Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Son fiestas cereales dedicadas esencialmente á la pagana llero en la obra, antes que se me olvide- -chorreando gradeidad patrocinadora de los cultivos agrestes, aunque cia. Luz García Senra será, dentro de muy poco, una de estén formalmente consagradas á las divinidades del cris- nuestras tiples cómicas predilectas. Su gesto es expresivo y No basta conocer la opinión de los hombres políticos tianismo. Quitadlas las funciones religiosas que forman picaresco y sabe decir con intención, sin llegar á lo descosobre este hecho trascendental y doloroso. Es necesario parte, principal en apariencia y secundaria en realidad, cado. Juanita Manso, la Sanz y Carmencita Andrés, que tamque todos los españoles, grandes, chicos y medianos, emi- de sus programas, y nada quedará en ellas del espíritu, bién se trae simpatías y hechuras, estuvieron igualmente acertadas; y en el sexo fuerte, Hilario Vera, Ontiveros, tan su dictamen, á fin de aportar la mayor suma de da- cristiano. Fuentes, P. Vera y Camacho, hicieron de reír al respetable tos á este tristísimo proceso. No, no las quedaría nada de ese espíritu ascético y público, sin que hubiera que lamentar la más leve morcilla. Con la diligencia que nos caracteriza, dada nuestra austero, con el que están en oposición, mejor que en ar- Se repitió un dúo muy apasionado y el tango del cangrejo, á condición de noticieros al uso, hemos acudido á casa de! quien le ha llegado el turno en esta ocasión. Nos esperan toilustre comadrón Sr. Calostro. Hallábase este verdadero monía, los festejos bulliciosos y alegres que ahora se ce- davía el tango del pulpo, el del lenguado y el de la almeja; lebran: las corridas de toros y las capeas de vacas, en sacerdote de los vientres en su cuarto de estudio, dando ese desde luego. cera á un ovillo de algodón que suele emplear para el las que se rinde culto al valor, á la agilidad y á la des- -Yo estuve en la Zarzuela y vi Za fiesta de San Antón. treza con ritos semejantes á los de los gentiles juegos atado de los ombligos. Pilar Chaves tiene, efectivamente- -echemos mano de lo que olímpicos, de los que se diferencian solamente por el- ¿El Sr. Calostro? incremento sensible que en ellos ha adquirido la crueldad, ya está compuesto, -madera de artista, vocación y entusias- -Servidor, -nos dijo tendiéndonos la mano afable- con no menos sensible detrimento de la gentileza; los mo; dice bastante bien para lo que se lleva en el género chico, aunque su dicción sea un tanto afectada. Cantando se admente y dejando el ovillo sobre la mesa. fuegos artificiales, que rememoran las belicosas aficiones- -Vengo á solicitar la opinión de usted acerca de la árabes, heredadas en su mayoría por nuestra raza; las vierte que la voz todavía no está hecha, reposada: emite con dureza, pero en cambio los agudos son extensos y el timbre retirada del jefe de los conservadores. músicas y los bailes, que halagan á la sensualidad, contra- puro. A mi juicio, estos defectos son hijos del poco tiempo La faz de Calostro se entenebró, y en sus labios dibujóse riando al ascetismo; todos los elementos constitutivos de que debe llevar en el teatro, pero creo que ha de vencerlos un gesto de profunda tristeza. esas fiestas tienden a! esparcimiento alegre de los ánimos, fácilmente, y Pilar Chaves será una de las tiples de las del gremio de inamovibles y con público honroso y propio. Y ya- ¿Qué quiere usted que yo le diga? Yo califico ese más, mucho más, que á su recogimiento piadoso. que me ocupo de Zafiestade San Antón, vaya un aplauso sinhecho de una verdadera desgracia para la clase de comaY es natural que así sea; estas fiestas anuales son bre- cero y merecido para Enrique Lacasa, que ha interpretado drones. Silvela, desde el Poder, ha contribuido poderosamente al bienestar del país. La paz ha reinado en las ves treguas dadas al duro y constante batallar de las fae- d aprés naiure el tipo del cochero con absoluta fidelidad, sin familias, y todas ansiaban poder cooperar á nuestra rege- nas agrícolas; cortos paréntesis abiertos en la abrumado- chocarrerías ni efectos de brocha. ¿Y de Eslava, qué? neración, notándose una beneficiosa progresión en el nú- ra serie de ansias y ahogos, angustias y afanes que llenan- ¿De Eslava? ¡Pues que todavía sigue la pel ota en el tela vida- -toda la vida- -de los campesinos. mero de ¡os alumbramientos. ¿Cómo quiere usted que Las tremendas fatigas, las continuas zozobras, las jado! Por supuesto, que veo difícil la formación de compañía mire con indiferencia su propósito de retirada? múltiples privaciones y pesadumbres que agobian á los R estas alturas. Dejamos á Calostro entregado á sus reflexiones puer- ¡Naturalmente! pequeños agricultores no se comprenden, no pueden perales, y fuimos en busca de Morrón, uno de nuestros- ¡Usted calcuIeSLa María López Martínez ya está concomprenderse en las grandes ciudades; para su com- tratada en el teatro Arriaga de Bilbao con veinte duros diaprimeros cereros, especialista en velas rizadas y autor de prensión es preciso vivir ó haber vivido en larga é inti- rios, 2.5oo pesetas de préstamo, un beneficio al 5o por looy un aparato para apagar las cerillas sin soplo. ma comunión con ellos; es necesario haber participado- -Quiero saber qué opina usted de la retirada de dé sus preocupaciones incesantes desde Octubre á Agos- viaje en sleepin; María Ortiz va á Valladolid y después á Bilbao; María Luisa Labal debutará en el Cómico con San Juan Silvela, -preguntamos. to, por el viento, por las nubes, por las lluvias, por los de Zuz; Pablo Arana se marcha á dirigir la compañía del tea- ¡No me hable usted de eso! -dijo, dejándose caer hielos, por las plagas del campo, por las gabelas del fis- tro Gran Vía de Barcelona, y así sucesivamente. sobre un blandón que había puesto á secar sobre una co, por los apremios de la usura, por tanta y tanta even- -La que también nos abandona, aunque por poco tiempo, silla. -Si se va Silvela, nos parte. A é! debemos el des- tualidad azarosa y tanto y tanto apuro como pesan sobre e la simpática Lucrecia Arana, que va á Bilbao contratada arrollo de la devoción, que trae aparejado el progreso los labradores, que componen casi en su totalidad el ve- con cuarenta duros diarios. ¡Cuarenta duros diarios! Eso se llama batir el record del del ramo de cerería. Nunca hemos vendido más cirios cindario de los pueblos. género chico. que cuando D. Francisco pactó, primero con Polavieja En muchos de éstos la cosecha de granos lo es todo- ¿Y qué otras novedades se mienten? y después con Maura, Nosotros llamamos á Silvela el- -En la Princesa dará dos representaciones el gran Copara sus habitantes: de ella sacan directamente el pan, ángel de los cereros. base de su sustento, é indirectamente, por cambio de quelín en la segunda quincena de Noviembre, poniendo en Desde casa de Morrón fuimos á la de Adormidera, escena Cyrano de Bergerac, con decorado, vestuario, etc. uno de los farmacéuticos más inspirados y mejor pare- especies, los demás elementos de su vida; en algunos de También, y gracias á las poderosas artes y misteriosos conellos apenas circula la moneda; con grano se paga al cocidos de esta capital. merciante, al sastre, al zapatero, á los industriales y á juros del activo Ralo, veremos en la Princesa á la eminente Cuando le hicimos presente el objeto de nuestra visita, los artesanos cuyos servicios se utilizan, siempre por Dusse- ¡qué ganas tenía de colocar el adjetivo! -que, entre otras novedades, nos dará á conocer la interesante Trancesca frunció el ceño. Después dijo: necesidad, nunca por lujo. Al recoger los granos se pa- -Sería una verdadera desgracia para el gremio de gan todas las deudas y se saldan todas las cuentas hechas de J imini, del espiritual D Annunzio. Y ya que de arte exboticarios que Silvela se retirase á la vida privada. Du- en el año, y, una vez realizada la liquidación, que agota tranjero doy á usted noticia, á título de curiosidad completaré la información de hoy con varias cosas interesantes. La reina rante su feliz reinado hemos obtenido pingües beneficios. casi siempre la cosecha, empieza de nuevo la penosa vida de Rumania, la elegante Carmen Sylva, que ya en el teatro Sólo de árnica llegamos á vender unos catorce mil reales del crédito menudo, restringido, ruin y vergonzante. alcanzó señalados éxitos con sus comedias Crepúsculo y Día de en tres meses. ¡Qué tiempos aquéllos! Cada lunes y cada decadencia, escribe actualmente una obra en tres actos para Esta liquidación que da un respiro á los labradores Novelli; Paul Hervieu ha leído á Julio Claretie su nuevo dramartes se armaba una de garrotazos que daba gusto. pobres, constantemente ahogados por la necesidad, se ve- ma en cinco actos El dédalo, que será el primer estreno de la ¡Con decir á usted que á mi se me agotó el agua de verifica ahora; y con ella coincide la celebración de tas fies- Comedia francesa, y Sigfredo Wagner, hijo del coloso, termigeto en veinticuatro horas! Dejamos al boticario para visitar á doña Gumersinda, tas que proporcionan algunos días de descanso á los cuer- nará próximamente una ópera que se titula T ohold. Además, dramática viuda de un brigadier que se casó de subalterno y no ha pos rendidos por la continua y ruda labor del campo, y una compañía llegado á china, compuesta de cuarenta y cinco Europa, empezando su tournée por de expansión á los espíritus oprimidos por interminable personas, ha podido dejarla viudedad, persona de muy buena converParís y pesada cadena de temores y de pesares. sación y que tiene una casa de huéspedes muy hermosa- -Y de la próxima inauguración del monumento á Wagner Los festejos suelen durar poco, seis ó ocho días cuanen 1 a plaza de los Afligidos. do más; pero la escasez de su duración es compensada por en Berlín, ¿sabe usted algo? -No me hable usted del asunto- -exclamó llevándose- -Será solemnísima, celebrándose el día de Octubre, á la intensidad de sus goces. Estos son mezquinos, muchos las doce del día, con asistencia de la corte imperial, altos diglas manos á la cabeza. ¡Retirarse D Francisco! ¡Qué de ellos brutales, mas para los aldeanos resultan más natarios, diplomáticos, representantes del Gobierno, etc. Las desgracia! grandes y gustosos que los más refinados y suntuosos bandas militares ejecutarán Za marcha del T aiser; á continua- ¿Le quiere usted mucho? placeres cortesanos. ción, un coro de mil orfeonistas- cantará un fragmento de Zos- -No es eso; es que mientras él gobernó he tenido mi Tampoco comprenderán esto los que en las ciudades maestros cantores, terminando tan artística y culta fiesta con casa llena de huéspedes. Todos los días llegaban á Maun Himnoá Wagner, con acompañamiento de todas las músidrid gobernadores fracasados, señoritos de provincia que arrastran su lujoso y elegante tedio por los grandes sa- cas de los regimientos de Berlín. ¡Una pequenez! lones, los teatros, los casinos y demás centros de la diaspiraban á un acta, y sobre todo, marinos de guerra. -Pues yo creí que se habría desistido de ese imponente Con aquello de que Sánchez Toca quería quitarles atri- versión colectiva; para comprenderlo tendrían que sentir acto, en vista de la opinión que de Wagner tiene formada toda la fuerza del contraste entre las penalidades y los nuestro buen amigo Carmena y Millán. buciones, usted no sabe el número de ellos que se me- -Sí, sí; oiga usted lo que se hará en los grandes teatros metían en casa. Por la alcoba del comedor me estuvo pa- goces, las privaciones y las satisfacciones de los campesinos, y esto es muy difícil, casi imposible de comprender de ópera este invierno. En el teatro de Monte- Cario se regando cuatro pesetas diarias un contralmirante que comía para los que no conocen ambos términos. petirán Oro del T hín, Walkyria, Sigfredo, Zohengrin, Crepor su cuenta. Por tener, hasta tuve un moro que venía, á De ahí que en las grandes poblaciones se conceda tan púsculo de los dioses, Tanhaüsser, Maestros cantores y Tristón vender babuchas, y de paso celebró varias conferencias poca atención á las fiestas populares. Y, sin embargo, és- é Isolda; en el Covent- Garden, de Londres, para que vea uscon Silvela sobre la importante cuestión de Marruecos. ted si teñen mal gusto, las mismas obras, estrenándose ade ¡Ay, qué moro aquél! Era un poco sucio, pero no tiene tas merecen que se fijen en ellas todas las miradas con más la JHaritana, de Wallace; The BohemianGirle, de Balfe, vivísima simpatía por su gran importancia y su benéfica y The Cross and the Crosset, de Colin Mac Alpui, premiada usted idea de un hombre más decente. en concurso; en Buenos Aires, Maestros cantores y TanhaüsDe nuestras interviews hemos sacado el convencimien- trascendencia para los pueblos. No os burléis de ellas ni las menospreciéis los que la ser, además de la Griselda, de Massanet, y Vedara; en la ópeto de que la retirada de Silvela ha sido recibida con hondo miráis de lejos; vistas de cerca, ¡son tan simpáticas y tan ra de París, Tanhaüsser, Zohengrin, Sigund, de Reyer, y el pesar en todo el país. Enrique VXTl, de Saint- Saéns; en la Opera cómica, Zuisa, MiEl único que la desea es Pellejín, á quien encontramos amables! Para los ahitos, todo manjar es desabrido; en cambio, reilte, Wherter, Zalimé, y se anuncian las siguientes: Circe, de ayer en la calle muy sofocado. para los hambrientos, el pan duro es sabrosísimo. Y los los hermanos Hillemacher; Eí Maestro, de Le Borne; Los- ¿A dónde va usted? -le dijimos. que del campo viven en los pueblos sufren tanta hambre pescadores de San Juan, de Widor; E jongleur. de Nuestra Se- -Voy á avisal al búlelo pala que le lleve mañana leche niño de reposo para el cuerpo y de solaz para el alma, que ñora, de Massanet; Zeón, deT ey, de Bruneau; -Za copa encande bulas á mi nuevo- jefe el seño! Besugón. Todos estos tada, de Pierné, y Rousseau; en el teatro Real de estos días de fiesta son para ellos días dichosos que deben encalgos de confianza me los encomienda á mí. Dresde, la tetralogia vagneriana y las óperas nuevas Alpen- señalarse como acontecimientos importantísimos de la konig, de Blech, y Za muerte de lílises, de Bungert; y así- ¿Qué opina usted de la retirada de Silvela? todo derecho, amigo mío. -Pues opino que debe malchalse pala que pueda en- vida nacional. -Pero oiga usted, y las Zucrecias, Tavoritas, Zudas, EliEMILIO DAGUERRE tlal en el Gobielno mi ilustle jefe señoi Besugón, espelanza xires, Trovadores, Barberos, etc. ¿dónde se hacen entonces? de la pattia. -Toma, ¿pues para qué tenemos nosotros el teatro Real? Luis TABOADA- ¡Y yo que suponía que á Wagner no le representaban ENTÍDERO TEATRAL, POR LOS más que en su casa de Bayreuth, y gracias á las influencias w- w- w ESCENARIOS de doña Cósimal También le diré á usted, en secreto, que no CRÓNICA, EL MES DE LAS FIESTAS creía que hubiese en el mundo ópera nueva después de Cris- ¿Conque éxito? pino é la Cotnare. -Sí, señor, éxito y de los estruendosos: llamadas á esceEs el mes actual el mes de las fiestas populares, de las- ¡Ya no me vuelvo á fiar de Carmenal na durante la representación, repetición de números, ovaciosencillas fiestas ingenuas, primitivas, casi bárbaras, crisJORGE FLORIDOR nes formidables al final, concesión de oreja; nada, todas las tianas por sus pretextos y paganas por sus caracteres, de ley. El distinguido escritor D. Pedro Novo y Colson me macon que los pueblos solemnizan el feliz término de la- ¿De modo que el Cómico, con el estreno de El mozo nifiesta que para nada ha intervenid. en lo relacionado con cosecha de granos, la más rica y necesaria, aprovechancrúo, de Jiménez Prieto y los inevitables Calleja y Lleó, ha el Teatro libre, pues desde los primeros momentos presentó do el espacio de tiempo mediante entre la recolección y Toto el fuego con acierto? la dimisión de su cargo, por no estar conforme con la marcha la sementera. -Justamente; ¡y si viera usted con qué esmero, equidad y de la fallecida sociedad. No sólo por sus caracteres son paganas estas fiestas; aseo interpretaron la zarzuelital porque es zarzuelita, antes Conste así, aunque para nada hacía falta esta declaración, lo son también por su origen y por las circunstancias que se me olvide. La Millanes, que es una especie de Ba- pues todo el que conozca á Novo y Colson sabe que de hatodas de su celebración, en las que se advierten notables s rrientos de género chico, cantó con exquisito gusto, ata- ber tomado parte activa, no Hubiera ocurrido la continua cando grupetitos y floritures con una agilidad y limpieza ex- serie de desaciertos iniciada desde el primer dia que se dio reminiscencias del paganismo clásico importado aquí por ii traordinarias. Luz García Senra, una chiquilla que tiene mu- á luz espontáneamente el Teatro libre. los romanos, que lo habían aprendido de los helenos. 4 cho ángel, hizo un organillero- -porque también hay organi- ÁVIDA EN BROMA. LA RETIRADA DE SILVELA M J- F- r ¡ysifliisiriirir mi mi I B I H I M I B I I I I I I I I I I I I B I nni- -iimnn mi i1 I Í I y mTM r r