Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Machaquito I no de los pocos toreros que han salido de Córdoba al desaparecer Lagartijo, y Guerrila al retirarse; Rafael González (Machaquito) émulo y compañero de ¡hijo de Juan Molina, no satisfecho, sin duda, de lo bien que le va en la Península, va á pasar el charco, según frase vulgar, y á torear á Méjicp, á donde va escriturado. Antes de salir para la República americana, se despidió Machaquito, en su casa de Córdoba, de sus amigos más íntimos, entre los cuales figuran el notable pintor Beriodano, Cienfuegos, Rueda, Ruiz y Sotomayor. Nuestro corresponsal hizo la fotografía que publicamos en el momento de la despedida: en ella está Mctchaquito dando ía mano al Sr. Sotomayor y echa el brazo por el hombro al Sr. Bertodanó SEÑOR DON ANTONIO DE CASTRO Y CÁSA 1 E 1 Z NUEVO SUBSECRETARIO DEL MINISTERIO DE ESTADO Fot. Fraiuen LOS REYES DE ITALIA EN PARÍS p l miércoles último llegaron á París los reyes de Italia Víctor Manuel 111 y. su esposa Elena de Montenegro. Descendieron en la estación del Bois de Boulogne, que estaba maravillosamente adornada. Un velum sostenido por dos lanzas doradas decoraba la fachada del edificio; suntuosos cortinones adornaban las puertas vidrieras, y hermosos macizos de flores flanqueaban el paso al salón de honor, preparado para la recepción de los soberanos. En este salón habíanse colgado magníficos tapices de los Gobelinos; los muebles eran de maderas doradas forrados de seda granate; un mueble con hermosos vasos dé porcelana de Sevres, y en el centro un candelabro de cristal de roca y corbeiltes con flores. Las dos escaleras estaban taoizadas de rojo v oro; los muelles cubiertos de arbustos, de verdura y flores. MACHAQUITO DESPIDIÉNDOSE DE SUS AMIGOS PARA MÉJICO Fot. J, Nogales En la estación se hallaban el presidente M. Loubet, su esDOsa, los ministros y todo el elemento oficia El tren que conducía á los soberanos de Italia llegó poco después de las tres. La locomotora iba adornada con trofeos de banderas italianas y francesas. En cuanto se detuvo el convoy las músicas tocaron la marcha real italiana, y hecha la sena! las descargas de artillería, en honor á los augustos huéspedes, resonaron en el monte Valerien. El cortejo oficial se adelantó hacia los viajeros, y después de un afectuoso saludo se dirigieron al salón de honor, Víctor Manuel dando el brazo á la esposa del Presidente de la República Francesa, y éste con la reina Elena. Después de las presentaciones de rigor, subieron en coches de órala á la daumont, v se dirigieron oor la Avenida del Bosque, Plaza de la Estrella y Campos Elíseos, al Palacio de Negocios Extranjeros, donde tenían preparado su alojamiento. El recibimiento que les ha hecho París ha sido cariñoso y de simpatía. La colonia italiana concurrió á la estación, y al aparecer los reyes en el dintel prorrumpió en un entusiástico ¡Evviva yittorio Emmanuele! Después de descansar breves momentos en el paiacio se trasladaron al Elíseo, donde hicieron la visita de etiqueta á M. y Mad. Lonbet. La entrevista duró un cuarto de hora. Fueron en seguida al palacio del Luxemburgo y dejaron su tarjeta al presidente del Senado, y más tarde al del Congreso, y antes de asistir á la comida de gala del Elíseo fue Víctor Manuel á devolver la visita que antes le había hecho el rey Leopoldo de Bélgica. Al final del banquete ceienraao en su nonor en ei paiacio del Elíseo, brindó M. Loubet ei tonos muy cariñosos, a que contestó Víctor Manuel con frases muy expresivas lisonjeras. Luego se celebró una soirée artística, un concierto del que salieron encantados los reyes y todos los concurrentes. París ha decorado sus calles v adornado sus paseos espléndidamente. La calle del Faubourg- Saint- Honore está cubierta de oriflamas multicolores, dominando la nota verde del pabellón italiano; grandes guirnaldas de hojarasca contribuyen al adorno, y multitud de lámparas eléctricas inundan con sus resplandores calle y casas por la noche. También está adornada la calle Royal; la plaza de la Magdalena luce un pórtico formado con cuatro mástiles muy artístico, é iluminado con mi! quinientas lámparas eléctricas; lleva unos paños rojos en los que se lee: Evviva Vittorio Emmanuele Hay luego otros once pórticos de ciento cincuenta lámparas, de los cuales tres son grandes con doscientas cincuenta luces. El Ayuntamiento, la Avenida de la Opera, la calle de Rivoli, en fin, todo se DECORACIÓN DE LA AVENIDA DE LA OPERA. Fot. L. Konr! preparó y está adornado; hay verdadero lujo y abundancia enorme de banderas, de oriflamas, iluminaciones, y sobre Á LOS DOS LADOS SE VEN LAS COLUMNAS, REMATADA LA UNA POR LA HISTÓRICA LOBA ROMANA Y LA OTRA POR EL LEÓN DE VENECIA. todo, de alegría y animación. TAMBIÉN SE VE EL ARCO QUE SOSTIENE LA CORONA DE SERVIA LA RUINA DE ITALIA ELENA DE MONTENEGRO Y MAD. LOUBET, DEI, PRES 1 DENTH DE LA REPÚBLICA FRANCESA, DIRIGIÉNDOSE DESDE EL PALACIO DE NEGOCIOS EXTRANJEROS AL BANQUETE DE GALA EN EL ELÍSEO PRESIDENTE EL REY DE ITALIA VÍCTOR MANUEL lil Y M. LOUBET, f o t s r ¡l iveito DE LA REPÚBLICA, CUANDO SE TRASLADABAN AL PALACIO DEL KÜ 5 EO PARA ASISTIR AL BANQUETE QUE ALLÍ SE HA CELEBRADO