Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tarta, pero la heroica joven, herida y todo, logró desasirse de sus verdugos y refugiarse en otra habitación, metiéndose debajo de una cama. Los dos monstruos la persiguieron y la sacaron de su escondrijo, arrastrándola por los pies é infiriéndola veintiuna heridas, todas ellas en la cabeza, de las que la pobre joven murió. Los asesinos, para burlar la acción de la justicia, saltaron por la ventana para hacer creer que habían entrado por ella, dejando también huellas de sangre. Algún tiempo pasó sin poderse hacer luz, recayendo las sospechas en un amigo de las víctimas, cuya inocencia se probó al fin. El descubrimiento del crimen se debe á un joven llamado Tomás Alonso Camacho, artesano, que casualmente pasó la noche del crimen por las inmediaciones de la casa de las víctimas, y viendo á los dos asesinos y al sereno reunidos, se escondió en una rinconada para escuchar lo que hablaban. Después vio entrar en la casa de doña Catalina á Paredes y Castejón. Finalmente, el sereno confesó que había facilitado la entrada á los dos criminales. Según parece, el Fiscal pide para los dos asesinos la pena de muerte. Este horrendo crimen, que llenó de consternación al pacífico vecindario de Don Benito, despierta mucha ansiedad en todo el país extremeño, deseoso de que se haga cumplida justicia. LA CATÁSTROFE DEL DOMINGO p la mañana del domingo ocurrió un tristísimo suceso en la conjunción de las calles Ancha de Sa i Bernardo y Carranza y Paseo de Areneros, frente á la estatua de Lope de Vega. Un hiJc telefónico, saliéndose de uno de los amarres, fue á caer sobre el cable de alta tensión de la Compañía GeneraJ de Tranvías, alcanzando á una mujer, Concepción Santalla, que caminaba llevando en un trazo á un niño de un año y á otro de tres de la mano. La des- carga eléctrica fue terrible y ocasionó la muerte de la desventurada Concepción. De los dos niños, el uno recibió lesiones de importancia y el otro eves, siendo milagroso que salvasen la vida. También resultaron heridas otras dos mujeres á quienes el hilo rozó al caer. Las lesiones de la una eran graves, y menos graves las de la otra. El citado hilo alcanzó también al coche del médico del Hospital de la Princesa, Sr. Barragán. El cochero sufrió una fuerte conmoción, pero sin consecuencias. El caballo cayó muerto El hilo tocó al pecho del pobre animal, segándosele como con una sierra candente. El hecho produjo profunda emoción. EL LOSAR D I LA CATÁSTROFE. LLI ADA DEL OBIRUADOR fots. Cilüentes EL CABALLO DEL CARRUAJE DEL MEDICO SR. BARRAGAN, MUERTO POR LA SACUDIDA L A NUEVA PLAZA DE TOROS DE SAN SEBASTIAN Anteayer se inauguró con una corrida de nueve toros nada menos el nuevo, circo taurino de San Sebastián, el mejor de España, según técnicos y aficionados. Ha costado un millón trescientas mil pesetas, capital que ha sido constituido por acciones, parte de ellas de no más de cincuenta pesetas. La primera piedra se colocó el día u de Junio de 1902. Las obras no han durado un año, puede decirse, porque aunque de Junio á Agosto van catorce meses, hubo una huelga que duró tres meses y paralizó todos los trabajo- En ese tiempo Como en la plaza de Madrid, hay una puerta principal, además de otras secundarias, que da acceso á un pasillo general, amplio y espacioso, evitándose los inconvenientes de que cada localidad tenga su puerta especial, y, en consecuencia, los de tener que rodear toda la plaza para las localidades de sol. La arquería de palcos y gradas es una filigrana, recordando las labores del damasquinado: forma toda una trama de arabescos policromados, habiéndose utilizado únicamente los colores azul, amarillo, verde y rojo; difícilmente podrían concebir los artistas una decoración más apropiada y colorista para trazar cuadros de las mujeres españolas presenciando la fiesta nacional. en abundancia; el piso es de asraito y son muy numerosos los desaguaderos. Una red de alcantarillado garantiza toda higiene del edificio y sus departamentos. En distintos pabellones se han instalado diversas salas, tales como la de operaciones, con luz cenital, revestimiento de azulejos, pavimento de cemento- portland y los más perfectos aparatos de esterilización. En esta sala hay dos departamentos, cada uno con dos camas. Hay otra sala para los toreros, decorada sencillamente y contigua á la capilla. Tal es la plaza inaugurada. Se pensó en hacerla alegando que en la antigua los precios eran muy caros y las corridas no todo lo buenas que debían ser. ¿Remediará la nueva estos defectos? De los precios ya I se queja la gente diciendo que no son los prometidos. De las I corridas... Dios, los ganaderos, los toreros y la empresa dirán. A P U N T E S FINANCIEROS Tv? i. 1 f 3. i; JÍ: V I i. i i ¡Ar De nuevo se habla de las exigencias de los Ministerios de la Marina y de la Guerra. A pesar de la conocida orientación del Ministerio, hostil á cuanto sea aumentos de gastos, ha sid J suficiente cuanto se ha dicho y publicado estos días acerca de este asunto para que se resintiera el mercado. También han circulado rumores, infundados y desmentidos apenas se propalaron, sobre la salud del Rey. Lo cierto es que en las Bolsas españolas han bíjado todos los valores durante la semana pasada. El Interior pasa de 78,10 á 77,77; el Amortizable, de 98,15 á 98. En París la reacción ha sido menor: 5 céntimos en el Exterior y 2 francos en las acciones ferroviarias: los Nortes quedan á 2o5 y los Zaragozas á 332. l: Tomando la fresca p l paseo es largo. Hay que atravesar el puente de San Isidro, angosto durante las fiestas del Santo para encauzar el tropel de carruajes y ómnibus amontonados en su centro, el ir y venir de criaturas agolpadas sobre los andenes, como bullicioso hormiguero que hace provisión de placer; puente sobrado á las exigencias de mendigos y jornaleros que, en épocas normales, lo pasan; ridiculamente pretencioso cuando ofrece la salida de sus ojos enormes á los llantos de un riachuelo tísico. Hay que atravesar ese puente, recorrer un espacio de cuatrocientos metros, torcer á la derecha y aproximarse á los entre montículos y desmontes que coronan la llanura infecunda, si se quiere presenciar el espectáculo que yo presencié no hace muchas tardes. Exíraño espectáculo, por virtud del cual llega á creerse el pacífico viandante audaz explorador, y se truecan los alrededores madrileños, de antesala de una población europea, en imagen exótica de pueblos é individuos que hace mucho tiempo dejaron de existir... Es la hora del crepúsculo; los tonos grises de su luz prestan á la tierra melancólicas entonaciones; al cielo, palideces de moribundo, sólo turbadas por un manchazo rojo que señala el ocaso del sol. Les campos sin cultivo suben, como rampa amarillosa. t A NUEVA PLAZA, DÍAS ANTES DE INAUGURARSE NTER 10 R DE LA NUEVA PLAZA Fots. Asenju se han removido unos doscientos mil metros cúbicos para la cimentación y emplazamiento de la plaza, modelo de buen gusto, de comodidad y de solidez. Así se construye en San Sebastián, porque hay elementos para todo y arquitectos como el joven é ilustrado que ha dirigido las obras de la nueva plaza, D Francisco Urcola, para quien todo elogio es poco por su actividad y por su acierto. La portada es una obra maestra de construcción y estilo, dando acceso general á los pasillos del edificio un atrevido arco de herradura festoneado de azulejos. En el frontispicio figuran como motivos decorativos una cabeza de toro y los escudos de Guipúzcoa y San Sebastián en azulejos de colores y reflejos metálicos; la. fachada se ha orientado intencionadamente en su actual lugar, obedeciendo á una preocupación estética: á la puesta de sol Jos azulejos brillan, los esmaltes chispean y es la visión de una puerta dorada de ciudad orienta! El estilo del edificio responde á la más pura tradición árabe, tanto en su general estructura como en todos sus detalles de puertas, ventanas y arcos. Los palcos son cada uno independiente y con su correspondiente antepalco. En el tendido general son tantos y tan bien combinados los pasillos y callejones, que las molestias de! tránsito se han disminuido tan notablemente, que casi han desaparecido. El diámetro del redondel es de 55 metros, y el diámetr, de todo el edificio de 100 metros. La plaza puede contener i3 000 espectadores, adjudicando á cada espectador su correspondiente localidad. Todos los servicios requeridos por esta índole de edificios, á los que tan numeroso público afluye, tales como water- closet, etc. responden á las mayores exigencias higiénicas, habiéndose clasificado el edificio entre los de primera categoría. En la nueva Plaza de toros sorprende tanto como la magnificencia del edificio principal, la instalación de todos los servicios en forma tan espaciosa, quz así nada extrañará que las superficies cubiertas sumen 6.6 z metros cuadrados. Los patios para pruebas de caballos y servicios de arrastre, son verdaderas plazas. El desolladero, perfectamente ventilado, cuenta ron agua