Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUESTROS CONCURSOS EL DEL PREM A B C ofrece hoy á sus lectores un nuevo Concurso, cuyo premio consistirá en QUINIENTAS PESETAS EN METÁLICO. Este premio le será adjudicado á aquel de nuestros lee tores que acierte á designar el número que en el sorteo de la Lotería Nacional del día 31 de Octubre próximo resulte agraciado con el premio mayor. BASES D E L CONCURSO I. El lector puede designar libremente el número que á su juicio vaya á ser agraciado con el primer premio de la Lotería Nacional en el sorteo de! día 31 de Octubre próximo. 3. a El número deberá escribirse con toda claridad en el boletín que insertamos al pie de estas líneas, y en el cual sólo deberá poner, como su texto indica, el número, la firma, la fecha y las señas del domicilio. 3. Este boletín debe pegarse en una tarjeta postal que, franqueada convenientemente, se dirigirá al director de A B C. 4. a Cada lector puede enviar todas las tarjetas que quiera, siempre que las ponga el correspondiente boletín. Las que no reúnan este requisito, serán anuladas. 5. a Las tarjetas se recibirán hasta el día 3o de Octubre. Las que lleguen á nuestro poder después de esa fecha, quedarán excluidas del Concurso. 6. El día 3 de Noviembre se procederá ante un notario de esta corte á examinar las tarjetas recibidas y separar las que hayan coincidido en designar el número favorecido con el primer premio en el citado sorteo de la Lotería Nacional del 31 de Octubre corriente. y. Sí ninguna tarjeta acertase á designar el número del premio mayor, se adjudicarán las 5oo pesetas en dos premios de 25o á los dos números que más se aproximen al del premio mayor de la Lotería. Si éste correspondiese, por ejemplo, al número i, se entenderá por los más próximos el 2 y el 34.000, y así sucesivamente. 8. a Si coincidiesen dos ó más tarjetas al fijar el número del premio mayor ó los más próximos, se verificará un sorteo entre los coincidentes para adjudicar el premio de las 5oo pesetas ó los dos de 25o. He aquí el boletín que debe acompañar á las tarjetas: EN PARÍS se vende BLANCO Y NEGRO y A B C en Boulevard Montmartre, Kiosco 50, y en Rué Gaillon, número 11. f DEBILIDAD, ANEMIA ENFERMEDADES de INFANCIA son combatidas con éxito por la CONCURSO DE AB C EL DEL PREMIO GORDO E L NÚMERO SERÁ EL FECHA FIRMA SFÑAS FUCOGLYCINA GRESSY Este Jarabe, AgacLble al paladar, po ée las mismas propiedades que el Aceite de Hígado de Bacalao J L E PERDRIEL C 10 París en t jfgua de jtfjahar Marca LA GIRALDA, Sevilla Léase el interesante prospecto que acompaña á las botella- PRIMERA CALIDAD 2,50 ptas. botella SEGUNDA CALIDAD 1,50 ptas. botella La mejor AGUA DE AZAHAR y el mejor medicamento para la curación segura y el alivio inmediato de los padecimientos nerviosos y del corazón. De venta en las principales farmacias, perfumerías y droguerías de toda España. ÚNICOS DEPOSITARIOS EN BUENOS AIRES Sres. GARCÍA HERMANOS Y ARBAIX. O, Almacén EL IMPARCIAL, Victoria, 1.001. VEGETAL JtZGAR REFORMADO LO M E J O R PARA EL, PELO. ES PROBADO QTIE EVITA LA CAÍDA E l CABELLO Y LE HACE BRO 1 AK. DE VENTA DROGUERÍAS V PERFUMERÍAS 2 BIBLIOTECA DE A B C ENTRE DOS PLANETAS 1 29 salir primeramente lo suficiente del radio de art acción de la Tierra; ¿es así? -Muy cierto. Pero tenga usted la bondad de seguir hablando para ver hasta qué punto está usted enterado de los principios de nuestra navegación por el espacio. -Al partir deja usted la Tierra y su órbita en dirección á su tangente con una velocidad de unos 3o kilómetros por segundo, que es la velocidad de la Tierra en su órbita y que se conserva según la conocida ley física. De esta manera va el buque continuamente alejándose del Sol. Ahora, si volviera usted á hacer influir la gravitación, tal vez débilmente nada más, tendría el mismo resultado que si se hallara el barco con la velocidad de la Tierra á una gran distancia del Sol, por ejemplo á la de Urano, y la órbita tendría que hacerse más hiperbólica y se alejaría usted del Sol describiendo una hipérbola. Jó hizo una señal de asentimiento. -Ahora puedo explicarme bien- -siguió Grunthe- -que combinando hábilmente semejantes vías, disminuyendo ó aumentando la gravitación, llegue usted á la esfera de atracción de Marte. Pero no comprendo cómo pueda suceder en tan corto tiempo. Seguramente tiene su barco que recorrer un camino larguísimo, y si quiere usted alejarse del Sol, su velocidad, bajo la influencia de la gravitación, va aminorándose más y más, pero nunca podrá aumentar. -Tiene usted muchísima razón- -contestó Jó. -Este era el único camino que podían emprender nuestros navegantes del espacio durante los primeros tiempos. Tenían como único medio eí cambio de la gravitación, y por lo tanto se gastaba en las traveéías bastante tiempo, resultando además penosas y llenas de peligros. A veces se empleaban años para llegar desde la Tierra á la vecindad de Marte, y un pequeño error en el cálculo, ó bien un estorbo imprevisto, podía costar otros años más. En aquellos tiempos se perdieron muchas embarcaciones, sin volver á saber más de ellas. ¿Y en qué ha mejorado esto ahora? -preguntó Grunthe, -Parece que ignora usted el invento de Spé, de los disparos directivos, -observó Jó. ¿Quiere usted explicarme lo que son? -Representa, en conjunto, lo mismo que para los barcos marítimos de ustedes la hélice, el timón y las anclas. Nos permiten aumentar ó aminorar nuestra velocidad, destruirla ó invertirla, nerle con poco trabajo. Con la parte mayor del equipo fueron salvados también algunos depósitos de hidrógeno comprimido, aunque no alcanzaría el gas para henchir completamente el globo. Pero esperaba obtener de los marcianos los medios necesarios para el desarrollo de la cantidad suficiente de gas. En sus estudios sobre la isla vio que disponían de tan considerables cantidades de corrientes eléctricas, que fácilmente les permitirían extraer el hidrógeno del agua del mar, y en caso de negarle la ayuda para efectuarlo así, estaba resuelto á reducir las proporciones del globo, emprendiendo el viaje de regreso con el ga reservado, disminuyendo su equipaje y llevándose solamente lo más indispensable. En la biblioteca marciana encontró un cuaderno con las observaciones sobre el estado del tiempo prac- En la biblioteca marciana encontró un cuaderna. J 3