Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pag. ABC res postreros de una grandeza que se extinguía hubieran podido iluminar las frentes de pensadores ilustres infundiéndonos calor al corazón y a las almas españolas, adormecidas por una Siesta suicida Entonces confio en venir pero cuando supo lo inútil del esfuerzo convertido en otra obra practica nos dijo con gran tristeza a mi mujer y a mi a 1 despedirse paternalmente de nosotros para cruzar el lago de Ginebra y regresar a París Ya no veré a España pero haré votos por su prosperidad creciente Somos hermanos los hijos de la raza latina y nos debemos mutua ayuda especialmente en la redentora tarea de la protección a la infancia Nos volvimos a abrazar y cuando se alejo el vapor, al verle aun sobre cubierta agitando su sombrero, sentí una profunda amargura que ahora r bosa de mi corazón al saber su muerte Ya desapareció del mundo el viejecito infatigable y bondadoso a quien en breve Francia elevara con justicia una estatua pero queda su labor que se extiende lentamente por el mundo civilizado Nuestros esfuerzos humildes pzro reiterados de veinte años de fecha p ra que España entre en el concierto de los pueblos cultos en lo que a protección de Num. 65 OTAS TEATRALES. LAS EXCLUSIVAS Cor m 2 s pasión que conocimiento de causa discútese desde hace algún tiempo el derecho del autor dramático a disponer de ¡as obras de su propiedad como mejor le venga en gana, como dispone cualquier ciudadano de lo que legal y legítimamente le pertenece. Pasando por alto el error- -ya reconocido- -de una elevada autoridad que creía que las comedias podían representarse sin permiso de su autor y aun contra la voluntad de este solo con que se abonasen los derechos de lepresentacion, vengamos a la cuest on batallona de las exclusivas que es la que sigue dando juego en ¡os círculos teatrales Niégase por algunos el derecho del autor (y ¡os que no lo niegan censuran su ejercicio) a conceder a determinadas empresas la exclusiva para representar sus obras en tales o cuales poblaciones Los actores empresarios que no pueden representar las obras cedidas exclusivamente a otros compañeros suyos, ponen el grito en el cielo y hay por ahí con tal motivo un revuelo de todos los diablos, pero (que le hemos de hacer Son los inconvenientes y dificultades que hay en todos los negocios de la vida o negare que en alguna ocasión no se cometa alguna injusticia y hasta que el propio autor se perjudique en sus intereses a! conceder a unos lo que a otros mega, por equivocarse en sus cálculos, pero que en ese caso, al disponer de su propiedad como mejor le parece u a de un derecho legitimo, esta fuera de toda duda ¿Para que argumentar sobre la cosa juzgada Esto sentado, voy a razonar ¡a conveniencia y hasta la necesidad, en muchos casos de conceder la exclusiva Hay por ejemplo, en Valladolid una buena compañía que va a pasar de allí a Salamanca y el empresario escribe al autor que acaba de estrenar en Madrid una obra con mucho éxito, diciendole (Voy a Salamanca dentro de un mes (o dentro de dos) y deseo estrenar allí su obra de usted Si me concede la exclu siva Ir aseguro y le garantizo tantas representaciones Por el momento no hay en Salamanca ninguna compañía que pida y quiera hacer la obra, o hay una que no le satisface al autor, o le ofrece menor numero de representaciones que el empresario de Valladolid ¿Que hace el autor rn al caso Lo que mas le conviene, lo que haría cualquiera, conceder la exclusiva al que ofrece mayores ventajas Después liega a aquella población una compañía cualquiera se encuentra prohibida la obra y se queja amargamente Yo no me opongo a que se queje, esta en su derecho, pero que no culpe al autor por haber procedido lógica y raconalmente. u N BIENHECHOR DE LA INFANCIA TEÓFILO ROUSSEL Hace veinte anos en Agosto de J 883 reunióse por vez primera en París un Congreso Internacional de Protección a la Infancia Lo convoco una Sociedad protectora de la infancia abando ada y culpable fundada por ¡os hermanos Boujean, hijos del magistiado del mismo nombre fusilado por los insurrectos de la Commune en 1871 Pensaron muy juiciosamente que el medio mejor de honrar la memoria de aquel mártir del deber consis tía en velar por el mejoramiento físico y moral de los descendientes de infinitos desgraciados que expiaban sus culpas en Nueva CaJedonia o habían sufrido las duras represalias de la guerra Era un espectacu o hermoso ver en la Escuela agrícola de reforma a muchos hijos de incendiarios convergidos en bomberos simulando militarmente un salvamento e instruyéndose en las faenas del campo sin descuidar la enseñanza En el seno de la Naturaleza se atenuaba el virus malsano de la ciudad enferira Hallábanse en aquel certamen hombres como Masjolin, presidente de la Socidad protectora de los niños de París, Marbeau fundador de la Sociedad de Creches (casas cu as) Bouchut Napias Roger Rochard, médicos ilustres dedicados a la Higiene y a la Pediatría, moralistas y fi antropos como Bogelot Berenger y Juno Simón pedagogos religiosos y laicos Hijas de la Caridad y señoras de patronatos diversos pero la figura que destacaba singularmente en la Asamblea (a la cual envío doña Con cepcion Arenal un magnifico informe) era un hombre de corta estatura sesentón, calvo muy delgado de barba gris recortada mirada penetrante y expresiva, nerviosísimo pero dominando admirablemente el gesto y la palabra que fluía de sus labios con lenta y precisa corrección Hablaba mucho- -era presidente de la Sección llamada de la primera infancia e intervenía en todos los debates con incesantes y juiciosísimas observaciones- -pero ni se cansaba ni producía cansancio a sus oyentes Llevaba una cartera repleta de papeles v folletos de todo genero Asistía con una puntualidad extraordinaria a todas las sesiones y en las asambleas generales intervenía siempre, discutiendo con calurosa persuasión, arrastrando a sus ideas al auditorio contestando con gracejo cuantas observaciones le hacían los oradores del yo entiendo y paieceme a mi, que no faltan en todas partes Era medico aun cuando ya no ejercía y senador Había logrado introducir en la legislación francesa leyes protectoras de suma importancia, y para eVio llevo a cabo un trabajo enorme de recopilación, constituyendo sus informes tres enormes tomos en folio de mas de quinientas paginas cada uno Bien pronto trabamos una firme amistad pues eran análogos nuestros ideales El ademas conocía España, la recoi rio en i 853 al hacer unos estudios acerca de las minas de Almadén y hablaba el español BUSTO con la lentitud de un profesor de idiomas que desea disimular el acento extranjero y trata de no ofender a la gramática foy a poner otro caso, voy a suponer que se trata de un autor enemigo de las exclusivas (los hay) y se la niega al empresario de Valladolid, que ha de DEL EMINENTE DOCTOR ROUSbEL, OBR D r L ESCULTOR MR DENNYS PUECH pasar después a Salamanca Voy a suponer también (y se han dado muchos casos) que llega la infancia s íefiere han sido infructuosos hasta el prea Salamanca una compañía endeble, de esas que andan a sente a pesar de que nos han ayudado con su talento salto de mata, y que, por consiguiente viven mal y de Propagandista convencido de precisa dialéctica y un con su voto con su palabra hermosa, hombres como prisa y ponen en escena las obras de cualquier manera y amor a la patria jamas entibiado el Dr Teófilo Roussel Pulido Hernández Iglesias Fernandez Caro Calleja que, por tener una buena entrada, estrena la obra nueva había visto el desastre en todos sus horrores y contribuía Jimeno Lastres Veragua Ruiz Jiménez Lazza, Mariscon un par de ensayos, o con el ensayo del día (esto por todos los medios imaginables a evitar la amenazadocal Danvila Esteban Collantes y tantos mas es historia pura, porque ha pasado muchas veces) y el ra despoblación de Francia Ya se reconoce el mal pero se rehuye perezosamente ftacaso es inevitable y ruidoso A tales artistas no les Con tenacidad admirable secundado por un grupo de el remedio importa aquella grita porque se van de la población a patriotas verdaderos logro sentar las bases de una posiUn escritor ilustradísimo, Manuel Bueno, en un los tres o cuatro días durante los cuales estrenan, como tiva protección a la infancia, acudiendo presuroso a articulo me decía que todo esto era en España seimon cuantos Congresos se reunieron con tales fines En el de perdido, y asi debe ser cuando la indiferencia es tan nadie les vaya a la mano otras dos o tres obras en las mismas condiciones y con el mismo lisonjero éxito. Amberes de 1889 y en el de Ginebra de 1896 pudo ya absoluta desde el mas alto al mas bajo Pero mientras recoger los frutos de su ledentora labor En Diciembre tenga alientos y vida continuare sermoneando, obediente Llega luego una buena compañía, la de Valladolid, por de este ultimo año se le hizo un homenaje nacional en al ejemplo y al tácito mandato del gran Rousse) cuya ejemplo e intenta representar aquellas obras (aplaudidas la Sorbona obsequiándole todas las instituciones benéfiobra en pro de la infancia ha sido mas beneficiosa a su en otras partes) y los naturales del país le dicen al emcas con delicados presentes, felicitaciones himnos alpatria que todos los estériles discursos de politicastros presario No hagan ustedes eso, que es muy malo y aquí bums, discursos y asociándose a este acto de estricta jusambiciosos y hueros. lo hemos silbado horrorosamente Y no se vuelven a ticia el elemento oficial con el Presidente de la Repúblihacer allí aquellas obras Pasan los anos y nos vamos acercando al fin de nuesca al frente, pues sabido es que en Francia la política no ¿Eh, que tal ¿Que habrá conseguido el autor genetra vida viendo con profundo dolor como hoscamente desdeña, antes al contrario, apoya toda iniciativa grande, roso y desinteresado con procurar que todo el mundo se rehuye en nuestra tierra generosa y fecunda el cumsea científica literaria o artística viva (es la muletilla de estos días) y dejar que hagan plimiento de los deberes sociales mas inexcusables Viede sus obras mangas y cap rotes Pues habrá conseguido, nen en pos de nosotros generaciones que ante la HistoLa apoteosis no desvaneció al modesto y laborioso por lo pronto no poder vivir el ¿Es esto lo que se ria habrán de exigirnos graves responsabilidades, como propagandista de antaño La ultima vez que le vi frisaba pretende ya en la decrepitud física pero intelectualmente era el ahora tratamos de exigirlas a siglos pasados Faltan anciano viril y activo de siempre deales y sobran ambiciones Cumplamos no obstante, A los actores empresarios que tan amargamente se queg q rt. n u a r l f n lílH A c n r i H I C i n (M T Cf tf C POITCÍ r r r rt A 1 Í T A C 0 V f En j 883 concertamos organizar un Congreso en Es- con nuestro jAtrlitrv y el m t estriba en pedir I1 rtV. -n- íJy- i a deber r r 1 mío ni- t- v. Un n- n ní Ai y llorando o jan del perjuicio que se les causa concediendo expapa y me ofreció asistir Es indispensable que se hagan unos inocentes desgraciados sus puras oraciones por el clusivas a algunos de sus compañeros de profesión y rileyes protectoras en todas parte decía Escriba, propaalma de aquel viejecito que tanto los quiso sin conocervales encarnizados, hemos de decirles que en su mano gue, no se abata jamas añadía en sus cartas En Ginelos, y señalar a la admiración respetuosa de mis compatienen el remedio la medicina que puede acabar con esa bra propuso que el próximo Congreso fuera en España, triotas la hermosa figura del ilustre Doctor TEÓFILO terrible epidemia de las exclusivas pero había ofertas oficiales del Gobierno belga, que no ROUSSEL. ¿No existe una Sociedad de Actores, creada para la cesa de solicitar las luces de los filántropos de todas parMANUEL DE TOLOSA LATOUR defensa y mejoramiento de la clase ¿No reina en esa tes en materia de legislación. En 1892 hice un intento, Sociedad, como en su trono mas apropiado, el fraternal Sanatorio marítimo de Santa Clara, Octubre de IQO 3. aprovechando las fiestas del Centenario, a las cuales asisespíritu de compañerismo Pues a la Sociedad con el tieron tantas personalidades ilustres. Aquellos resplandopleito