecinueve pies de largo por seis de ancho. Además de la vela mayor, lleva foque. Mr. Eisenbraun solair. ente encontró dos vapores en su largo viaje. El primero ira un vapor inglés que iba para Galveston, y desde el cual le regalaron un reloj, que aún conserva, y le ofrecieron provisiones que él no aceptó porque tenía. El segundo era el vapor inglés Greenbrier, que iba de Manchester para Kingstown (Jamaica) y le aprovisionó de pan, conservas, cuerdas y libros. Durante la travesía le combatieron varios temporales, de los cuales el peor fue uno que el 5 de Septiembre hizo volcar la embarcación, llevándose el mar las provisiones. La ola siguiente á la que volcó el bote hizo recobrar á éste su posición normal, y Mr. Eisenbraun pudo proseguir el viaje. Mr. Eisenbraun entreteníase durante ei viaje en cantar todas las canciones de su juventud, en leer y en fumar, hasta quedarse dormido. Cuenta treinta y seis años. Í EL BOTE (C 0 LUM 31 A 11 QUE CALA DIEZ PULGADAS, Fots Uusano EN EL CUAL HA HECHO SU VIAJE DE AMERICA Á EUROPA MR. EISENBRAUN, EMPLEANDO I J Cf D! AS EXCMO. SR. D EUGENIO MONTERO RÍOS, JEFE DEL NUEVO PARTIDO DEMOCRÁTICO ESPAÑOl V CORRIENDO GRAVES PELIGROS, PARA LOS CUALES NC LLEVABA NINGÚN SALVAVIDAS