Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUESTROS CONCURSOS EL DEL PREMIO GORDO A B C ofrece hoy á sus lectores un nuevo Concurso, cuyo premio consistirá en QUINIENTAS PESETAS EN METÁLICO. Este premio le será adjudicado á aquél de nuestros lectores que acierte á designar el número que en el sorteo de la Lotería Nacional del día 3i del presente mes de Octubre resulte agraciado con el premio mayor entre los 34.000 númettos que entran en suerte. BASES DEL CONCURSO J El lector puede designar libremente el número que á su juicio vaya á ser agraciado con el primer premio de la Lotería Nacional en el sorteo del día 31 de Octubre. 2. a El número deberá escribirse con toda claridad en el boletín que insertamos al pie de estas líneas, y en el cual sólo deberá poner, como su texto indica, el número, lafirma, la fecha y las señas del domicilio. 3. s Este boletín debe pegarse en una tarjeta postal que, franqueada convenientemente, se dirigirá al director de A B C. 4. a Cada lector puede enviar todas las tarjetas que quiera, siempre que las ponga el correspondiente boletín. Lasque no reúnan este requisito, serán anuladas. 5. a Las tarjetas se recibirán hasta el día 3o de Octubre. Las que lleguen á nuestro poder después de esa fecha, quedarán excluidas del Concurso. 6. a El día 3 de Noviembre se procederá ante un notario de esta corte á examinar las tarjetas recibidas y separar las que hayan coincidido en designar el número favorecido con el primer premio en el citado sorteo de la Lotería Nacional del 3 J de Octubre corriente. 7. a Si ninguna tarjeta acertase á designar el número del premio mayor, se adjudicarán las 5oo pesetas en dos pre mios de 2 5o á los dos números que más se aproximen al del premio mayor de la Lotería. Si éste correspondiese, por s ejemplo, al número 1, se entenderá por los más próximos el 2 y el 34.000, y así sucesivamente. 8. a Si coincidiesen dos ó más tarjetar? fijar el número del premio mayor ó los más próximos, se verificará un sorteo entre los coincidentes para adjudicar el premio de las 5oo pesetas ó los dos de z 5o. He aquí el boletín que debe acompañar á las tarjetas: CONCURSO D E A B C SOLUCIONES DE LOS PASATIEMPOS DEL NÚMERO ANTERIOR A la frase hecha: Buscarle á uno el bulto. A la charada en acción: Portera. INIMITABLE EL DEL PREMIO GORDO E L NÚMERO SERÁ EL FECHA AGUA DE AZAHAR MABCA LA GIBALDA Precios: Primera calidad, 2,50 pesetas botella; Segunda calidad, 1,60 pesetas botella. De venta en las principales farmacias perfumerías y droguerías de toda España. ÚNICOS DEPOSITARIOS EN BUENOS AIRES Fi RMA SEÑAS Sres. GARCÍA HERMANOS Y CARBALLO Almacén El, IMPARCIAL, Victoria, J. OO1 SE GARANTID SU PERFECTA CONSTRUCCh ÓPTICA SIN DEFECTO Pidass el Catalogo especial graíflífc d. DUÉOSC aem 1 nombre F 1 LJVM fA A R I Ó N 19 21, Arena. 19 21 MADRID SOCIEDAD ESPAÑOLA DE COSECHEROS DE ACEITE DE OLIVA PRECIOS A DOMICILIO. -PESO EXACTÍSIMO ARANTIíKADO Estañen de cinco litros Ptas. 6,35 Arroba Ptas. 14,75 Botella de 3 á litro 0,95 Media arroba 7,50 LOS NUEVOS PRECIOS se publican los domingos en el Heraldo de Madrid Se desean Depositarios para provincias, con comercio abierto. Estos aceites se venden en los Establecimientos de ultramarinos de: D. C. Zamora, Argensola, 22 y 13. I Sres. Oíei y García, Serrano, 14. I j C. Garoía, Santa Engracia, 37. I n r i,i n ÍHQrtaleza, 47. L. Gutiérrez, Rda. C. Duque, I. u- J (Valverde, 35. D. H. Carranza, 3. A Mazún, Fuenoarral, 73. A Iñiguez, Pasaje Hurga, 4. ACEITE SUPERIOR IL TíULDO Y EN EL DEPÓSITO: MADRID, ALFONSO XII, 72. TELEFONO 1.477 LÍO MEJOR PARA EL PELO. ES PROBADO QUE EVITA LA CAÍDA DEL CABELLO T LE HACE BROTAR. DE VEKTA DROGUERÍAS Y PERFUMERÍAS VEGETAL AZGAR REFORMADO ENTRE DOS PLANETAS f 53 ...y se encaminaron con paso l gero á la puerta. que levantarse temprano; el coche para la estación sale á la una. -jHasta mañana en el campo abar! -exclamó 1 A; y ambas señoras saludaron con amistosas inclinaciones de cabeza, se despidieron de Grunthe y se encaminaron con paso ligero á la puerta. Una nube de chispas se agitaba en torno de Sé, y sobre las esbeltas formas de su cuello brillaba cual delicado arco iris su rica cabellera. La frente de 1 A relumbraba envuelta en una aureola, y una profunda mirada desde lo más recóndito de sus ojos cayó sobre Saltner, deteniéndose largo rato sobre él. Después se cerró la puerta; las hadas de la isla habían desaparecido. Largo rato se quedó Saltner de pie mirando en silencio la puerta que acababa de cerrarse. ¿Qué intenciones tendrían? ¿Cómo debía comprenderlas? Y ¿cuál de las dos... Giró sobre los tacones de sus botas, y comenzó á silbar suavemente. -Bueno es esto- -dijo; -no me parecen muy celosas. Pero... en resumidas cuentas, puede que eso no sea tan favorable para mí. Y Juego, ¿quién puede conocer de una vez á las hadas? Venga usted, Grunthe. Vamos á cenar. Los dos se retiraron á su habitación, y cenando hablaban y ventilaban la cuestión de si podrían resistir al deseo de los marcianos y quedarse en el Polo. -De buena gana iría yo- -dijo finalmente Saltner; -pero de usted no me separo, querido amigo. segundo camine nos hubiese llevado cerca de los trayectos asteróideos, y esto es como si ustedes quisieran navegar en el Océano entre escollos y bajos desconocidos. Aunque entonces ya conociéramos unos dos mil de estos pequeños planetas, hay tantísimos y tan diminutos, que nunca hemos llegado á verlos; siendo menores que nuestra esfera, bastan para destruirla si se tropieza con alguno. Además, en esta ruta se hubiera invertido tanto tiempo, que resultaba dudoso si nos alcanzarían nuestras provisiones. Los restantes caminos eran más largos aún, y por consiguiente, había que desecharlos. Quiero advertir á ustedes que Marte estaba detrás del Sol, pues desde nuestra salida había transcurrido medio año terrestre. Mitt, después de participarnos el resultado de sus cálculos, se retiró á su camarote para hacer nuevas observaciones. Estábamos absortos, cada uno acostumbrándose al pensamiento de no volver jamás á ver la patria querida, á nuestro hermoso Nu. Por fin, opinó uno de los compañeros que se siguiera sobre la órbita de la Tierra y se tratara de encontrarla dentro de seis meses, pero llegando al Polo Norte. Como entonces sería verano en este hemisferio, probablemente hallaríamos algún barco nuestro que nos proporcionara suficientes provisiones para volver el verano siguiente al Polo Sur. Ciertamente había que abandonar la esperanza de salvar á nuestros compañeros, pero de esta manera podríamos asegurar nuestro regreso á Marte, aun en el caso de no encontrar barco alguno. Entonces podríamos esperar la posición más favorable para el viaje, y en todo caso hallaríamos algunas provisiones en los depósitos del Polo Norte. Este plan halló la aprobación de todos, y nos disponíamos á llamar al capitán para hacerle nuestras proposiciones, cuando entró Mitt con los ojos chispeantes y exclamó: -Amigos, ¿queréis llegar á Marte en sesenta días? Saltamos de nuestros asientos y nos agrupamos alrededor del capitán. Todos queríamos oir detalles. 16 se interrumpió y echó una mirada sobre el reloj. -jPik y Spél- -exclamó. ¡Qué tarde es! Ea, ¡terminaremos pronto! En resumidas cuentas. Mitt había ideado el atrevido plan de tropezar con Marte describiendo una hipérbola retrospectiva de corta distancia de perihelio, cruzando la órbita de la Tierra. Nos lo explicó brevemente. Teníamos que gastar nuestros disparos directivos hasta un pequeño resto de reserva que 1