Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tan simpática y afable. Había en sus facciones algo de dureza, y tenía la frente demasiado grande para que le sentase bien la moda reinante de peinar el cabello hacia atrás. El almuerzo fuá muy ameno y entretenido. Montpensier era un hombre de mundo, afable, discreto é ingenioso, y tuvo frases amables para todos los comensales. El infante D. Enrique era buen hablador también, pero su voz aguda era un poco desagradable. Advertíase que era más franco, más sincero, acaso, que Montpensier, pero menos dúctil. De vez en cuando sonaba el vocejón del Jobo de mar Juan José Martínez de Espinosa, teniente general de Marina, y la duquesa volvía el rostro y expresaba con una sonrisa el contento con que le oía. A los postres sonó la palabra revolución. ¿Por qué se hablaba de revolución en Madrid? Ningún trono ha parecido jamás más firme que el de Isabel 1 en aquella época. Vencedores sus ejércitos, desahogado el Tesoro, rica la nación, fuerte la Unión liberal, apaciguadas las huestes de Olózaga... Y, sin embargo, se hablaba de revolución en la prensa, en los pasillos del Congreso, en los besamanos de Palacio, en los banquetes y bailes de la Embajada francesa. Aquello era, según decía la Medinaceli, aires que venían de fuera. Las guerras de Italia repercutían en toda Europa. -Se hace mal en desconfiar de Prim- -exclamó Martínez de Espinosa. -Así sí que se le empujará á sublevarse. -No por esto, sino por otros indicios, me parece pueril desconfiar de un hombre que ha perdido todo prestigio- -exclamó Montpensier. -Se discutieron algo estas palabras. Montpensier prosiguió diciendo: -Los revolucionarios han roto definitivamente con Prim. ¿No han leído ustedes lo que hoy mismo le dice 1. a Discusión? Para espiar á los revolucionarios, no hay sino leer este periódico. Es graciosísimo querer hacer revoluciones en plena publicidad. Los revolucionarios que hacen periódicos son perros que ladran. Sacó el duque de Montpensier un número de La Discusión, y comenzó á leer: El general Prim representa un papel muy secundario, muy de tercer orden, en la Unión liberal... No conocemos hombre de menos tacto político... No habla una sola vez que no sea para decir una imprudencia... Nunca ha sabido aprovechar para la libertad la popularidad que ha obtenido en muchas ocasiones... Todo lo que había ganado en África, lo perdió en una noche en Madrid, arrojándolo á los pies del general O Donnell... Se aconseja de su instinto, y su instinto le lleva al suicidio. Dice que anda, y se está parado. Dice que es liberal, y ha sido cómplice y responsable de muchas reacciones. Dice que es amante del pueblo, y el pueblo no le quiere. Tiene menos inteligencia que Espartero. Es, como polífco, un hombre condenado á eterna impotencia. Nunca será temible á ningún Ministerio... No ha sabido esperar. No ha tenido una idea clara y fija. He ahí su desgracia; pero afortunadamente, he ahí también su impotencia. -Es inicuo que pueda escribirse eso de un genera! de África, -exclamó el infante don Enrique. -Inicuo, no; torpe, sí- -argüyóla duquesa de Mediceli. -Conozco poco á Prim, pero me parece que La Discusión no hace bien su retrato. Prim será en España todo lo que quiera... -Porque es ambicioso, -interrumpió el infante don Enrique. Montpensier le miró cara á cara. ¿Censuráis eso? -le preguntó. -La ambición desordenada, que carece de escrúpulos morales, que no repara en injusticias, que acepta todos los medios, me parece abominable, un delito de lesa conciencia humana, -contestó don Enrique firmemente. -No hay más que una ambición- -replicó Montpensier: -la que sentimos todos los hombres que tenemos noción clara de la valía de nuestros esfuerzos. Don Enrique se puso de pie, y con los ojos centelleantes replicó: -Primo mío; yo tengo esa noción, pero no padezco aquella ambición... Al recordar el desafío en que uno de ellos ha encontrado la muerte, pienso en aquella escena que concluyó con una sonrisa, cariñosa é imperativa á la vez, de la duquesa de Medinaceli, de la sin par Angela María... En otra carta te narraré cosas que nadie sabe del baile de trajes. Fue una divina noche... Aquella noche amé... Por la copia, DIONISIO P É R E Z de recorrer los recién casados. En Inglaterra, cuando los novios se han retirado, la amiga más intima de la novia coge uno de los zapatos que últimamente haya usado la desposada y le tira lo más lejos posible. Esto significa que si la dueña ha seguido un camino de tristeza con sus zapatos, ahora que va por el de la felicidad es preciso que todas sus penas queden muy lejos, de donde no puedan volver más. I as damas yanquis tratan de implantar la moda del moi nóculo entre las mujeres. En Chicago le usan muchas. La moda, sin embargo, no prevalecerá, porque el cristal les hace poner á las mujeres que le usan un gesto muy desagradable. i f n sabio italiano de Módena ha descubierto el inventario completo del ropero de Lucrecia Borgia Poseía cincuenta trajes. Uno de sus mantos, forrado de armiño, estaba adornado con 5 rubíes, 29 diamantes y 1 J 5 perlas. Otro tenía 1.557 perlas finas, de ellas cinco gruesas y 41 2 de un término medio. l o s plebiscitos están de moda. Un periódico alemán acaba de celebrar uno sobre qué mujeres de nuestra época son las más celebres. La baronesa de Suttner, austríaca, que ha escrito varias obras en defensa de la paz, ha obtenido Í 56 votos. La han seguido la reina de Rumania Carmen Sylva, con 148; Sarah Bernhardt con i3o. Eleonora Duse con i32, y la poetisa austríaca María EIner Eschembaclt- con 7 1 La Réjane ha tenido 36 votos, y ¡madame Humbert, 18! BURLA, BURLANDO EJntre turistas: ¡Hermoso castillo feudal el que se levanta en esa colina! -Muy hermoso, verdad; ¿pero cómo es que á los señores de la Edad Media les daba por levantar sus castillos tan lejos de las estaciones del ferrocarril? p j n t r e niños: -Yo quiero ser diputado á Cortes. ¿Para qué? -Para estar como mi papá, siempre en vacaciones. nomalías: -Usted tiene una casa, y si la da, se queda sin ella, ¿no es así? Pues bien; usted da su palabra y, sin embargo, ha de seguir teniéndola... No lo entiendo. -Eso va usted á verlo si tiene la bondad de acompañarme á Ja tienda. Denunciante y comisario van á la tienda y preguntan á la señora del mostrador dónde y cuándo compró el consabido busto, toda vez que tendrá factura y comprobantes de la adquisición. -No, señores- -contesta la dueña de la tienda; -no he comprado el busto. Es un recuerdo de familia que poseo hace mucho tiempo. ¿Y por qué le vende usted siendo un recuerdo? -Porque tengo necesidad de hacerme con fondos. -Eso no es verdad- -replica M Foulon. -Esc busto es mío y me le robaron hace un año. La mujer protesta. Su dignidad, su honradez padecen con semejantes suposiciones. Y aquí del ingenio de M Foulon. -La prueba de que ese busto es mío- -agrega, -es que yo puse en su interior un papel en el que escribí mi nombre, las señas de mi casa, mi edad y una relación de los títulos de la Deuda que poseo. Venga el busto, porque va á hablar y á confundir á usted. La vendedora no le deja terminar; aturdida por el aplomo del acusador, en cuya estratagema cae, se pone de rodillas, llora, suplica que no la pierda, y confiesa que el busto fue efectivamente robado, siendo ella la comisionista de unos ladrones. Fue conducida á la prisión, donde seguramente lamentará no habérsela ocurrido mirar el interior del busto de Esculapio para extraer la prueba acusadora... que sólo ha existido en la imaginación del avisado Foulon. AEMECE Sueltos diversos B ¡1 lunes último publicó La Correspondencia de España un- -artículo dz su crítico de teatros, al cual artículo no pudimos contestar, como hicimos á los del Heraldo y del Diario Universal, porque ya estaba en máquina nuestro número. No se tome á descortesía el haber contestado á éstos y no áaquél. También debemos consignar nuestra gratitud al joven y distinguido escritor D. Adelardo Fernández Arias por el artículo que ha publicado en ía Correspondencia Militar en defensa del Concurso de Belleza celebrado por Blanco y Negro. Las razones que alega son muy oportunas; pero ya ve nuestro querido amigo que nada valen cuando se trata de escritores que saben mucho, incluso que esos concursos se celebran en el Extranjero para actrices y mujeres de vida alegre, cuando el Fígaro acaba de celebrar uno al cual han enviado sus fotografías damas dignísimas de la sociedad más distinguida, y otro tanto ha ocurrido en Budapest y en algunas poblaciones de Alemania. TLJj emos recibido unas nuevas tarjetas postales que con el retrato del Papa Pío X ha publicado La Hormiga de Oro. Agradecemos el envío. A COPLAS DE CIEGO Hoy en esta población no es necesario el fogón para guisar de comer. Basta sacar al balcón lo que se quiera cocer. -Díme, jen qué se parecen don Raimundo y un anónimo vil que he recibido? -En que el lunes los dos precisamente han llegado sin firma á su destino. De una corrida que ha habido dice esto el cronista Andrey: Fuentes la suerte ha tenido de ser muy bien recibido en el palco por el Rey. Fuentes lo que hace es sentir no poderlo él repetir; pues, según dicen las gentes, no es cosa propia de Fuentes la suerte de recibir. ULTIMO RETRATO K s una nota verdaderamente curiosa el retrato de la duque TM sa de Denia que publica nuestro colega Blanco y Negro en su número de esta semana. Conocida su animadversión hacia el retrato en estos últimos tiempos, tuvo, no obstante, la deferencia de permitir que Blanco y Negro la fotografiase en su jardín. Además publica nuestro colega hermosas planas en color de Cutanda, Perea y Andrade; cuentos de Selles, Pardo Bazán, informaciones fotográficas, historieta cómica é interesantes notas de actualidad Aunque al hablar de Viajes ya los cronistas no van teniendo gente para sus listas, aún se mueven personas que se dan pisto, como la de este suelto que ayer he visto: La ilustre baronesa de la Matraca en el exprés del martes pasó por Jaca. JUAN P É R E Z ZUÑIGA ALMANAQUE MEMORÁNDUM j E R N E S 2i Santa Juana Francisca Fremiot, baronesa- -d e Chantal, fundadora; Santa Rosa y sus tres hijas, mártires; San Bernardo Tolomeo, fundador. La Misa y Oficio Divino son de Santa Juana Francisca. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas del Sacramento. 3 Ferias en Cáceres. 1165. Nace Felipe Augusto, rey de Francia. El día dura trece horas y treinta y cuatro minutos. Luna nueva T) á las 7,2 minutos de la mañana en Leo. S Á B A D O 22 Santos Sinforiano, Fabriciano, Timoteo, Hi pólito y compañeros mártires. La Misa y Oficio Divino son de la Octava de la Asunción. Rito, doble; color, blanca. Cuarenta horas: Iglesia de la V. O. T. de Servitas. S 1872. Muere el literato Antonio Ferrer del Río. El día dura trece horas y treinta y un minutos. T O M N G O 23 San Felipe Benicio, servita; San Restitu to; Santa Fructuosa y compañeros mártires. La Misa y Oficio Divino son de San Felipe Benicio. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Iglesia de la V O. T de Servitas, SN 5 LA FRONTERA. ESA TRAVÉS DEACUSADOR CULAPIO Paseaba el otro día por una calle de París un caballero llamado Enrique Foulon, de posición desahogada ¿1 y de no escaso ingenio, según va á apreciar el curioso lector. Al pasar por delante del escaparate de una tienda, se fija en un busto de Esculapio. El famoso médico de la antigüedad ocultaba casi su cabeza de bronce entre otras muchas cosas puestas en exhibición al público. Foulon entra en la tienda y pregunta á la encargada de la venta: ¿Cuánto vale ese busto? -Cien francos... -Es caro. -No, señor; es una verdadera obra de arte. Fíjese usted bien. -Demasiado me he fijado. En fin, lo pensaré, y volveré. -Si vuelve usted, acaso pueda rebajarle algo... -Volveré; vaya si volveré. Foulon sale del comercio, monta en un coche, va á la Comisaría y dice así al jefe de la sección: -Recordará usted, señor comisario, que hace un año denuncié el hecho de haber sido robada la casa que habito en Saint Mandé. Entre los objetos que me robaron figuraba un busto en bronce de Esculapio, el cual busto acabo de ver en el escaparate de una tienda. Tiene usted seguridad de que es el mismo? NOTAS PARA MUJERES í- -1 e aquí un procedimiento para dar brillo á los sombreros d e seda, altos de forma. Frotarlos suavemente con una Franela caliente, en la cual se echarán unas gotas de petróleo. La operación debe hacerse unas horas antes de ponerse el sombrero, para que el olor desaparezca. 1 os limones pueden conservarse frescos y jugosos mucho tiempo poniéndolos en agua fría, que debe renovarse rada ocho días. También se conservan bien cubiertos de arena muy seca. I- -i n Suiza no puede la desposada abrazar á nadie el día de su boda. Ni siquiera á sus parientes ó á sus mejores umigas. El abrazo traería la desgracia, según la superstición del país. En Alemania es de rigor dar el día de la boda un gran baile, y cuando éste termina y los novios se retiran, los invitados, que hsn recibido al comenzar la fiesta unos saquiros con arroz, van arrojando granos por el camino que han 1754. Nace en Versalles Luis XIV, rey de Francia. El día dura trece horas y veintinueve minutos. J UNES 24 San Bartolomé, apóstol; Santa Áurea, virgen E m ártir; San Gregorio, obispo y confesor. La Misa y Oficio Divino son de San Bartolomé. Rito, doble; color, encarnado. Cuarenta horas: Parroquia de San Ginés. Feria en Avila, Alcalá de Henares, Fraga, Alcántara y Almagro. 875. Los carlistas toman á Estella. El día dura trece horas y veintiséis minutos. No se devuelven los originales IMPUENTA DE BLANCO V HEGKO 1 v, 1 na ir: raí 1