Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Num. 66 Un incendio en Castellón TpN la madrugada dei día 3o del pasado Octubre se desarrolló un formidable incendio en los talleres de fundición que tenía establecidos en la Ronda del Majares D Francisco Soríano. Se cree que el incendio 5 e inició en los talleres de modelado. Ello fue que, á favor del vendaval que reinaba, el destructor elemento tomó proporciones aterradoras, y que á pesar de los esfuerzos de los bomberos el incendio se propagó rápidamente, destruyendo el edificio y cuantos útiles de fabricación había en- él encerrados. No hubo, afortunadamente, desgracias personales; pero las pérdidas materiales fueron de gran consideración. OS HÉROES FRANCESES D É L A CONQUISTA DE ARGEL Mahon acaba de celebrar una imponente y solemne ceremonia fúnebre que ha constituido un nuevo testimonio de las simpatías que unen á las naciones francesa y española: Hace setenta y tres años, cuando Francia realizó la conquista de Argelia, ingresaron en el Hospital Militar de aquel puerto muchos soldados franceses heridos, que murieron y fueron sepultados en un recinto que ha venido llamándose Cementerio francés Por iniciativa de la Sociedad de París, Souvenir Frangais, que tiene por objeto la edificación y conservación de las tumbas de los militares y marinos muertos por Francia, los restos mortales de aquellos héroes han sido trasladados al Cementerio Católico, donde tendrán digna y artística sepultura. El acto de la traslación ha constituido, una ASPECTO DEL EDIWCJO DE LAS FUNDICIONES DEL SR. SOR 1 ANO, EN CASTELLÓN, DESPUÉS DEL INCENDIO OCURRIDO EN LA MADRUGADA DEL DÍA 3 o DE OCTUBRE PRÓXIMO PASADO, Y QUE DESTRUYÓ POR COMPLETO EL CITADO CENTRO INDUSTRIAL Fot. J. Vilo Beltnul Verdad es que no todo fue viveza en el sujeto, que por más señas anda suelto, sino que al éxito de la operación contribuyó poderosamente el azar. Era el día de los azares. Ya lo dice el héroe del día. De azares itiil á través conservé su imagen pura. ¿Gomo había de imaginarse el carterista que se iba á encontrar millón y pico de pesetas en el bolsillo de un pasajero del eléctrico? ¡Vaya una suerte la del caco! i Pero quien dijo Caco, dijo suerte. ¿Qué hizo Caco para: adquirir su celebridad y dar su nombre á todos los ladrones de este mundo? Pues menos que el descuidero más príncipiante de nuestros días ó la tomadora menos diestra de nues- tras noches. Robar unas terneras; ni más ni menos; tener una hermana que, según Ovidio y Virgilio, que losabían de buena tinta, se llamaba... como el lector se puede figurar, sin q u e repitamos él mal oliente vocablo y ser muerto Dor el propio. Hércules. DESFILE POR LAS CALLES DE MAHON OE L í COMITIVA FIINEBBE QUE ACOMPAÑÓ HASTA EL CEMENTERIO CATÓLICO! OS RoSTOS MORTALES DE LOS SOLDADOS LA CAMPAÑA DE ARGELIA FRANCESES QUE MUR 1 EKON EN AQUELLA 1 SI. A OURANTE Pero tapemos el grifo de nuestra erudición y volvamos alcaco contemporáneo, al que, cuanto más se considera, menos habilidad se le puede reconocer; porque, bien mirado, era cosa muy sencilla conocer que el perjudicado llevaba una cartera excepcional. Tómense ustedes la molestia de hacer el siguiente experimento: Pongan ustedes sobre una mesa veintidós billetes de Banco; sobre ésto, el número de acciones de sociedades que representan 462.500 pesetas, y los papeles que calculen para r e presentar otras 834.400 en títulos de la Deuda y otros valores. Cuando tengan ustedes hecho el montón, imaginen el tamaño de la cartera y deduzcan el bulto que hará en un bol sillo. ¿Qué ladrón, por miope que sea, no se percata de que aquéllo debe valer la pena de irse al bulto? M e retracto de todos mis elogios al vivo, y le declaro candido y fracasado inclusive. Sin duda creyó que el robo iba a ser mayor, y se vio defraudado al encontrar solamente un rallón y pico. imponente manifestación, según puede apreciarse por una de nuestras fotografías. El Gobierno francés envió uní escuadra, de la que era buque- almirante el Saint Louis, a 1 mando del almirante Coubet, y e español el Carlos Y. De unos y otros barcos desembarcaron tropas, que tomaron parte en la fúnebre comitiva con las de la guarní ción de Mahón. En la ceremonia formaron, además d? estas fuerzas, todas las, autoridades, el Cuerpo consular Corporaciones, Sociedades, Prensa y el pueblo en ir. asa. El féretro que encerraba los restos de los héroes iba envuelto en una bandera francesa y conducido por una carroza que arrastraban seis muías guiadas por artilleros. Entre el almirante francés y el alcalde de Mahón se cambiaron muy expresivos discursos. Un detalle interesante. Entre las personas que presenciaron el paso del cortejo fúnebre figuraba el respetable anciano Miguel Petrus, de noventa y cinco años de edad, que asistió como enfermero á los soldados y marinos franceses en el Hospital de la isleta de) Rey, con el haber de ocho sueldos diarios, moneda menorquina. Recuerda también el anciano Petrus que en el Hospital de la isleta había 200 enfermos franceses, 200 en el Lazareto y 3oo en Villa Carlos. íS. jL) ara que todo sean sorpresas y contrastes en el país llamado de los viceversas, ha querido este año la diosa antojadiza de la casualidad, que el día de Todos los Santos, consagrado siempre á los Difuntos, haya sido el día de los vivos. Porque nadie podrá negar la condición de vivo en altísimo grado al individuo que en vez de irse á comer castañas al camposanto, se dedicó á la más práctica y lucrativa ocupación de sustraer carteras en el tranvía. BL CHARLE MAGNEK, DE LA ESCUADRA FRANCESA, DESTACADO EN EL PUERTO DE MAHQN CON MOTIVO DE LA TRASLACIÓN AL CEMENTERIO DE LOS RESTOS DE LOS SOLDADOS FRANCESES HERIDOS EN LA CONQUISTA DE ARGEL Y MUERTOS EN AQUEL PUERTO Fots. L. Ruiseu rTíiiinniin i ¡ijIL- n r rnisirimniririiini