Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A pesar de esto no. le han faltado algunos sustos, y dos ó tres disgustos serios. Al saltar la barrera un toro le ocasionó la rotura deun brazo, y en otra ocasión, al abrir la puerta, dio un topetazo ú cornúpeto y derribó ai Buñolera, -causándole además del stísto algunas contusiones. Como Albarrán no tenía más que tres duros de sueldo por corrida y la mitad por novillada, se tenía que ayudar en lo que podía, y en los días laborables era cartelero. mil T hi Mtli- A 1 GLFS 1 A EL BUÑOLERO EN SU CAMERINO Fot. Asenjo A Carlos Albarrán le han jubilado con todo su sueldo, y además le dejarán correr la llave cuando quiera, mejor dicho, si puede, porque hace algunos años ya que no la podía correr, sino andar, y no era poco. Pero ya no abrirá más la puerta de los toriles. Y, sin embargo, ¡cuántos no tendrían la firmeza y la seguridad que él demostraba en esos momentos agarrando el enorme cerrojo con ambas manos y no soltando ni estremeciendo siquiera su cuerpo hasta que la puerta de la barrera no quedaba libre en muchos metros de la presencia del toro! Podrá acostumbrarse Buñolero á no abrir los toriles, pero no á dejar de ir á la fiesta, no ya como- diversión, sino como deber, como obligación ineludible Y aficionados hay que no se harán á que falte el Buñolero. Hasta creerán que nadie abre la puerta como la abría el. cinaies denominadas La Porqueriza, por nacer en una dehesa conocida con este nombre. La Colonia del Dr. Rubio se halla situada á poco más de un kilómetro del pueblo de Guadarrama, en el centro de UP, dilatadísimo y pintoresco valle que pretege de los vientos del Norte la abrupta sierra tendida entre ambas Castillas. La Colonia se halla á 1.18o metros sobre el nivel del mar; la falta de fábricas y la exuberante vegetación del valle hacen en esta comarca desconocidos el polvo y el humo, condición esencialísima para el tratamiento de las afecciones del pecho; el aire es siempre limpio y fresco y embalsamado por las emanaciones de los pinos que coronan las cumbres de las montañas vecinas y adornan sus laderas, Constituye el Establecimiento un gran hotel central con amplios comedores, cómo- POR EL GUADARRAMA. LA PORQUERIZA f o es el capricho el que ha hecho de La Porqueriza un sitio de veraneo. El Gua darrama, EI que tanto se ha calumniado llamándosele árido, ingrato y otras A TERRAZA DKL CASINO das habitaciones, galería cubierta y espaciosas terrazas que comunican dive. ctam. cnte con los dormitorios, para que los enfermos puedan disfrutar del reposo a! aire libre, que tanto se recomienda. Rodean este hotel central doce elegantes chalets quz se alquilan independientemente ó por habitaciones, según convenga á las familias que los pidan. Un poce detrás del hote! se ha erigido ¡n pabellón- sanatorio independiente, á fin VISTA DE LA COLONIA cosas por el estilo, posee tesoros de poesía para los que saben sentirla y expresarla, y, lo que vale más que todo eso, tesoros de salud que prodiga á los que van ¿buscarla. El eminente y malogrado sabio Dr. Rubio descubrió las aguas del Guadarrama, HL SALÓN DE FIESTAS DF. L CASINO Fots. Muñoz de Kao UN HOTEL DE LA COLONIA llenas de virtudes para curar especialmente, las afecciones del pecho y de! corazón, lo que hace que tanta gente acuda á la Colonia que fundó el- insigne doctor A doscientos metros de distancia de la Colonia se halla la fuente de las aguas medí- de que los individuos enfermos disfruten, si lo desean, del aislamiento que les conviene. En el centre de la plaza formada por los hoteles, se ha erigido una artística capilla capaz para doscientas personas. Un gran Casino brinda á los veraneantes agradable expansión con todo género de recreos lícitos. En la terraza y en salones dispuestos convenientemente y amueblados con lujo, se halla establecido el servicio de café y restaurant; hay un gran salónteatro, salones de baile, de billar y tresillo, baños, duchas y gabinete de peluquería. El viaje se hace desde Madrid con suma facilidad, puesto que pueda irse por ferrocarril á Villalba, donde esperan los coches, que hacen el recorrido á La Porqueriza en una hora.