Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Solución al Rompecabezas publicado en nuestro número 45 a PRIMERA CALIDAD 2,50 ptas. botella Marca LA GIRALDA Sevüía Léase el interesante prospecto que acompaña 6 las botellas. SEGUNDA CALIDAD 1,50 ptas bote la La mejor AGUA DE AZAHAR y el mejor medicamento para la curación segura y el alivio inmediato de los padecimientos nerviosos y del corazón. De venta en las principales farmacias, perfumerías y droguerías de toda España ÚNICOS DEPOSITARIOS EN BUENOS AIRES Sres. GARCÍA HERMANOS Y CARBAIXO, Almacén EL IMPARCIAL, Victoria, 1.001. Se han recibido 3.120 soluciones exactas. Verificado un sorteo entre las 3.120 soluciones para adjudicar el premio ofrecido, resultó favorecida la qne lleva 1 pie la inscripción siguiente: INSTITUTO DE FRANCIA PREMIO MONTYON THEQPHILE ROEDEBER CffiüS CRISTAL CHAMPAGNE QLADIATEPB CABALLO Única Medalla 1 Clíts, Exp Unir. Pwit 1887 Medallas de Ora, Exposición del Havre y Melbourn Primeras fleoompsnsas, ijrpos cranes Burdeos, Filadelfia, o Porto, Santiago, efe VINODEQIIINAOSSIAN HENRY Pepe Gallegos Francisco Pizarro, SI, principal (Badajoz) El interesado puede mandar á recoger el premio en las oficinas de A B C, casa de Blanco y Negro, Serrano, 55. El mas eflcaz reparador. -El mejor de los Ferruginosos Gusto agradable. Cura la Clorosis, la Anemia, las Flores blancas, las constituciones débiles, etc B. BAIN FOURNIER, 43, Rué d Amsterdam, PARÍS EN ESPA A, EN TODAS LAS FARMACIAS. simple 6 ferruginoso GASA FUNDADA EN 1864 ¿GENTE EfflEBAl: UOS P UBEY, 25, Bue Bergire, PARÍS PERFUMERU BALSAIfííALE LOCIÓN BALSAMIALE JABÓN BALSAMIALE f DEBILIDAD, ANEMIA A ENFERMEDADES de INFANCIA son combatidas con éxito por la FUCOGLYCINA GRESSY que el Aceita de Udgado de Bacalao A t- E PERDRIEL C 8, PapisyentodaslasFarmacias Este Jarabe, Agad ible al paladar, posee las mismas propiedades ÚLTIMA CREACIÓN Nouveau Siécls 1 i 1 BIBLIOTECA DE A B C ENTRE DOS PLANETAS 1O C) gunos distritos de Marte. Los actuales habitantes del Polo se acordaban por referencias de que en los primeros viajes á la Tierra se perdieron varias embarcaciones y nunca volvió á saberse más de los atrevidos colonos del espacio. De un renombrado aeronauta, el capitán All, hasta se sabía con certeza que á consecuencia de una casualidad desgraciada se quedó con varios compañeros en la Tierra, aunque en tales circunstancias, que hacían creer en un desenlace fatal. Sin embargo, era imaginable que alguno de estos marcianos se salvara, quedándose entre los hombres y llevándoles noticias de Marte. Pero estos acontecimientos se remontaban á treinta ó cuarenta años terrestres, y aquellos excursionistas eran marcianos de edad avanzada, sin que se supiera que ningún joven hubiera asistido á las primeras y arriesgadas excursiones. Por lo tanto Eli, que era de la misma edad de Grunthe, no podía haber formado parte de ellas. Y tanto Grunthe como Saltner podían afirmar que en la Tierra no se sabía nada de la aparición de un marciano, ni tampoco de la existencia de semejantes seres. Eli era el único que sabia algo de esto; pero siempre, á excepción de casuales observaciones, nunca tomadas en serio por Grunthe, lo habí: ocultado cuidadosamente. Cómo llegaría á adquirir este conocimiento, era cosa tan inexplicable como las circunstancias que hicieran llegar el vocabulario á la caja de las botellas regalada á la expedición por la señora lsma Torm en calidad de sorpresa para la llegada al Polo Norte. Los marcianos secundaron voluntariamente los esfuerzos de los alemanes, encaminados á aprender su idioma; de suerte que Saltner, y particularmente Grunthe, supieron pronto sostener una conversación en marciano, y al mismo tiempo los marcianos que formaban la tertulia diaria de ambos dominaron el alemán. Lo primero fue posible, por ser el idioma de los marcianos sumamente fácil de aprenderse, y, afortunadamente también fácil de pronunciar para una lengua alemana. Había sido el idioma primitivo de los marcianos que habitaran el hemisferio Sur del planeta, cerca de aquellas rayas que los astrónomos de la Tierra designan con el nombre de ockyerlandia. De aquí partió la unión de las distintas tribus y razas marcianas en una sola federación, y el lenguaje de los civilizadores de Marte llegó á ser el idioma universal en dicho planeta. Por el uso de cientos de miles de años se había redondeado y simplificado tanto, que resultaba la expresión más felizmente imaginable y apropiada de día algunas palabra alemanas. Había estado sirviendo durante un año á los misioneros alemanes en Groenlandia, y ahora al hablar Saltner con Láen su idioma, recordó lo poco que sabía. Sólo que en presencia de los marcianos no se había atrevido á revelarlo. Por fin volvieron los marcianos á la barranca. Bajaron una segunda cuerda. Saltner arregló un asiento lo mejor que pudo, y sosteniendo á La y desviando el cuerpo de ésta y el suyo de la pared con la piqueta, llegaron felizmente á tierra firme. -Sé lo que le debo á usted, -dijo Lá. Exhausta y rendida tuvieron que llevarla en brazos á la lancha. I rsra. di atañiente regresaron á la isla. tuvieron q u e llevarla e n b r a z o s á la lancha. 18