Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 OS PERIÓDICOS DEL SIGLO PAl- SADO Fue La Iberia uno de los periódicos más notables de la segunda mitad del pasado siglo; me parece que se fundó en la calle de Valverde; luego tuvo casa propia en la de Fuencarral; en el portal había un medallón de escayola que representaba á Gutenberg, y fue constantemente- -no Gutenberg, sino La Iberia, -principalmente en los tiempos de Calvo Asensio, uno de los pocos periódicos que en España han sido sostenidos por la suscripción de los correligionarios. Era este diario algo así como el alma en que convergían los intereses del partido progresista, un periódico escrito con entusiasmo y leído con entusiasmo por la gran masa liberal del país. La opinión pública tenía confianza en la sinceridad de los escritores de La Iberia, y no se permitía dudar nunca de la rectitud de sus intenciones. Calvo Asensio, Sagasta, Núñez de Arce, Carlos Rubio, Abascal, Juan de la Rosa González, toda la plana mayor del partido liberal, ha pasado por aquella redacción, que además de serlo fue club, centro de conspiración, directorio del partido, y que, repito, constituyó uno de los periódicos más esencialmente políticos que en España han existido nunca. Hoy, de los que escribieron en La Iberia, creo que sólo viven mis queridos amigos y compañeros en Gente Vieja, el ilustre, consecuente y entusiasta D Manuel de Llano y Persi y el ingenioso escritor y autor dramático Eduardo de Lustonó. Como ni aun con ellos he hablado de estos artículos- -yo no hablo de mis artículos con nadie ni á nadie se los leo, y hasta dudo que el público los lea, -no recuerdo que todavía viva alguno más; si alguno vive, que sea enhorabuena y Dios le conserve la vida muchos años. En La Iberia comenzó á escribir Eduardo Saco, homore de agudísimo ingenio, de más cultura literaria de la que se le suponía por algunos, y que tuvo menos suerte de la que merecía. Era muy ocurrente. Para pintar hace unos años el mal estado financiero de Madrid, decía una tarde en el Círculo literario: La capital está en tal situación, que es más fácil pagar una deuda antigua que contraer una nueva. ¡Pobre Saco! ¡Fue un ejemplo viviente de la dificilísima situación que crea á un hombre el que sus aptitudes no coincidan con sus medios. Otro periódico que tuvo mucha boga y que inició la modernización del partido moderado, que ya principió á llamarse conservador, fue EZ Contemporáneo. Lo dirigía José Luis Albareda; escribieron en él Fabié, Botella, Becquer, Ramón Correa; alguna revista de teatros, Joaquín Peña; y se hizo muy célebre por la forma culta en que estaba escrito y por las gacetillas de Correíta, que así se le llamaba entonces. Estaba establecido en la calle de Trajineros, y Alejandro Castro, González Bravo y toda la minoría conservadora de aquellas Cortes de unión liberal que coincidieron con la guerra de África y duraron cinco años, apoyaban é inspiraban el periódico, que fue uno de los primeros que en España principiaron á hacerse con cierto tono y cierto chic (chic se decía mucho por aquellas épocas, aunque hoy resulte palabra ya muy anticuada) Albareda fue un hombre de grandísima simpatía personal, un decidor incomparable, un espíritu valiente y generoso y un buen mozo en toda la extensión de la palabra. Aunque moderado, muy amigo de D José Salamanca y de D Alejandro Llórente, tenía grandes tendencias liberales, que desarrolló después, tomando parte en la revolución de Septiembre y afiliándose al partido liberal, al que prestó grandes servicios. Siendo instruido, tenía más ingenio que profundidad, y era un escritor eminentemente político que unía á su simpatía personal una lealtad á toda prueba. El y el duque de Frías pusieron de moda los guantes perla con costura negra para asistir á las sesiones del Congreso, y rr. e parece que también fue el primero que entró con un clavel en el ojal de la levita en el Salón de Conferencias. Era del Puerto de Santa Mana, de familia distinguidísima y rica; tenía marcado acento andaluz y hablaba el francés con una prosodia deliciosa. Yo le he oído saludar así: Bon zur, ¿za va bien? De Ramón Correa se ha escrito tanto, que todo cuanto yo pudiera decir tendría que resultar fiambre; sin embargo, recordaré alguno de sus apotegmas periodísticos: El dar una noticia inexacta en un periódico es una ganga, porque resultan dos noticias: una cuando se da, y otra cuando se rectifica. Se puede calumniar en la Prensa; lo que no se puede es decir la verdad: eso siempre resulta gravísimo. Cuando se ha dicho algo de alguien repetidamente y no es exacto, como por ejemplo, que Negrete es bebedor, aunque no beba más que agua, no se puede rectificar; que rectifique él: que beba. Ramón Correa, además de sus campañas deE Conteníforáneo y de haber escrito algunos libros y muchas composiciones sueltas, fue el director de Las Noticias, periódico que se fundó para hacer la competencia á La Correspondencia de España; dio el capital para este periódico D José Salamanca, se estableció en la calle de Atocha, escribió en él Luis García Luna, se gastó mucho dinero, y el periódico, aunque muy bien hecho, duró poco, porque Correa, que era un gran entendimiento, era un administrador deplorable. Tenía mucha gracia: nombrado para un alto cargo en Ultramar, pidió á un banquero, amigo suyo, algún dinero para hacer el viaje. -No tengo, amigo Correíta, le contestó el aludido; los negocios están muy mal y carezco de metálico. ¡Hombre, me ha estafado usted! Yo le creía rico, y ahora resulta tan pobre como yo: eso no está bien. ¡Tableau! Como se decía en la época de que vengo hablando. Correa dejó escritas unas cuartillas, de lo que él llamaba recetas sociales, que no sé dónde habrán ido á parar, y de las que, para no fatigar al lector, reproduciré solamente una: Para evitar tos choques en los trenes: Se coloca en la máquina que va un acreedor, y en la que viene un deudor. No se encuentran nunca; es probado. Ocurre con los recuerdos algo de lo que pasa con las cerezas: que al sacar una, suele sacarse casi toda la cesta; y como este artículo va haciéndose largo- -pesado ya lo es desde el principio, -dejaremos para más adelante otros periódicos y otros hombres de los que influyeron en la política española en la segunda mitad del siglo xix. llos, en el que hizo continuas marchas y recorrió constantemente todo el territorio en que aquéllas se desarrollaron. Para el transporte de hombres se emplearon también en esas mismas maniobras veinte automóviles de tipos ligeros y distintas marcas de fábricas alemanas. El servicio de aprovisionamiento le realizó entonces un grupo de diez automóviles Daimber, que en unión de algunos coches de vapor transportaron i3.ooo kilogramos á una distancia de yo kilómetros con una velocidad media de diez kilómetros por hora, empleando combustible de alcohol, que, como producto- nacional, era más fácil de adquirir que la bencina. Se verificaron marchas por toda clase de caminos, y no se registró, en el tiempo que estas maniobras duraron, ningún incidente desagradable digno de mención. La importancia que en Alemania ha llegado á adquirir el automovilismo, lo prueba el éxito conseguido en la Exposición de automóviles patrocinada por el príncipe Enrique de Prusia, hermano del Emperador, que reJUAN VALERO D E TORNOS cientemente nos ha honrado con su visita. Exposición que tuvo lugar en Berlín del 8 al 22 de Marzo último, efectuándose el día 7, víspera de la inauguración, un sober 1 DEAS Y NOTAS MILITARES. EL AU- bio desfile por frente al Palacio Real, ante el emperador J TOMOVILISMO EN EL EJERCITO Guillermo, que demostró un verdadero entusiasmo por ALEMÁN el creciente desarrollo de esta industria. Más de cien fábricas alemanas tomaron parte en este Alemania, tan celosa del progreso y adelanto de todos los servicios auxiliares de su potente ejército, ha tra- brillante concurso, aparte de la sección militar de ensatado desde hace mucho tiempo de aplicar, en beneficio yos, ó sea la dirección de La Locomoción militar autode su instituto armado, todos los inventos y mecanismos móvil, que expuso sus modelos de automóviles con camiones para transportar grandes pesos, y los de tipos lique produce su importante y creciente industria. Prácticos por excelencia, y deseosos de emplear con geros para grandes velocidades y transporte de hombres. oportunidad las ventajas que su actividad les proporcioFERNANDO ALCAZARREÑO na sobre sus contrincantes, llevaron sus automóviles á la guerra del 70 con Francia, cuando apenas sabían en otras naciones que existían estos medios de transporte, LAS DOS TENDENCIAS y mucho menos que podrían utilizarse ventajosamente A PARTE de las dos organizaciones políticas- -si vale la para los servicios militares. frase, siendo una de ellas enemiga de la política- -de Después de esta campaña, en 1880, se realizaron en la clase trabajadora, las fuerzas asociadas para la resisBerlín nuevas experiencias para determinar si la locomó- tencia están dirigidas por dos influjos: el socialista y el vil Baile, que ya había dado buenos resultados para el anarquista ó libertario. transporte de hombres por carreteras y hasta por camiLa primera de estas tendencias quiere el mejoramiennos vecinales, reunía las mismas condiciones para la trac- to gradual y paulatino de la clase obrera logrado por ción de grandes pesos. No debieron ser muy satisfac- una acción tenaz y continuada dentro de la legalidad, torios estos ensayos, porque hasta el año 1898, en las mientras esto sea posible; y los segundos aspiran más maniobras imperiales de Westfalia, no se registran nue- principalmente á una transformación inmediata que los vas tentativas en el mismo sentido. socialistas consideran como el término de una evolución. El estudio práctico que se hizo en estas maniobras De aquí las diferencias de procedimiento, de aquí que para efectuar el transporte de víveres por medio de los unos sean adversarios de la huelga general y otros partiautomóviles, tampoco debió resultar concluyente y de- darios de ella, y que cuando llegan ocasiones como la finitivo para los alemanes, efecto, según la prensa de pasada, los socialistas trabajen porque no se altere la aquella época, de las malas condiciones de los caminos y normalidad, aun estimando justas las peticiones de los carreteras, y de la dificultad de encontrar en la región que promueven el movimiento. en que se hicieron estos estudios la bencina que las máLas fuerzas obreras asociadas para la resistencia que quinas empleaban como combustible. siguen estas dos tendencias, están confederadas en dos No se desanimaron, sin embargo, los alemanes por vastos organismos, llamados la Unión General de Tratales contrariedades, y con la tenacidad y constancia bajadores- -que es el dirigido por los socialistas, -y la propia de su raza, continuaron las experiencias, consig- Federación Regional, -el dirigido por libertarios. nando para su realización un crédito de 100.000 marcos En el mes de Mayo las sociedades que formaban estos anuales. En estos nuevos ensayos dirigieron sus estu- organismos eran 32O y 1 29 respectivamente, clasificándios principalmente al transporte de víveres y municio- dose por regiones como se indica en el siguiente cuadro, nes, y experimentaron una ambulancia automóvil provista que está tomado del número de representaciones y adhede un motor de petróleo de cinco á seis caballos que siones al Congreso de la Federación Regional y de la podía accionar, cuando el coche estaba parado, sobre un publicación periódica de la Unión General de Trabajaproyector luminoso de gran potencia, á favor de cuya dores: intensa luz se podían buscar los heridos sobre el campo SECCIONES SECCIONES de batalla, iluminándose al propio tiempo el interior át REGIONES DÉLA UNION D E LA F E D E R A C I Ó N vehículo, que quedaba transformado de este modo en 15 55 sala de operaciones, llevando además dispuesto en for- Andalucía 10 3 ma conveniente todo el material necesario para la insta- Aragón Asturias 18 1 lación é iluminación eléctrica de un hospital de campaña. Baleares 10 Las experiencias con automóviles fueron repetidas en Castilla la Nueva 91 5 las maniobras del mismo año, concretándose al servicio Castilla la Vieja 42 7 de transporte de hombres y al de comunicaciones. Cataluña 20 36 20 7 Los resultados obtenidos, á pesar de las condiciones Galicia 2 desfavorables en que se realizaron los ensayos, fueron Navarra 2 S 12 satisfactorios en la transmisión de órdenes y de noticias Valencia 57 3 importantes, entre el director de las maniobras, el gran Provincias Vascas Conviene advertir que entre las secciones de la Fedecuartel general y los jefes de las distintas unidades de combate. Prestaron estos servicios ocho automóviles ración hay Federaciones locales y Centros obrero. s, lo presentados por distintas casas constructoras; unos de cual quiere decir que el número de sus secciones es matres ruedas y dos ó tres asientos, y otros de cuatro yor del que aparece en el cuadro. ruedas con cuatro asientos. Como se ve, en Castilla, Vizcaya, Asturias, Navarra, Estas experiencias motivaron que en el presupuesto Galicia, Aragón y Levante, son partidarios del método de 1900 se consignara otro crédito de 175.000 marcos de acción socialista, y Cataluña y Andalucía lo son del para que continuaran los ensayos con automóviles que libertario. Hay excepciones, sin embargo, que el último pudieran emplearse en el transporte de víveres y muni- intento de huelga ha demostrado. En Galicia tienen por suya los libertarios á la Coruciones, señalando el Emperador de sus fondos particulares un premio de 100.000 marcos para el automóvil que, ña, aunque van perdiendo terreno, y en Levante predoen concurso internacional, ofreciera más ventajas en los minan en Murcia y en Alcoy, perdiendo también fuerzas en este último punto. distintos servicios á que pudiera aplicarse en campaña. En cambio los socialistas predominan en Jaén, LinaEn las maniobras de 1900 el éxito obtenido en el empleo de los automóviles fue tan concluyente, que se dis- res, Serranía de Ronda, y aparte las fuerzas que cuenpuso que por el Ministerio de la Guerra se adquirieran tan en Málaga, Sevilla, Córdoba y Almería, van ganansiete automóviles destinados á diferentes servicios milita- do terreno en Andalucía. Otro tanto ocurre en Cataluña. En Mataré, Sitges, res, entre ellos uno de un solo asiento que lleva montaje para un cañón sistema Maxim, con escudos de acero al Calella, Cuenca del Llobregat y otros puntos, predominíquel para proteger el mecanismo y al sirviente contra nan los socialistas. Estos datos explican el desarrollo de los movimientos. las balas del enemigo; otro de dos asientos delante y cuaAparte de estas fuerzas, hay no pocas de carácter indetro detrás, con una mesa escritorio para la colocación de las cartas topográficas y despacho de la correspondencia pendiente y otras influidas por los republicanos. Las primeras están más bien inclinadas al criterio sooficial, y otro destinado á conocer rápidamente en los cialista, y las segundas radican en Granada, Málaga, Jepolígonos de artillería los resultados del tiro. En las maniobras de 1901 aumentaron considerable- rez y Extremadura. No entramos en una larga y demente los modelos presentados á ensayo, la mayor parte tallada- enumeración de poblaciones, pues creemos que basta con lo dicho para conocer en líneas generales el con lisonjero resultado. (En las maniobras imperiales de 1902, el mismo empe- mapa del movimiento obrero en España. JUAN JOSÉ M O R A T O lador Guillermo utilizó un automóvil de dieciséis caba- r m r rraiit; nnniiir rrní i TÍO