Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO UNO. NUMERO 42. CRQNICA BISEMANAL ILUSTRADA. MADRID, 14 DE AGOSTO DE 190I NÚMERO SUELTO, 10 HORROROSO INCENDIO p L día 6 del presente mee se inició un formidable incendio en la fábrica que los Sres. L. A. Sedó en comandita poseen en Esparraguera. El fuego, impulsado por el viento, adquirió por momentos mayor violencia y se comunicó de la sección de hiladura, en donde se inició, á los tendedores situados en el tercer piso, y que en pocos momentos quedaron convertidos en un montón de escombros, resultando inútiles los esfuerzos realizados por gran número de operarios, que se vieron precisados á descender por medio de cuerdas, resultando la mayoría de ellos con contusiones y quemaduras. Un obrero llamado Jerónimo Oller, de diecinueve años de edad, natural de Esparraguera, que subió á un tejado para impedir que el fuego se propagase á una sección contigua, tuvo la desgracia de caer por la claraboya sobre una máquina, fracturándose el cráneo y quedando muerto en el acto. Un hilador, que por la rapidez del siniestro no pudo huir, recibió quemaduras en todo el cuerpo, quedando en grave estado. Acudieron al lugar del suceso las autoridades de Esparraguera y OÍ esa, que se ofrecieron á los Sres. Martín y Arturo Sedó y prestar los auxilios que fueran necesarios, como así lo hicieron. El fuego se intentó localizar desde los primeros momentos por cuantos se hallaban allí presentes, con el fin de evitar se propagase á la preparación de hilados, lo cual pudo conseguirse. Han quedado inutilizadas 34 máquinas de hilar, los batanes y varios aspes. También se derrumbó el tejado de la grandiosa fábrica. Al iniciarse el incendio, reventóse la cañería conductora del agua á la fábrica, por cuyo motivo no pudieron utilizarse los servicios de las bombas. Pudieron salvarse muchas piezas de tejidos. La fábrica estaba asegurada en varias compañías. Tenían ocupación en dicha fábrica, de 3.5oo á 4.000 obreros, los cuales quedarán en la miseria si, como se presume, han de paralizarse los trabajos de la misma por falta de hilo. La fábrica de carburos de calcio contigua al edificio incendiado, no ha sufrido desperfecto alguno. Recházase en absoluto la idea de que el incendio haya sido producido por manos alevosas, como ha dicho un periódico de la capital- LA SALA DEL TRIRUNAL DURANTE LA VISTA. EN EL SITIO DE LOS ACUSADOS APARECE LA PRIMERA MADAME HUMBER- LOS QUE LE SIGUEN Á SU IZQUIERDA SON SU MARIDO FEDERICO HUMBERT Y SUS HERMANOS EMILIO Y RAMÓN DAUR 1 GNAC Vot. Gribayedoíf EL PROCESO HUMBERT 1 sábado comenzó en el Palacio de Justicia de París la -vista del proceso seguido contra los famosos Humbert, detenidos, como se recordará, en Madrid en el pasado Diciembre. La vista despierta una curiosidad universal, pues no en vano llaman los franceses al asunto que se ventila la plus grande escrcquerie du siecle. La sala donde se verificar las sesiones se llena de público de todas las clases sociales i os periódicos llenan, no columnas, sino planas enteras cjn los incidentes que ocurren en la vista, y en los cuales representa el más importante papel Teresa Humbert, que interrumpe á todo el mundo, incluso al Presidente, y anuncia grandes revelaciones para cuando ella hable. Claro es que se la ha invitado á hablar, pero ha contestado que lo hará cuando lo hayan hecho los testigos. Por supuesto, niega terminantemente que haya cometido ningún delito, y afirma con la mayor resolución que los hermanos Crawford no son pura fantasía, sino que existen. E! público celebra con risas sus desplantes. El primer día, al comenzar la sesión, se rompieron los cristales de una ventana y la gente dijo: -Son los Crawford que entran. Al matrimonio Humbert le defiende el famoso abogado Labori, y álos hermanos Daurignac los letrados Clunety Hesse. Preside el tribuna el magistrado Bonnet, siendo el abogado general M. Blondel. La impresión general hasta ahora es de que Federico Humbert ha sido juguete de la voluntad caprichosa de su mujer secundada por la codicia y la habilidad de sus hermanos. El abogado Labori ha obtenido ya algunos serálargoy d e é l s e esperangrandessor resas triunfos interrogando á dos ó tres testigos de cargo. El juicio P VISTp DONDE GENERAL DE LA COLONIA PU 1 G, EN ESPARRAGUERA, DESTRUÍDA POR BÑ VORAZ INCENDIO Fot. Cardetlach ESTÁ LA FÁBRICA DE LOS SEÑORES L. A. SEDÓ, E. COMANDITA, EL DÍA 6 DEL MES ACTUAL INDULTO DE CECILIA SOLIC 1 TADO POR SUS JUECES Los jueces que pronunciaron veredicto condenatorio en la causa de Cecilia Aznar han firmado una solicitud de indulto, y en ella imploran de la gracia y de la piedad lo que en justicia ellos no pudieron conceder. Dicen los jurados que la misericordia que sienten es tan sincera como difícil de razonar No hace falta que razonen ese sentimiento. Pocos españoles tendrán Ja desgracia de no explicarse la conducta de esos jurados y dejarán de alabarla como merece. La noble aspiración de alcanzar la justicia pura y no la práctica es digna del espíritu levantado de nuestra raza. Ese anhelo está hoy representado en nuestra legisleción por dos instituciones jurídicas tan contradictorias tn la apariencia como la conducta de los jueces populares ce Cecilia; estas instituciones son la pena de muerte y la gracia de indulto. Muchos penalistas y algunos sabios iconoclastas de todo lo español, rendidos amadores de lo exótico, califican de contradicción flagrante la convivencia en nuestras leyes del indulto y de la pena capital, y en nombre de la lógica de los manuales claman contra ese absurdo. Pero los españoles se escabullen como D. Quijote á toda disciplina rectilínea, á la lógica de libro, y se salen por la puerta falsa de su corral, dejando á penalistas, pseudosabíos, bachilleres y vecinos en posesión del arca santa ASPECTO DE LOS DESTROZOS Di CAUSADOS POR EL INCENDIO EN USA DE LAS SALAS DE HILATURAS CUYAS DIMENSIONES ERAN NOVENTA METROS DE LARGA POR VEINTE DE ANCHA Fol. Cardellach