Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEAÑO UNO. -NÚMERO 4 CRÓNICA BISEMANAL ILUSTRADA. jy 1 11 1 n A M T p r J jYVJ l l J JJÍ ÜMADR 1 D, 1 DE 1 AGOSTO DE i 9 o3. NÚMERO SU ELTO, 10 CÉNTS 8 antes de ser ministro, vivía de su labor diaria en el periódico. Su trabajo es portentoso. Escribe artículos para diferentes periódicos de París y de los Departamentos, y aún le queda tiempo para ir á la Cámara, pronunciar discursos y formular dictámenes que en todas las materias, pero especialmente en Economía, son siempre admirables. 1- 1 a fallecido en Rochefort el vicealmirante de la Marina francesa M Portier, coman dante en jefe de la escuadra del Mediterráneo. Í -r H- r- ñ i r I i I 1 f V. EL ALMIRANTE POTT 1 ER Y SU AYUDANTE Á BORDO DEL SAINT LOU 1 S M. PELLETAN, MINISTRO DE MARINA, Ad iB DESPACHANDO CON EL JEFE DEL GABINETE, M. TJSSIER Había nacido en 1839 y entró á servir en la Armada el año 1857, ascendiendo en su carrera, hasta que en 1898 alcanzó el grado de vicealmirante. Era uno de los generales más ilustrados y queridos de la Marina francesa. Además de excelente marino era un hábil diplomático. En su larga carrera fue encargado de misiones muy delicadas, especialmente en Creta y después en el Extremo Oriente, donde mandaba las fuerzas navales francesas cuando los sucesos de China. Últimamente recibió el mando de la primera división de la escuadra del Mediterráneo y la orden de zarpar para Marruecos al primer aviso. Era gran cruz de la Legión de Honor. Su muerte ha sido muy sentida. l Ots. Chusseau Fkivicns LA E L E C C I Ó N DEPÍO X 1 A elección del cardenal Sarto para Sumo Pontífice está ya descrita en todos sus detalles. Se sabe ya cómo y cuándo v o taron los eminentes electores; se conoce hasta en los menores detalles la organización de todas las ceremonias. El com plemento de esta información le realiza la fotografía reproduciendo los lugares y las escenas que por telégrafo y por carta se La boda de Camilo Pelletan a Prensa de todas partes se ocupa de la próxima boda del ministro de Marina de Francia, M r Camilo Pelletan, con la señorita Denise, institutriz, de treinta y cinco años, agraciada, esbelta y elegante. Desde 1902 figuraba como profesora en tina escuela de la calle de Moliere. Esta boda ha sorprendido á mucha gente, porque Pelletan es un hombre que ha pasado de la edad de las ilusiones, y es tan desordenado en su manera de ser, que á su costa se han hecho muchos chistes al ser nombrado ministro d e M a rina. Se decía, por ejemplo, que de cualquier ramo podía ser ministro menos de Marina, porque su mayor enemigo es el agua (aludiéndose al desaliño de su persona) y que cuando oía en el teléfono que le decían: Alio, alio, se retiraba asustado creyendo que le decían a i eau, a l eau. Pelletan tendrá todas las cosas que quiera; pero lo que no puede negársele es un talento inmenso, una pluma brillantísima, una palabra de tribuno y una honorabilidad indiscutible, merced á la cual sus radicalismos en política adquieren el prestigio que les da una honradez á toda prueba. Al casarse, sin duda alguna por amor, con una mujer de humilde clase á la que podrá llevar mañana con orgullo á los palacios y aun á las cortes, donde siempre tienen acceso los ministros, no hace más que predicar con el ejemplo sus doctrinas igualitarias y democráticas. Recientemente se habló por los eternos detractores de todo hombre honrado, de inmoralidades en el Ministerio de M a rina, y Pelletan dijo en la Cámara: En cuanto i mí, sólo he de decir que si me inutilizase para el trabajo, mi única renta, tendría que ingresar en- un asilo. En efecto; Pelletan, I han descrito Nuestra fotografía reproduce la Capilla Sixtina momentos antes de empezar el Cónclave. Los doseles de los Cardenales están levantados porque aún son éstos los que tienen la soberanía de la Iglesia; pero cuando el cardenal Sarto fue elegido Papa, dobláronse todos los doseles, excepto el suyo, porque él era ya el único Soberano, Fot Alfieri y Lacroix