Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Í L B E A T O O R O Z C O E N O R O P E S A Días pasados se verificó en Oropesa, importante pueblo agrícola de la provincia de Toledo, una ceremonia qu se repite todo los años, desde hace ya muchos. Sabido es que el beato Alfonso de Orozco nació en aquella villa, allá por el año de i 5oo. La casa del que tanto había de distinguirse, primero como discípulo de Tomás de Villanueva, después como religioso Agustino, predicador de Carlos V y Felipe I y fundador del colegio de la Anunciación en Madrid, y siempre por sus virtudes, se conserva en Oropesa, y todos los años, el día del aniversario de la muerte del beato Orozco, sale el clero en procesión y se dirige ala casa nativa del Beato, llevando su imagen y entonando fas oraciones propias de! caso. Esta ceremonia es la que ha sorprendido con su máquina fotográfica nuestro colaborador artístico Sr. Codorníu, uno de los amateurs ¡de la fotografía más notables que hay en Madrid. RESTOS QUE QUEDAN EN PIE DEL FAMOSO HISTÓRICO CASTILLO DE LA VILLA DE OROPE- SA EN LA PROVINCIA DE TOLEDO. A VILLA, SEGÚN LOS CRONISTAS, FUE CEDIDA POR EL REY DON ENRIQUE III ASCENDIENTES 1- UE MAS TARDE DE LOS QUE LLEVARON ESTE TÍTULO. OPESA CONSERVA ODAVIA CON SU CASTILLO ALGUNOS MUROS QUE LA DAN ASPECTO DE POBLACIÓN DE LA EDAD MEDIA Fotogratías Codorniu LA PROCESIÓN EN LA CASA DEL BEATO OROZCO EN OROPESA Á DON GARCÍA ÁLVAREZ DE TOLEDO, NT S C V i 4 O DE CUYOS PRIMERO CONDE DE OROPESA, í. y ÍJEÍÍ r HT 1 E R C J C 1 O S D E E Q U I T A C I Ó N Un impulso natural irresistible nos obliga, cuando vemos hacer un esfuerzo á una persona, á hacer el mismo movimiento, como si merced al nuestro aquélla hubiera de realizar más fácilmente su empeño. Este fenómeno podemos observarle en nosotros mismos cuando. asistimos á unas carreras de caballos, á un partido de pelota ó á cualquier ejercicio (semejante. Hay momentos en que insensiblemente, sin darnos- cuenta, adoptamos la actitud y hasta la postura del caballista, del jugador del. atleta, como queriendo ayudarle comunicándole nuestro propio esfuerzo. La fotografía, que nunca miente y que recoge con fidelidad cuanto se la presenta delante, nos ofrece en esta ocasión un testimonio irrebatible. Las fotografías que publicamos con estas líneas están hechas en el momento de ensayar un oficial dil ejército saltos de -b obstáculos con su caballo en la Plaza de Toros y en un campo de Zaragoza. Aparte el mérito de la perfecta reproducción, es curioso observar la posición de cuantos presencian el ejercicio del caballo. Todos están saltando también, ayudando instintiva é irresistiblemente al jinete y al noble- bruto que cabalga. Agreguemos, para terminar, que el jinete es el primer teniente del regimiento de caballería de Santiago, D. Luis Diez, qu; ha ganado con su caballo PalmAjil. pr. em ¡o de honor, regalo de Jos príncipes de Asturias, en el concurso hípico celebrado el día 21 del mes actual en San Sebastián. Fotografías M. de Quesada -V C mío de nuestro concurso Elproblema de los garbanzos, fue D. José Roda González, de Baracaldo (Vizcaya) K 1 1 J 1- U Ü J prODlema Üe iOS garrjanZOS omo oportunamente anunciamos, el favorecido con el pre- p -r, d e r e o j ditada casa de D. Carlos Coppe! de esta corte. En la tapa hemos hecho grabar d nombre de A B C y la fecha del concurso, como recuerdo de éste. El Sr. Roda, delineante de la- Sociedad de Altos Hornos de Bilbao, habrá recibido ya el reloj á estas fechas. DE REGRESO DON JOSÉ RODA, AGRACIADO CON EL PREMIO DE a EL PROBLEMA DE LOS GARBANZOS Publicamos hoy el retrato del favorecido por la suerte en la extracción de tarjetas para. adjudicar el premio á una de A HÍ está Madrid con sus empinados edificios, que pa -rece que se van á desprender sobre la esoesa arbof leda de la Moncloa. Porfinte vuelvo á ver y te vuelvo á ver gustoso, harto ya de marina, de tren, de olor á brea, á salazón, á humedad y atenazado de mosquitos; ahito de balneario, de ver todos los días los mismos vecinos, las mismas caras; cansado de conciertos á t o d o trapo, de pase- ar siempre por los mismos lugares, sin perder de vista el café y el easinct, sin dejar de hacer la cotidiana visita á Ja estación á) a llegada de los c. o rreos... Madrid representa la tranquilidad para el veraneante, el reposo, la vuelta á la normalidad, el equilibrio harto comprometido en la lucha entablada contra el propio pecunio. Hagamos un balance razonado de cómo iba y de cómo vuelvo: RELOJ DE ORO, PREMIO DE NUESTRO CONCURSO A la ida: capital, un puñado de duros, un millón de EL PROBLEMA DE LOS GARBANZOS alegría; deseos de descansar y de divertirme, de olvidar las personas que acertaron á resolver el problema, y una fo- este asendereado Madrid; propósitos de vestir con cotografía d ál hermoso reloj de oro que adquirimos en la acre- modidad sin ajustarse á lao exigencias de la moda; mu-